aprender a cocinar en familia

Cocinar en familia: una moda sana

La cocina es uno de esos lugares fundamentales del hogar, ahí no solo se preparan diferentes y deliciosas comidas sino que es un espacio en el que toda la familia se une para poner a volar la creatividad al momento de elaborar diferentes platillos. Cocinar en familia es una de esas tradiciones hogareñas que nunca pasan de moda y que hoy en día ha cobrado mucha más fuerza.

Desde hace mucho tiempo la cocina dejó de ser una simple necesidad para convertirse en un verdadero arte, una actividad en el que las personas son capaces de sentirse completamente libres y dejan que sus deseos sean los protagonistas de cualquier creación. Sin embargo, esto cobra mayor fuerza e importancia cuando lo hacemos en compañía de nuestros seres queridos.

Cocinar junto a amigos y familiares nos brinda una amplia gama de beneficios, ya que deja de ser una simple práctica en la que se cosen alimentos, sino que es un instante para fortalecer la comunicación entre todos y en la que cada uno tiene la oportunidad de sorprender a los demás con ideas creativas y deliciosas.

Involucrar a los niños en esta actividad también es muy importante y súper divertido, no solo para ellos sino también para ti. Cuando los pequeños sienten que son tomados en cuenta para participar en planes de adultos se incrementan sus deseos por aprender y demostrar que son capaces de hacer todo lo que se les diga, también es importante dejarlos hacer sugerencias y que su creatividad aflore.

Aprender a cocinar en familia es mucho mejor que aprenderlo a solas o a través de libros o vídeos en internet, pues en familia se siente ese calor hogareño que no encontrarán en ningún otro lugar. Además de ello, se crea en los niños un soporte mucho más sólido en la familia y el vínculo se refuerza cada vez más.

Este aprendizaje lo pueden adquirir desde el hogar o a través de cursos en los que se involucre a toda la familia. Si se realiza en el hogar, una estrategia es colocar un día en específico para cocinar todos juntos, ya sea un sábado en la mañana o un domingo al mediodía, o cualquier otro momento en que todos los miembros del hogar se encuentren presente y puedan participar.

En lo que se refiere a los cursos, hay diferentes escuelas que ofrecen jornadas para toda la familia, las cuales generalmente se llevan a cabo los fines de semana en la mañana y suelen ser muy divertidas, ya que todos aprenden a realizar nuevas recetas y al mismo tiempo la pasan excelente.

Toda la familia a cocinar y divertirse

aprender a cocinar en familiaLa diversión no solo está en los videojuegos, el internet o los paseos, sino que también se encuentra en diferentes espacios del hogar y, precisamente, la cocina es uno de ellos, pues cuando toda la familia se une para realizar uno o varios platillos exquisitos la pueden pasar genial, más aún si se involucran a los más pequeños de la casa y se logra disfrutar de sus ocurrencias.

Los niños tienen una naturalidad que los caracteriza y al incluirlos en las actividades del hogar hacen que todo sea mucho más divertido, el arte de cocinar es para algunos un campo totalmente desconocido y, por ende cuando se les da la oportunidad de descubrirlo lo disfrutan al máximo.

Asimismo, para aquellos niños que ya han tenido la oportunidad de cocinar en familia les resulta una actividad con la que están familiarizados; ellos sienten en sus manos el poder de crear los platos que se van a comer y lo hacen con el mayor amor y la dedicación posible. Aunado a ello, se puede inculcar al mismo tiempo la importancia de una alimentación saludable y los beneficios que le otorga al organismo humano.

En la actualidad existen muchos cursos de cocina para padres e hijos, tal y como se mencionó anteriormente, en los que se imparten diferentes clases súper divertidas en las que no solo aprenden a cocinar, sino que se fomenta la comunicación y el trabajo en equipo. Por lo que si uno de tus deseos como padres o como hijo es mejorar y fortalecer la relación que exista entre sí, no deberías dudar en realizar alguno de estos cursos y si no sabes dónde buscar, pues Kitchen Academy es una gran opción.

Cabe destacar que estos cursos no son solo para padres e hijos, sino que también pueden ser tomados por tíos y sobrinos, o por hermanos mayores y menores, abuelos y nietos, etc., lo más importante de todo esto es cocinar en familia y lograr fortalecer ese vínculo tan preciado que todos adquirimos al nacer.

Una jornada divertida en familia en las cocinas

Los planes familiares pueden ser muy divertidos, más aún si tienen que ver con la cocina y la preparación de platillos deliciosos. Kitchen Academy le ofrece la oportunidad a su público de aprender a cocinar en familia, es una divertida jornada en la que todos pueden participar, desde los más pequeños hasta los más adultos.

En principio, es una actividad que quedará para el recuerdo de todos y que nada en el mundo lo podrá borrar, pues es ese momento en que todos se unirán para aprender a realizar alguna receta y el resultado final lo disfrutarán todos en conjunto, pues cada uno tendrá una grata participación en la preparación del mismo.

Asimismo, es un momento en el que los más pequeños de la casa se sienten satisfechos, no solo por estar participando en actividades de adultos, sino porque en ellos internamente se fortalece el vínculo familiar, haciéndolos sentir que tienen la mejor familia del mundo y que ellos son muy afortunados.

A veces las actividades más simples y rutinarias son las que al final se fijan por completo en los recuerdos de las personas, más aún si se fomentan desde la infancia. Realizar cursos de cocina con los niños es algo que se quedará plasmado en ellos y que al final de la jornada te lo agradecerán.

cocina infantil

Vacaciones de escuela de cocina

Las vacaciones de verano son una de las temporadas más esperadas del año, son casi tres meses en los cuales tienen la posibilidad de jugar, divertirse, entretenerse, conocer nuevos lugares y personas.

El calendario escolar es en muchas familias el que marca el ritmo de trabajo y descanso, ya que los padres aspiran poder compartir esta temporada con sus hijos y así hacer coincidir el período vacacional escolar con el de su empleo.

Pero no siempre es posible hacer coincidir las temporadas vacacionales entre padres e hijos, en ese caso ¿qué haces? No puedes dejar a tu hijo aburrido toda la temporada vacacional, para ello debes buscar alternativas con las cuales tus hijos puedan divertirse y aprender.

La llegada de las vacaciones también puede ser una verdadera pesadilla para los padres que no tienen el tiempo necesario para compartir con sus hijos en este momento del año y requieren entonces una ayuda adicional para hacer que las vacaciones de sus hijos sean momentos inolvidables.

Hay diversas opciones que te permiten mantener a tu hijo entretenido y aprendiendo al mismo tiempo incluso sin salir de tu ciudad, tal es el caso de los padres que eligen las vacaciones de escuela de cocina, esta es una opción ideal para que tus hijos no pasen un verano aburrido.

No todo tiene que ser ir a la playa o a la piscina, hay muchas más cosas que hacer lo que siempre hacen en cada verano, siempre es un buen momento de innovar, de salir de la rutina, de crear nuevas tradiciones vacacionales que vayan más acordes con las tendencias actuales y con la edad de tus hijos.

Septiembre está a la vuelta de la esquina:

Escuela de cocina infantil para potenciar su creatividad

La escuela de cocina infantil es una solución fabulosa para que tus hijos puedan divertirse y aprender en las vacaciones de verano, en ellas tendrán ratos de sana diversión y podrán poner su creatividad a volar.

Inscribir a tus hijos en una escuela de cocina infantil es algo que recordará siempre ya que realiza infinidad de actividades en las cuales pueden pulir las habilidades que tengan aprendidas de casa o desarrollar nuevas habilidades aún sin descubrir.La filosofía de Kitchen Academy

Imagina que inscribes a tu hijo en una escuela infantil de cocina durante el verano y así mientras estás ocupado en tu trabajo él o ella está aprendiendo a preparar deliciosas recetas de la escuela infantil y que al llegar a casa te la puede enseñar, preparar entre todos en la familia o simplemente te cuenta las diversas actividades en su rutina diaria en la escuela. Pequeños detalles hacen grandes cambios, compartir una conversación agradable con tus hijos sobre lo bien que le ha ido en su dia de clases en la escuela infantil hacen que esta actividad tenga un plus adicional que no debes desestimar.

Razones para pasar las vacaciones en una escuela de cocina

A diferencia de los que muchos pueden pensar, la escuela de cocina infantil es mucho más que un simple curso de cocina para niños, esta es una oportunidad de oro para que tu hijo aprenda a comer bien, de forma sana y balanceada sin llegar a aburrirse ni rechazar ningún tipo de alimento que aporta beneficios para su salud y lo mejor, aprenderá de manos de personas especialistas en la materia y terminarán haciéndolo como unos perfectos mini chefs.

La experiencia de formar parte de una escuela de cocina como Kitchen Academy en Madrid, es una oportunidad de oro en la cual aprenderán cómo llevar una dieta sana y balanceada.

Las razones para pasar las vacaciones de escuela de cocina en Kitchen Academy son muchas:

  • Aprenderán el valor del trabajo en equipo mediante juegos y actividades lúdicas relacionadas con la cocina.
  • Compartirán momentos especiales con niños contemporáneos y podrán ampliar su círculo de amigos.
  • Conocerán sobre cocina balanceada y nutritiva.
  • Aprenderán trucos y recibirán consejos de cocina de parte de chefs altamente calificados.
  • Conocerán recetas de la escuela infantil con las cuales sorprenderán a familiares y amigos.

Un padre responsable y comprometido vela siempre por el cuidado y atención de su hijo, eso es lo que reciben en la escuela infantil de cocina y en los campamentos de verano de Kitchen Academy, una atención de primera calidad, responsable y segura, así mientras usted está en el trabajo puede estar tranquilo de que su hijo se encuentra en las mejores manos aprendiendo y disfrutando de una sana diversión.

Todo lo que hemos aprendido este curso

Aprenden mientras se divierten, refuerzan sus habilidades sociales y culinarias. Son variadas las actividades porque ir a una escuela de cocina en vacaciones no solo se circunscribe a estar alrededor de una mesa y la estufa, hay actividades de diversa índole que pueden realizar para pasar un día muy entretenido.

Actividades al aire libre

Campamentos de VeranoSi bien no es el tema principal de la jornada, es un elemento fundamental en la escuela de cocina, por sobre todas las cosas en Kitchen Academy se tiene el firme propósito de contribuir a un sano y completo desarrollo del niño, no todo es cocina ni estudio, por eso entre una actividad de cocina y otra se les permite realizar actividades al aire libre.

Juegos y actividades divertidas son parte de la programación, incluso a mediodía tienen programada una hora y media de juegos en el parque para que en ese momento puedan drenar sus energías, son niños y es bien sabido que necesitan hacer un poco de actividad física, correr, brincar y así despejar su mente, sin perder el norte de la escuela pero teniendo en cuenta sus edades y su condición de niños.

En este momento de distracción tienen la oportunidad de interactuar de manera más informal con otros niños, esto ayuda a fortalecer su autoestima, a sociabilizar con sus semejantes y hasta formar pequeños grupos de amigos unidos con el mismo fin: la cocina.

Preparación de Desayuno

Esta es una de las actividades centrales de cocina, en ella tienen la posibilidad de conocer las diferentes opciones para combinar alimentos y así poder tener un desayuno saludable y balanceado.

El desayuno es el alimento más importante del día ya que les permite tener energía para afrontar las diferentes actividades que les esperan, la forma más  divertida de aprender esto es llevando a la práctica las explicaciones que reciben en las clases, por eso los niños podrán preparar sus jugos, panes, galletas, bebidas lácteas y hasta unas deliciosas magdalenas.

Taller de repostería

La preferida de todos: la repostería. Podrán aprender y poner en práctica recetas de la escuela infantil, realizando los más deliciosos dulces de la mano de los chefs más capacitados que usted encontrará en una escuela de cocina para niños.

La guinda del pastel de diversión que tienen sus niños en Kitchen Academy es que a media mañana pueden degustar los postres que preparen en el taller de repostería.

Taller de Cocina

Esta es la pieza central de las actividades, aquí son felices los apasionados de la cocina, ya que reciben una clase de verdadera cocina profesional con todas las de la ley.

En esta actividad podrán preparar un menú completo con primero y segundo plato, sano, equilibrado y balanceado.

Mamá: ¡Quiero hacer las recetas de la televisión!

Cocinar en familia ha sido una tradición milenaria que se conserva aún en la actualidad. Ahora bien, el interés por la cocina y por la preparación de platos exquisitos ya no es solo cuestión de adultos. Ésta práctica se ha popularizado entre los más pequeños de la casa e incluso entre los adolescentes. Aunque siempre pueden aprender de la experiencia de los adultos, existe otra alternativa perfecta en la cual podrán mejorar sus capacidades o destrezas en esta área, se trata de la novedosa escuela de cocina infantil.

En este tipo de escuela contarán con el asesoramiento de profesionales en la materia, donde aprenderán a cocinar como chefs de alto nivel, y adquirir la formación necesaria para convertirse en emprendedores y futuros empresarios, si es que quieren hacer de esta actividad una profesión.

Ahora bien, llevar a cabo esta actividad en familia representa una excelente opción al momento de compartir más tiempo con nuestros hijos, además puede convertirse en un espacio ideal para aumentar su confianza y potencial, sea cual sea su proyecto. De igual manera, se fomenta una comunicación efectiva en la que podemos acercarnos más a ellos, en esa etapa tan importante de sus vidas.

Ya sea al cocinar en familia o adquiriendo competencias en la escuela de cocina infantil, nuestros hijos se verán beneficiados al interesarse en esta maravillosa actividad, que les deparará en un futuro cercano desde hermosos recuerdos, aprendizajes útiles y momentos únicos que resultan de compartir experiencias. Son actividades ventajosas desde todo punto de vista.

Una de ellas es que nuestros hijos podrán desarrollar un nivel de consciencia respecto a la importancia de seguir una dieta balanceada y sana, para cuidar de su salud. Por otra parte, al explorar en la cocina, descubrirán una gran cantidad de alimentos que probablemente desconocían e incluso aprenderán a escogerlos, así como también a incluirlos de manera adecuada en las recetas.

Pedagogía y cocina

Después de la experiencia educativa, lo más probable es que su interés por cocinar en familia, aumente. Por lo tanto, estarían ganados para colaborar, en cierto modo, con las tareas del hogar, ya sea ayudando con preparaciones sencillas como una ensalada o con la limpieza de los ingredientes. De igual manera, pueden perder el temor o rechazo por determinados alimentos que no estaban dispuestos a probar antes de entrar a la escuela de cocina infantil  o antes de querer aprender a cocinar.

La moda de cocinar

El creciente interés por llevar una vida más sana y equilibrada ha sido el principal motivo de la popularidad de la cocina en los últimos años. Una vida agitada, el variable ritmo de la ciudad, el colegio, las tareas del hogar y el cuidado de la salud, han sido factores que han influenciado el aumento de la práctica culinaria en los padres y, ahora, en los hijos.

Ciertamente, bien sea por colaborar en la realización de estas actividades en casa o por la necesidad de adquirir independencia para cuando llegue el momento de sentirse preparados para irse de casa, nuestros hijos han mostrado interés por aprender a cocinar por sus propios medios. Esta realidad puede verificarse en las redes sociales, donde el acceso de los chicos a este tipo de medios de información, muestra públicamente su interés por la práctica gastronómica, al visitar, cada vez con mayor frecuencia, páginas y secciones donde se realizan estas actividades.

En estos medios se publican diariamente, platos novedosos que a la vez representan un espectáculo para la vista y, por ende, despiertan el deseo por aprender a prepararlos. Postres, sopas, ensaladas, comidas bajas en grasa, platos a base de fibra y vegetales, preparaciones veganas, exóticas y poco conocidas, se pueden visualizar de manera constante en diversos perfiles manejados por personas de diferentes edades y culturas.

Así que, si cocinar se ha convertido en una tendencia mundial, hacerlo de manera saludable es aún más importante, pues, junto a la práctica regular del ejercicio físico son dos actividades que se han asociado, definitivamente, con una mejor y más larga vida.

Programas de televisión que fomentan la cocina

Mamá, ¡Quiero hacer las recetas de la televisión!

¿Se te hace familiar esta frase? Es posible que desde temprana edad, los consentidos de la casa se sientan atraídos por aprender a cocinar y actualmente son comunes los programas de televisión dedicados a enseñar e incentivar la práctica de tan útil actividad. De hecho, existen numerosos de estos programas de televisión alrededor del mundo, para todas las edades, en diferentes idiomas y con miles de recetas para poner en práctica, así como también, diversas técnicas de preparación de comidas que van desde lo más básico y sencillo hasta lo más complicado y estrambótico.

Dado este nuevo interés, desde hace varios años las cadenas de televisión han incluido en su programación estos espacios educativos como algo primordial y, a la vez, como una técnica de marketing muy efectiva, con la cual es muy posible que aumente su audiencia. Además, ha sido una gran fuente de trabajo en la que los profesionales de la cocina han hecho de un pasatiempo, una de las actividades con mayor demanda en la sociedad actual.

En España, se han dado a conocer algunos programas muy populares dedicados a la cocina. Están hechos para todos los gustos, bien sea en forma de reality o con un formato competitivo, algunos basados en una modalidad muy popular conocida como street food, en el cual varios camiones de comida rápida o food trucks, liderizados por cocineros profesionales o aficionados,  recorren la ciudad de Madrid mostrando sus habilidades y la variada gastronomía de la cultura española.

Mamá: ¡Quiero hacer las recetas de la televisión!Otro gran ejemplo de programas de televisión que fomentan la cocina, que se ha convertido en uno de los preferidos de grandes y pequeños de la casa, además de que se ha expandido por varios países, son aquellos que tienen como finalidad, encontrar al mejor cocinero amateur del país. Si estás considerando participar, solo tienes que tener mucha dedicación y pasión por la cocina y postularte.

Lo mejor de todo es que este famoso programa, tiene una edición para los niños  (Junior), en la cual además de tener la opción de participar, tus hijos podrán aprender a preparar deliciosos platos y, de igual manera, comprenderán la importancia de practicar la competencia sana y divertida.

Pasar tiempo con nuestros hijos

Las Matemáticas y los ingredientes de cocina

Las matemáticas, forman parte de nuestra vida cotidiana. Generalmente las usamos de manera inconsciente y no le damos el valor que merecen. Una de esas áreas de nuestra vida donde la incluimos a cada momento, es la cocina.

En la práctica de esta actividad es imprescindible que manejemos los conceptos básicos de la matemática para poder preparar con éxito una receta. Los cursos de cocina representan una perfecta oportunidad para iniciar y transmitir los conocimientos básicos de matemáticas a nuestros hijos, por lo que puede ser una de esas actividades extraescolares que contribuyen a fortalecer conocimientos. .

Colegios que vienen a cocinar

Como una actividad novedosa e interactiva, Las Matemáticas y los ingredientes de cocinalos colegios que van a cocinar están garantizando que los más chicos entiendan algunos conceptos matemáticos que resultan abstractos si no se enseñan con material concreto y algo de práctica, facilitando así la comprensión de varios contenidos que verán en la escuela. La matemática está involucrada directamente con la cocina, en todas sus fases: desde la planificación de la receta que vamos a realizar, el presupuesto que se gastará en los ingredientes,  la compra de los ingredientes, la medida de cada ingrediente necesario, si vamos a hacer algún ajuste según la cantidad de porciones que queremos y la preparación de dicha receta.

Cocinando aprendemos a multiplicar y dividir

En la preparación de recetas, obligatoriamente llevamos a cabo operaciones básicas de la matemática como sumar, restar, multiplicar, dividir, fracciones, medidas y sus respectivas conversiones, además que ayuda a desarrollar el pensamiento lógico-matemático a través de la solución de problemas, pues, en muchas ocasiones debemos ajustar las recetas para poder preparar las porciones deseadas.

  • Por ejemplo, al calcular el presupuesto aproximado que vamos a gastar en los ingredientes, sumamos los precios de cada uno de ellos. Cuando nos van a dar el vuelto luego de haber realizado la compra, realizamos una resta.
  • Si la receta que aparece en internet sirve para preparar solo 2 porciones y necesito preparar 10, se realiza una multiplicación y por el contrario, si la receta familiar sirve para realizar 8 porciones pero solo queremos preparar 2, debemos dividir los ingredientes que indicaba la receta originalmente.

Matematicas, Lógica y La Cocina

En los últimos dos ejemplos, además, se ejercita el pensamiento lógico- matemático, lo que les ayuda a comprender y agilizar la resolución de problemas tanto matemáticos como de la vida cotidiana.

  • Por otra parte también se trabaja con medidas y fracciones. Así que, dependiendo de la receta, la misma puede ser expresada en tazas, cucharadas, gramos, mililitros, entre otros, según indique. Por ejemplo: ½ taza de harina de trigo (media taza de harina de trigo) o 1 Lt de leche (1 litro de leche).

Una vez conocidos los beneficios que pueden obtenerse con estas actividades extraescolares, niños, jóvenes y adultos, deben aprovechar la oportunidad de compartir estas experiencias, pues, de esta manera involucramos a los niños y niñas en las actividades del hogar, aumentando su autoestima, lo que lo ayudará también a valorar y participar de los quehaceres hogareños.

La Historia y la Cocina

Tanto la cocina como la matemática, forman parte de nuestras vidas desde tiempos inmemoriales. Estas dos disciplinas, con el pasar del tiempo han sufrido múltiples cambios, sin embargo es importante acotar, que la matemática no siempre estuvo tan involucrada como ahora, en los alimentos que ingerían los humanos, debido a que al principio de los tiempos no se cocinaba. El hombre primitivo, se alimentaba de cualquier fruto que encontraba en el camino. No fue sino tiempo después, que al observar otros animales cazando sus presas para alimentarse, que nuestros antepasados se convirtieron en carnívoros.

Posteriormente, descubrieron que podían sazonar la comida. A las frutas las lavaban en agua de playa para quitar la tierra y fue así como descubrieron las diferentes mezclas de sabores  que se pueden conseguir al mezclar alimentos con agua salada y con algunas hierbas. Con el pasar del tiempo, el ser humano descubrió el fuego, y procedieron a cocinar las carnes, pescados y frutos que obtenían de la naturaleza.

 

Al igual que la evolución de la sociedad humana, la cocina también lo hizo. Esto se debe a que se descubrieron nuevos alimentos, nuevas herramientas para cocinar y otras formas de conservar la comida. La alimentación dejó de verse como una necesidad y pasó a ser un festín de sabores. Los romanos realizaban fiestas solo para honrar la comida por lo que permanecían en constante búsqueda de nuevos animales, hierbas y bebidas para así poder realizar mezclas poco usuales y darle un buen gusto al paladar.

Según los libros de la época, en el año 90 a.c. existió un hombre llamado “Apicius”, quien se dedicaba a escribir libros de la buena vida y excelentes comidas. Exigía a los cocineros comidas sofisticadas. En vista de sus exigencias, fue en esta época cuando apareció el primer condimento a base de tripas de pescado. A este Sr. se le atribuye la creación del primer libro de cocina titulado “de re coquinaria” donde explicó algunas recetas, las cuales estaban clasificadas en aves, carnes y verduras.

De esta manera, la matemática ya comienza a observarse en las recetas que se plasmaron en los libros de esa época, debido a que para que una receta resultara exitosa, debe cumplir rigurosamente con las medidas indicadas en la misma. Si una medida no se cumple al momento de estar realizando la preparación de la comida, como por ejemplo la cantidad de harina o el tiempo de cocción, probablemente esta quede diferente a lo establecido en la receta.

En fin, las recetas son simples fórmulas que nos ayudan a preparar deliciosas comidas si seguimos las instrucciones al pie de la letra. No se recomienda llevar a cabo recetas haciendo un cálculo aproximado de lo que puede llevar la preparación que tanto quiero hacer, porque esto puede representar una gran pérdida de dinero. Es preferible investigar la receta y ajustarla a las necesidades, a través del pensamiento lógico matemático. De esta manera existen mayores probabilidades de conseguir una receta exitosa, los niños refuerzan sus conocimientos matemáticos y todos pasan un rato bien ameno, tanto en la cocina como a la hora de comer.