1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Actividades para los días sin cole

Actividades para los días sin cole

Los días sin cole pueden suponer un problema para los padres que sí tienen que trabajar y no tienen a nadie que se haga cargo de sus hijos. Pero no tienen por qué ser un dolor de cabeza. Es posible convertir el problema en oportunidad para que en los días no lectivos, los niños realicen actividades que complementen su formación y desarrollo.

Existe una gran variedad de actividades para días sin cole que aportan beneficios a los pequeños: deportes, teatro, idiomas, música y cocina son solo parte de las múltiples opciones.

Beneficios de realizar actividades diferentes a las rutinarias en los días sin cole:

  • Los peques mejoran su capacidad para relacionarse con los demás al compartir el tiempo libre con otros niños en una actividad entretenida y que les gusta.
  • Desarrollan competencias para el trabajo en equipo y la organización.
  • Refuerzan los valores de respeto, compañerismo y tolerancia.
  • Aprenden mientras se divierten.
  • Se relajan pasando un día distinto, se liberan del estrés cotidiano.
  • Emplean el tiempo libre en una actividad productiva.
  • Los niños son estimulados a descubrir una afición o vocación. Quizás después de una actividad en un día sin cole querrán practicarla como actividad extraescolar permanente.

¿Qué hacer los días sin cole?

En la selección de la actividad para los días sin cole tienes que contar con la opinión de tus hijos. Preséntales una serie de opciones, explícales las ventajas de cada una de ellas, y descríbeles todo lo que podrán hacer para pasar un día diferente y divertido.

Lo más importante a la hora de escoger es que la actividad sea productiva. Es decir, que deje una enseñanza positiva en el niño, ya sea a nivel social, físico, emocional o cultural. Un día sin cole no debe ser un día perdido. Debes hacer que valga la pena que tu peque pase la jornada no lectiva haciendo una actividad que enriquezca su desarrollo como ser humano.

Son muchas las actividades que los peques de la casa pueden escoger para disfrutar los días no lectivos. Algunas de las opciones son:

  • Hacer un taller de cocina para pasárselo bien y aprender a cocinar recetas y el valor de la buena alimentación.
  • Quedarse el día en un museo para hacer un taller artístico, dibujar, pintar y conocer las exposiciones.
  • Realizar una excursión a un parque para jugar, disfrutar de la naturaleza y aprender del ambiente y su conservación.
  • Hacer una actividad deportiva, un día de entrenamiento o un minicampamento para aprovechar los días sin cole seguidos.
  • Realizar un curso de idiomas que los estimule a continuar aprendiendo una lengua diferente.
  • Pasar el día no lectivo en un parque de atracciones, disfrutando de los juegos y actividades guiadas.
  • Visitar un museo de ciencias para estimular los sentidos y aprender.
  • Practicar senderismo o escalada, aprendiendo la técnica y valores como la cooperación y sostenibilidad.
  • Hacer jardinería para aprender sobre las plantas y los insectos.

Todas estas actividades tienen en común que buscan fomentar valores en los niños, formarlos en un área específica y proporcionarles diversión en los días no lectivos. Además, cumplen con el objetivo de facilitarles a los padres la conciliación entre su responsabilidad laboral y el tiempo libre de sus hijos.
¿Quieres buscar una actividad extraescolar diferente?

Cocinando en los días no lectivos

Una de las mejores actividades para los días sin colegio es realizar un taller de cocina. Si tu hijo ha estado interesado durante mucho tiempo en aprender a cocinar, los días no lectivos son la gran oportunidad para que pueda iniciarse en la cocina. La cocina proporciona innumerables beneficios a los niños. Los ayuda a conocer los alimentos a y valorar la importancia de la buena alimentación para su salud y crecimiento.

En la cocina los niños desarrollan su motricidad fina y su coordinación, además entienden en la práctica conocimientos de matemática, física y química. En un taller de cocina los niños refuerzan valores como el respeto y la tolerancia, y robustecen sus habilidades para comunicarse y trabajar en equipo.

Aprendiendo a cocinar en una clase, los niños tendrán la oportunidad de hacer nuevos amigos, personas con las que comparten el gusto por la cocina. En la escuela de cocina los peques aprenderán sobre las técnicas culinarias, el valor nutricional de los alimentos y cómo seguir paso a paso una receta. Conocerán cómo manejar los utensilios de cocina de forma segura y siguiendo las normas de higiene.

La cocina es también un espacio para que los niños aumenten la confianza en sí mismos, fortalezcan su autoestima y adquieran sentido de la responsabilidad e independencia. También aprenderán el valor de la organización y la planificación para lograr un objetivo, en este caso, hacer una deliciosa receta. Estudiando cocina en un día sin cole, los peques se acercarán a nuevos sabores, aromas y texturas y se atreverán a probar alimentos que quizás antes no les llamaban la atención.

Un día sin cole en Kitchen Academy

En los días no lectivos en Kitchen Academy, los niños están desde las 8 hasta las 16 horas, aprendiendo a cocinar, jugando y divirtiéndose. Será un día intenso en el que no habrá tiempo para el aburrimiento. Los niños vivirán una jornada plena de aprendizaje y entretenimiento, conociendo cómo preparar recetas y la importancia de la alimentación saludable, así como fortaleciendo valores.

La preparación del desayuno dará comienzo a la jornada, y se enfatizará lo esencial que es comenzar el día con una comida nutritiva y llena de energía. Los niños conocerán cómo hacer combinaciones ricas y diferentes para desayunar. A media mañana los niños harán un taller de repostería, y al mediodía tendrán que elaborar el menú del día. Cocinarán lo que van a comer ese día, lo que supondrá todo un reto para los peques. Fuera de la cocina, los niños serán guiados por monitores en dinámicas lúdicas para divertirse entre una y otra actividad de cocina.

Sin duda que aprovechar los días no lectivos en una clase de cocina es una buena decisión para que los niños se diviertan y adquieran herramientas que les servirán toda la vida.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *