Cocina y aprendizaje de los niños

Aunque parezca difícil de creer para algunas personas, la cocina, bien utilizada, puede ser una excelente estrategia para generar en nuestros hijos, un aprendizaje significativo en diferentes áreas, como por ejemplo, física, química, ciencias de la naturaleza, salud y hasta matemáticas. Para los más pequeños de la casa, cocinar puede ser una actividad muy entretenida y un momento de calidad que pasarán en familia.

Al involucrarlos en este proceso, se darán cuenta de la relación que existe entre varias áreas del conocimiento con la vida cotidiana, además comprenderán la importancia que tiene consumir una cierta variedad de frutas y verduras con frecuencia, porque  poco a poco van conociendo su valor nutricional y cómo cada uno de ellos puede ayudar a darle un toque de sabor a las recetas.

Como bien sabrás, cocinar no solo involucra mezclar ciertos alimentos para realizar una preparación, sino que también requiere de hacer las compras de los ingredientes necesarios y saberlos escoger. Al asistir a una escuela de cocina infantil, tu hijo o hija no solo aprenderá algunas recetas de memoria, sino que aprenderá  otras cosas como de dónde provienen los ingredientes seleccionados, como por ejemplo carnes, frutas, verduras y de qué modo deben escogerse estos alimentos.

Si ya conocen los números y saben leer podrán, por ejemplo, revisar las fechas de caducidad y deducir si están o no en buen estado, lo que resulta un buen ejercicio de gimnasia cerebral.

Y por si fuera poco, también se desarrolla la psicomotricidad fina. En la cocina es necesario medir, pesar, tomar ingredientes de diferentes tamaños, usar rodillos, batir  y, con supervisión, utilizar tijeras y cuchillos.

Al día de hoy, con la facilidad que tenemos de conseguir información a través de las redes sociales acerca de prácticamente cualquier cosa que nos llame la atención, es común, que los padres se mantengan actualizados sobre el proceso de desarrollo y crecimiento de sus hijos y de las maneras en que pueden estimularlos para desarrollar, de manera eficaz, sus destrezas y habilidades. Estimular el aprendizaje de los niños a temprana edad mediante la cocina, es algo que se ha puesto de moda, dados los beneficios que aporta.

De hecho no es de extrañar que consigas cerca de tu comunidad alguna escuela de cocina infantil, campamentos en los que se dediquen solo a actividades relacionadas a la cocina y hasta competencias transmitidas por televisión en las que los más chicos se roban el protagonismo con recetas cada día más innovadoras.

Al invitar a los niños a participar en la preparación de comidas o inscribirlos en una escuela de cocina, comprenden la importancia de ayudar con los quehaceres del hogar y seguir normas, pues, aunque cocinar es considerado un arte y una actividad entretenida, también puede resultar agotador hacer la limpieza luego de haber preparado alguna deliciosa comida. Sin mencionar que es una actividad que fortalece la autoestima de nuestros niños y niñas al sentirse partícipes de todo lo que sucede en el hogar y darse cuenta de lo que son capaces de hacer y entender.

 Aprendiendo en nuestra Escuela de Cocina

Tomar la decisión de inscribir a tu pequeño o pequeña en una escuela de cocina infantil, no solo garantizará que te preste ayuda en la preparación de las comidas diarias del hogar, sino que su rendimiento escolar mejorará indudablemente. Al cocinar deben tener claros, algunos conceptos matemáticos y con el tiempo y la práctica podrán ser capaces de comprender con facilidad conceptos hasta de física y química, los cuales podrán facilitar la preparación de algunos platos.

La cocina es una experiencia vivencial, que permite al chico o la chica experimentar con diferentes texturas, colores, sabores y si esto lo acompañamos de la edad idónea en la que niños y niñas absorben y son capaces de adquirir conocimientos significativos con facilidad, estaremos asegurándoles un futuro prometedor.

En una escuela infantil les enseñan a nuestros hijos muchísimas cosas, que nosotros como padres en ocasiones no sabríamos como explicar. Por otro lado, es común que en una escuela infantil le enseñen a chicos y chicas algunos conceptos que al no ser acompañados de una experiencia vivencial que resulte significativa para ellos, no son más que conceptos abstractos almacenados en la mente de nuestros pequeños, que podrán entender con el pasar del tiempo.

La comunidad educativa, reconoce la debilidad que existe al no acompañar ciertos aprendizajes con experiencias que puedan generar en el estudiante un aprendizaje significativo, el cual le pueda servir en un futuro para solucionar problemas de la vida diaria. Además, se sabe que una de las actividades extracurriculares más completas que pueden ayudar a explicar los conceptos más abstractos, es la cocina, y al no contar con una materia que pueda ayudar a resolver esta problemática, se ve con regularidad visitas de colegios a la escuela de cocina infantil más cercana.

Estas visitas han resultado un éxito rotundo, porque no hay nada más emocionante para un estudiante que salir de la rutina del colegio para hacer algo que no esté relacionado solo con cuadernos, lápices y apuntes.

Nuestro equipo - Kitchen AcademyEsta actividad, además de ser un complemento perfecto para la educación académica de los más chicos del hogar, les permite desarrollar la creatividad e imaginación que se encuentran dentro de sus potencialidades. Al ser chicos y vivir esta nueva experiencia surgirán muchas dudas, lo cual no debe tomarse como un inconveniente, todo lo contrario, es la oportunidad ideal para expandir sus conocimientos y, al estar participando activamente en la cocina, podrán sacar sus propias conclusiones, lo que difícilmente podrán olvidar, recuerda que los niños son como unas esponjas, absorben toda la información que se encuentre en su entorno.

Al tocar, imaginar, crear, darle participación en el proceso, usar diferentes instrumentos, se estimulan y ejercitan diferentes destrezas tanto físicas como mentales que harán que el infante obtenga conocimientos que quizás, en algún momento dudaste que pudiese entender a tan temprana edad.

Así que si tu pequeña o pequeño, tiene la más mínima curiosidad por la cocina, no dudes en inscribirle en una escuela de cocina infantil e invitarle a ayudarte a preparar algunas recetas.

La alimentación en la infancia

La alimentación de los más pequeños de la casa es un tema delicado y además, importante. Desde el embarazo, la madre debe alimentarse muy bien para que el bebé pueda crecer y desarrollarse dentro del útero (recuerda que se están formando todos sus órganos y huesos) a través de la absorción de los nutrientes que poseen los alimentos ingeridos por su madre. De esta manera podrá ser un bebé saludable, lo que garantizará que el niño tenga una vida sana.

Sin embargo, no es solo en el embarazo cuando las madres deben preocuparse por la correcta alimentación de sus hijos, sino también desde el momento en que llegan al mundo, ya que el proceso de crecimiento y desarrollo no acaba una vez terminado el embarazo. Una vez que nacen continúan su desarrollo y es por eso que, mantener una nutrición saludable en nuestros hijos juega un papel fundamental en su crecimiento.

nutrición saludable

La importancia de la alimentación a edades tempranas

Inscribir a los niños en una escuela infantil de cocina les va a permitir adquirir conocimientos acerca de la importancia de tener una nutrición saludable y entender el porqué se deben consumir ciertos alimentos que, de no poseer estos conocimientos, probablemente no comerían. La escuela de cocina en Madrid es una excelente oportunidad para que los niños aprendan a cocinar, no solo porque aprenden el valor nutricional de los alimentos, sino que también aprenden buenos hábitos alimenticios y además esta actividad ayuda a los niños a fortalecer muchos conocimientos que han aprendido en la escuela regular o aprender nuevas cosas.

¿Qué debemos saber sobre nutrición y niños?

De la alimentación dependen factores que influirán directamente en la vida de nuestros niños, como por ejemplo, el aprendizaje, la conducta y su salud. Se debe tener muy presente que no solo es importante lo que se come, sino cómo se come. En otras palabras, además de que debemos escoger un menú balanceado para nuestros hijos, también debemos educarlos para que tengan buenos hábitos alimenticios.

En la actualidad, se ha perdido el interés por mantener hábitos de alimentación saludable por parte de la población adulta, por lo que sus hijos tampoco aprenden hábitos para tener una alimentación balanceada. Los niños aprenden estos hábitos de su entorno familiar, esto quiere decir, que si sus padres no mantienen un horario y una dieta saludable, el niño tampoco podrá alimentarse de manera correcta. En otros casos, se observa que los adultos le proporcionan al infante solo la comida que estos desean, generando carencia de otros nutrientes que necesitan.

Estas carencias no van a generar en el niño una desnutrición severa, pero sí se va a observar una carencia de nutrientes, que puede generar problemas de aprendizaje, de conducta o hasta de salud como por ejemplo obesidad o hasta diabetes a una edad temprana. Los alimentos que generalmente faltan en la dieta de los niños que viven en zonas industrializadas, son las frutas, verduras y pescados, pudiéndose observar deficiencias de vitamina D, ácido fólico y zinc.

Escuela de Cocina: Una inversión de Futuro

Los problemas que pueden llegar a tener nuestros hijos por presentar deficiencias de estos nutrientes pueden ser obesidad, sobrepeso, anemia y caries en los dientes.

Si desde que nuestros hijos están pequeños los motivamos y enseñamos, a través del ejemplo, a mantener buenos hábitos alimenticios estaremos propiciando en ellos una vida saludable tanto en su infancia como en la edad adulta, ayudando a prevenir enfermedades cardiovasculares, cáncer y obesidad.

En la escuela de cocina en Madrid te ayudamos en la tarea de enseñar a tus hijos qué cantidad de nutrientes poseen los alimentos, cuánta cantidad debemos ingerir aproximadamente al día, cómo podemos combinar los alimentos para preparar una comida balanceada y tener buenos hábitos alimenticios.

Nutrición saludable para los peques

Un niño que consuma una alimentación adecuada tendrá suficiente energía para poder procesar con facilidad los conocimientos que adquiere a diario en la escuela primaria y también será capaz de realizar actividades físicas, lo que a su vez también genera múltiples beneficios.

Algunos de los alimentos que nuestros pequeños deben consumir regularmente en su dieta son:

  • Frutas:

Se sabe que las frutas tienen una gran cantidad de vitaminas, fibras y azúcares, además, son geniales para nuestros hijos porque la mayoría tiene un sabor agradable. Sabiendo esto, es importante que los niños consuman tres o más piezas al día.

  • Verduras:

Al igual que las frutas, son una fuente de vitaminas, fibras, minerales y antioxidantes. La mejor forma de aprovechar estos alimentos, es ingerirlos crudos, por lo que lo ideal es que nuestros niños coman ensaladas a diario.

  • Lácteos:

La leche, el queso, el yogurt fresco y sus demás derivados contienen una gran cantidad de proteínas, vitaminas (D, B2 y B12) y calcio. Se recomienda que los niños ingieran de 2 a 4 porciones al día.

  • Carnes:

Las carnes son una excelente fuente de proteínas, minerales (hierro, potasio, fósforo y zinc) y vitamina B12. Se recomienda ingerirlos diariamente.

Las carnes que vienen en embutidos deben ser ingeridas ocasionalmente, debido a que contienen gran cantidad de grasas saturadas y colesterol.

  • Pescados y mariscos:

Contienen una gran cantidad de proteínas, ácidos grasos, omega 3, vitamina D y yodo. Es importante que los niños consuman este alimento durante su crecimiento. La recomendación es que deben ingerirlo de 3 a 4 veces por semana.

  • Huevos:

Proporcionan una gran cantidad de proteínas de alta calidad, vitamina A, B12 y D, y algunos minerales. Es recomendable que los niños consuman de 3 a 4 huevos a la semana debido a su nivel nutricional.

  • Cereales:

 Contienen proteínas, vitaminas y minerales. Existen diferentes tipos de cereales como el arroz, el trigo, el maíz y la avena, entre otros. Estos son la base de nuestra alimentación, por lo que se deben consumir de 4 hasta 6 raciones diarias.

Además de los alimentos anteriores, no debemos olvidar el consumo de agua. El cual es esencial para la vida humana. Un niño debe ingerir aproximadamente 2 litros de agua al día.

No cabe duda que una escuela infantil de cocina es una de las mejores opciones para ayudar en el correcto crecimiento de los niños ya que, como se puede apreciar, la alimentación de nuestros pequeños es primordial para que puedan desarrollarse y tener una vida plena.

ARROZ A LA MADRILEÑA

arroz a banda

ARROZ A BANDA