alimentación

Qué bien come mi niño

Algunos padres pueden jactarse de la alimentación de sus niños; otros por el contrario ven en la alimentación de los pequeños un verdadero dolor de cabeza. Es una especie de batalla eterna entre los padres con niños que logran una alimentación regular y aquellos que aún no lo logran.

Sin embargo no es una cuestión que no tenga solución, se trata de ir un paso delante de los pequeños y  de poner en práctica algunos métodos persuasivos como por ejemplo los cursos en nuestras Escuelas de Cocina Infantil, en donde enseñamos a los niños el valor de comer de todo, para estar saludables, no solo durante la infancia, sino también en la edad adulta.

Leer más

7 hábitos alimenticios que no puedes olvidar

La alimentación es fundamental para el óptimo desarrollo humano y la conservación de una buena salud, por ello es tan importante mantener una dieta equilibrada en la que se puedan encontrar todos los nutrientes que el organismo necesita, tales como: minerales, vitaminas, proteínas, etc. Es por ello que en este artículo encontrarás algunos tips sobre todo lo que tiene que ver con la buena alimentación, los cuales te serán de gran ayuda para desarrollarte en cualquier escuela de cocina en Madrid.

En la infancia mucho más importante

En el caso de los niños esto recobra mucha más fuerza, ya que ellos se encuentran en pleno desarrollo, por ende necesitan ingerir una mayor cantidad de nutrientes, o por lo menos los más necesarios. De hecho se ha comprobado científicamente que una buena alimentación desde la infancia ayuda a prevenir la aparición de enfermedades que suelen afectar a la mayoría de los seres humanos cuando llegan a ser adultos, pues éstas empiezan a desarrollarse desde temprana edad si no se toman las medidas necesarias para prevenirlas.

Es en característica que identifica a los niños donde resalta la escuela de cocina infantil, pues no solo enseña a los más pequeños de la casa a cocinar, sino que también los orienta sobre la importancia de una buena alimentación, no solo para ellos que se encuentran en pleno desarrollo, sino también cómo mantenerla a lo largo de la vida.

otros talleres de cocina

Los padres tienen un rol protagonista en todo este proceso, pues son ellos los que tienen la tarea de enseñar a sus pequeños a alimentarse de una forma correcta, sin embargo esto puede resultar un poco complicado si los padres no tienen el conocimiento adecuado, para ello pueden optar por los diversos cursos de cocina en Madrid, Albobendas y Getxo como los que ofertamos en Kitchen Academy, donde aprenderán a preparar exquisitos platos y adquirirán conocimientos alimenticios.

¿Tienes buenos hábitos alimenticios?

En primer lugar, es necesario entender lo que se conoce como hábito, lo cual no es más que el resultado de alguna actividad o acción que un individuo realiza frecuentemente, pero de forma totalmente inconsciente, es decir, ya lo hace por instinto o costumbre. Ahora bien, cuando se habla de hábitos alimenticios nos referimos a aquellos que tienen que ver principalmente con la alimentación de la persona, en ello influye los alimentos que consume, cómo los prepara y las horas en que los ingiere.

Cuales son unos buenos hábitos alimenticios

Los buenos hábitos alimenticios son aquellos que te proporcionan beneficios a ti y tu organismo, hacen que estés mucho más saludable; mientras que los malos hábitos alimenticios suelen traer consecuencias negativas, como enfermedades y desestabilidad emocional y social. En nuestras escuelas de cocina le damos una gran importancia a los hábitos alimenticios y ayudamos a las personas a adquirirlos de una manera sumamente deliciosa.

Por esa razón, a partir de ahora te mostraré cuáles son esos 7 hábitos alimenticios que no puedes olvidar y los cuales te ayudarán a mantener una vida mucho más sana.

7 hábitos alimenticios que no puedes olvidar

  1. Haz 5 o 6 comidas diarias: muchas personas creen que solo bastan con hacer las 3 comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) es suficiente, sin embargo se olvidan de la importancia de las meriendas entre cada comida, pues lo ideal es que un individuo se alimente cada 3 horas en pequeñas porciones, de esta manera el metabolismo funciona con el ritmo que corresponde. Este es uno de los hábitos más importantes que destaca la escuela de cocina infantil, pues es necesario educar al organismo y el metabolismo desde temprana edad.
  2. Hidratación: es de vital importancia mantener el cuerpo bien hidratado y esto se logra ingiriendo 2 litros de agua diarios; así como también jugos naturales sin azúcar, tés o infusiones.
  3. Utiliza la pirámide de alimentos: en la pirámide de alimentos se indica detalladamente los alimentos que se deben consumir a diario y las porciones correspondientes, de esta manera no caerá en excesos.
  4. Ingesta de fibras, frutas y verduras:hábitos alimenticios las frutas y verduras se caracterizan por ser altamente nutritivas y lo mejor es que son 100% naturales, así mismo el consumo de alimentos ricos en fibras ayudan a mantener un buen funcionamiento del sistema digestivo. En este aspecto destaca la Dieta Mediterránea, la cual es una de las más aplicadas en la escuela de cocina en Madrid y en otras latitudes europeas, pues es el origen de esta reconocida dieta.
  5. Cocina ligera: esto se refiere a preparar los alimentos de la manera más natural posible, libre de grasas y exceso de salsas. Lo ideal es preparar la comida a la plancha o al vapor, los alimentos se cocinan mucho mejor y es mucho más saludable.
  6. Evitar la comida rápida y los restaurantes: es importante que evites por completo consumir alimentos precocinados, pues por lo general contienen muchas grasas saturadas y calorías. Del mismo modo, evitar asistir con frecuencia a restaurantes, ya que en estos lugares no suelen cuidar las porciones y sirven más de lo correspondiente.
  7. Disfruta la comida: aunque parezca algo irrelevante, no es así. Disfrutar lo que se come incide en el organismo, por ello se recomienda comer lento y tranquilamente; así como en un lugar adecuado, sentado y libre de ruidos molestos.

Seguir al pie de la letra todos estos hábitos alimenticios ayudará a mantener una buena alimentación, y por ende, preservar la salud.

Lo que los nutricionistas recomiendan

En la actualidad los nutricionistas tienen una gran importancia para la sociedad, pues en sus manos está el futuro de la humanidad y tratar de que cada día sean más las personas que opten por llevar un estilo de vida saludable cuidando sus hábitos alimenticios.

En este aspecto, los expertos de la nutrición recomiendan que más allá de seguir una dieta específica al pie de la letra, lo más importante es que los individuos entiendan e internalicen la importancia que tiene llevar una buena alimentación y el cómo esto lo ayudará a tener una buena salud, pues este es el primer paso para lograr cambiar por completo el estilo de vida.

Del mismo modo, les sugieren a las personas educarse lo más que puedan en todo lo que se refiere a la buena alimentación, pues el tener un amplio conocimiento de la teoría, los ayudará a desempeñar una buena práctica. Por ello, no está de más unirse a los diferentes cursos de cocina en Madrid, en los que aprenderá a preparar sus alimentos de una manera correcta, saludable y sumamente exquisita.

Roscón de Reyes

Roscón de Reyes, colofón de la Navidad más dulce

Sin lugar a dudas el roscón de reyes es el colofón de la época más dulce del año, la Navidad. Pero, ¿de dónde viene la costumbre del Roscón de Reyes? ¿Tiene algo que ver con la visita de los Magos de Oriente al Portal de Belén? Todas estas y otras dudas acerca de este espectacular dulce las vamos a desgranar en la entrada de hoy. ¿Nos acompañas? Si hace unas semanas le dedicamos el Blog a las cenas de nochebuena, hoy le toca al dulce que finaliza estas festividades.

El origen del Roscón de Reyes

Pues como en muchas ocasiones la tradición cristiana bebe de fuentes paganas. Es lógico, la aparición del cristianismo se da en un entorno pagano en pueblos dominados por el Imperio Romano. Dos siglos antes de Cristo, los trabajos agrícolas que finalizaban a mediados de diciembre, tenían una celebración pagana conocidas como “las Saturnales”. Estas celebraciones se dedicaban en honor a Saturno que era el Dios de las cosechas. Se festejaba el momento del paso de la oscuridad del año al inicio de un periodo de luz. En esa época el calendario marcaba que el año se terminaba en el mes de febrero.

Las Saturnales

En aquella época los trabajos del campo se dejaban en su mayor parte a los esclavos. Las Saturnales eran el momento del año en el que se dejaba “libertad” a los esclavos. Esto es que no tenían que trabajar la tierra y podían dedicarse al ocio. Algo que sí nos conecta con esos tiempos es que las celebraciones precisaban de comidas. En estos festejos una torta a base de miel y con frutos secos e higos en su interior, era el plato más popular. Según avanzaba el tiempo esa costumbre de la torta fue variando, hasta introducir en ella un haba. Las habas eran tomadas como símbolo de fertilidad y prosperidad. Así al que la encontraba en la torta se le auguraba un resto del año prospero.

De la torta de los esclavos al Roscón de Reyes

Curiosidades de la vida, de un alimento de fiesta para esclavos a postre de Reyes… Cuando el Cristianismo dejó de ser perseguido por el Imperio Romano y adoptado como religión propia, algunas costumbres paganas se asimilaron en su tradición. Así ocurrió con la torta de las Saturnales, siendo en Francia donde más arraigo tuvo. Los aristócratas galos y su casa Real adoptaron la tradición de comer en familia el postre, que de la formula original de torta paso a algo más cercano a lo que hoy degustamos. Era todo un acontecimiento, las familias perseguían saber quién iba a ser el afortunado como “le Roi de la fave”. El Rey del Haba para aquel que tuviese la suerte de encontrarla en su porción.

Un cocinero en el siglo XVIII introdujo una nueva costumbre en el Roscón de la casa Real francesa. Para que el rey Luis XV estuviese contento, con apenas cinco años había heredado la corona, introdujo en el roscón una moneda de oro. De tal forma que lo que todo el mundo buscaba desde ese momento era la moneda y no el haba. De ser el haba lo que te hacía “Rey por un día”, pasó a ser ninguneada. Según algunos relatos históricos la moneda no fue tal, sino algo más escandaloso, pero lo importante es que lo que fuese fue el precursor de las figuritas actuales.

El roscón en España

La relación entre Francia y España ha sido siempre de un amor odio… Por eso unos y otros nos hemos imitado al tiempo que nos hemos dedicado improperios. Todo eso sazonado con conflictos bélicos, nos han hecho unos vecinos singulares. La tradición de comer roscón ya se practicaba en España. Pero el Rey Felipe V introdujo la ocurrencia gala de la moneda como premio. Relegando el encontrarse el haba con algo negativo. De la moneda se pasa con el tiempo a la figurita de cerámica.

Hay quien apunta que incluso desapareció la costumbre de incluir el haba en el roscón. Pero en el Siglo XIX se impuso la tradición de comer este postre en la fiesta de Reyes. Alrededor de ese momento familiar se crea la tradición de que aquel al que le toca la figurita será coronado como “Rey de la fiesta”. Y al que le toca el haba deberá correr con el pago del Roscón de Reyes. De hecho se solía nombrar al “afortunado” como el “tonto del haba”, que pasó a ser “tontolaba”.

En resumidas cuentas…

Hoy pocos nos libraremos de comer Roscón de Reyes, y más de uno lo hará pensando “madre mía voy a reventar de tanto comer, la próxima Navidad….” Y nos volveremos a engañar pensando que las siguientes Navidades comeremos menos y con más tiento. Nosotros hoy podríamos haber hablado de que éste es quizás el postre más brutal de todas las Navidades, pero ¿quién quiere amargar un día tan mágico? Seguid disfrutando de la magia y de la ilusión infantil…

Roscón de Reyes

alimentos picantes

5 alimentos que producen insomnio

Todos sabemos lo importante que es dormir lo suficiente cada día para que nuestro organismo esté sano y nuestro cerebro procese toda la información recopilada durante el día. Dormir las horas necesarias y tener un descanso profundo y de calidad es importantísimo para la memoria y la inteligencia, por ello no debemos consumir ciertos alimentos que producen insomnio y sobre todo no consumirlos poco antes del momento de acostarnos puesto que podrían interferir negativamente en nuestros descanso.

Hoy mostraremos 5 alimentos que producen insomnio:

1. Alimentos con cafeína. El café, la Coca Cola,… la cafeína es uno de los principales elementos que consiguen mantenernos despiertos y alerta, por ello debemos evitarla durante las últimas horas del día antes de irnos a dormir.

2. Ginseng. El té de ginseng o los alimentos con ginseng tiene sustancias que estimulan el sistema nervioso. Por ello si tenemos ganas de tomar una bebida caliente antes de dormir es preferible que optemos por infusiones relajantes como son la manzanilla, la valeriana o la tila, entre otras.

3. Alimentos picantes. En la medida de lo posible debemos intentar evitar el picante en las cenas, sobre todo si cenamos tarde, ya que los alimentos picantes suelen dar problemas de reflujo gastroesofágico y esto deriva en digestiones pesadas que pueden quitarnos el sueño y hacer que nos sintamos mal si intentamos dormir con acidez y ardores en el estómago.

4. Bebidas alcohólicas. El alcohol es un elemento desestabilizador que nos produce deshidratación y que reduce la calidad del sueño ya que interfiere negativamente en el sueño REM. Debemos evitar beber alcohol en exceso siempre ya que no es nada beneficioso para nuestra salud, pero sobre todo si vamos a acostarnos justo después de la ingesta, puesto que estaremos asegurando un sueño poco reparador.

5. Alimentos fermentados o añejos. Muchos quesos, el pescado ahumado, los embutidos… existen muchos alimentos que contienen tiramina, un aminoácido que estimula el cerebro y que se encuentra en los alimentos añejos o fermentados, y que produce insomnio. Debemos evitarlos, por ejemplo sustituyendo un queso curado o el queso azul por otros tipos más suaves como pueden ser la mozzarella o el queso de Burgos.

Sigue estos consejos y dormirás con un bebé ¡Felices sueños!

beneficios dieta mediterranea

Beneficios de la Dieta Mediterránea para nuestra salud

¿Qué es la Dieta Mediterránea?

La dieta mediterránea no es más que un patrón alimentario basado en los alimentos típicos de la agricultura de las zonas con clima mediterráneo, sobre todo hablamos de España, Italia, Croacia, Chipre y Grecia, entre otros.

Alimentos clave en la dieta mediterránea

Así, son claves alimentos como el aceite de oliva, el vino, los frutos secos (almendras, nueces, castañas,…), el pescado y el marisco (sardina, anchoa, merluza, sepia, calamar, gambas, cangrejo…), las verduras y hortalizas (tomate, berenjena, alcachofa, aceitunas, pimiento…), las frutas (sandía, uvas, albaricoques, higos,…), las legumbres (habas, lentejas, garbanzos, judías…), los cereales (pasta, arroz…), las carnes blancas y las especias (romero, perejil, albahaca…).

Los beneficios de combinar la dieta mediterránea con ejercicio frecuente son múltiples para la salud, tanto es así que según varios estudios las poblaciones que hacen mayor uso de la dieta mediterranea tienen menor tasa de enfermos de cáncer que aquellos países de América del Norte y Europa del Norte que en general suelen consumir más grasas saturadas, azúcar, alimentos precocinados y comida rápida.

La combinación de los alimentos presentes en una dieta mediterranea equilibrada contribuye a mantener sano el corazón y el riñón y ayuda a controlar el peso, por lo que es utilizada por muchas personas alrededor del mundo con obesidad que desean reducir su peso y mejorar su salud, ya que además es una dieta muy rica en vitaminas y fibra. También es una dieta que se asocia a la fertilidad y a un menor deterioro cognitivo en la vejez, por lo que .

Es una dieta perfecta para todo tipo de personas, desde la infancia, no obstante hay que tener cuidado puesto que es una dieta en la que suele faltar el hierro y el calcio, por lo que no debemos olvidar incluir ciertos alimentos más escasos en la dieta mediterranea como son las carnes rojas y los lacteos.

Pero lo importante no es sólo qué comemos, sino también cómo comemos, y en eso las costumbres de los países del sur de europa en general también “ganamos” con respecto a las costumbres del norte. Comemos sentados, tomándonos el tiempo necesario y sin prisas, hábitos que ayudan a que la digestión sea mejor y se reduzca el estrés.

 

 

miel natural beneficios

Beneficios de la miel en la dieta infantil

Los beneficios de la miel en la dieta infantil son muchos, pero es un alimento contraindicado en algunos casos concretos:

  • Niños menores de 1 año: La miel puede contener esporas de la bacteria clostridium botulinum, por eso se aconseja que los bebés no la tomen ya que les puede provocar botulismo, aunque es inocua en adultos y niños más mayores.
  • Personas con diabetes: Los niños y los adultos diabéticos podrían tener problemas en sus índices glucémicos tras consumir miel, por ello es aconsejable que la eviten en la medida de lo posible.

Por lo demás, la miel natural es un alimento muy saludable y aconsejable para una dieta equilibrada. Éstos son algunos de los beneficios de la miel para los niños:

  • Mejora las funciones cerebrales y la salud de los huesos: Algunos estudios científicos aseguran que la miel ayuda a absorber y fijar el calcio, un mineral imprescindible para un buen funcionamiento cerebral que además también es clave en el buen desarrollo de los huesos, sobre todo en la edad de crecimiento.
  • Estimula nuestras defensas: La miel es un importante estimulante de nuestro sistema inmunológico, ya que tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas, por eso no sólo es buena para comerla sino también en tratamientos para la piel. No es de extrañar que sea tan utilizada para tratar casos de acné.
  • Solución contra el estreñimiento: La miel estimula la flora intestinal y actúa como un laxante suave natural.
  • Reduce el estrés y ayuda a dormir: ¡Cuántos niños se van a la cama después de tomar un vaso de leche con miel! ¿Verdad? No es de extrañar, ya que esta es una de las propiedades de la miel más conocidas. La melatonina que nuestro cuerpo produce tras consumir miel ayuda a regular el ritmo cardiaco y producir una placentera sensación de relajación.
  • Aliado contra el resfriado, la tos y el dolor de garganta: Sus antioxidantes y propiedades antibacterianas (que comentábamos antes), además de sus propiedades curativas ayudan a mejorar los síntomas del resfriado, de la tos y del dolor de garganta, entre otros.

La miel es un alimento con alto contenido nutricional que contiene minerales como son el calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, zinc, fósforo y el potasio; también contiene ácidos orgánicos (sobre todo ácido acético y ácido cítrico); vitaminas B, C, D y E; y también antioxidantes (flavonoides y fenólicos).

¡Su consumo con moderación es altamente recomendable! Aquí te dejamos una receta con miel que estamos seguros de que te encantará: Delicias de Salmón con Miel

chucherias

Cómo prevenir la diabetes infantil

Hace años se pensaba que la diabetes era sólo cosa de adultos, pero hoy sabemos que la diabetes infantil está muy presente y lo grave es que su aparición es cada vez mayor. Los factores de riesgo pueden ser múltiples: ambientales, genéticos,… por ello es recomendable seguir una serie de pautas básicas con el fin de mantener a nuestros hijos sanos y lejos de la diabetes:

  • Hacer ejercicio frecuente. Parece algo lógico, pero con el “enganche” a las tecnologías de las últimas generaciones, nuestros niños se han vuelto más sedentarios que los de las generaciones anteriores, con la grave consecuencia de un aumento preocupante del número de niños con problemas de peso.
  • En la medida de lo posible hay que intentar dar el pecho a nuestros hijos, en vez del biberón, ya que la leche materna contiene multitud de beneficios para su salud, como por ejemplo la creación de defensas naturales en edades tempranas que ayudarán a evitar la diabetes infantil.
  • Aumentar su consumo de frutas y verduras, ya que suelen ser alimentos fundamentales para mantenerse sanos que quedan algo relegados en su alimentación diaria. En este artículo de Kitchen Academy te damos algunos trucos para que tu hijo se coma la verdura. En cualquier caso, nunca debemos poner a nuestro hijo a hacer dieta sin la supervisión de un nutricionista profesional, ya que podríamos cometer errores sin saberlo que afectaran a un correcto desarrollo del niño.
  • Reducir el consumo de grasas y azúcares procesados. Este punto es clave, por ello hay que prestarle especial atención. Intentemos sustituir la bollería industrial, las chuches, los fritos, etc. por alimentos ricos en vitaminas y minerales que aporten algo bueno al organismo. Siendo originales, conseguiremos que nuestros niños no vean los “alimentos sanos” en alimentos con poco sabor o aburridos. Si vives en Madrid, tenemos cursos de cocina para adultos que te podrían ayudar a mejorar en este aspecto, no te los pierdas.

 

 

  • Control médico. Sin llegar a convertirnos en padres hipocondriacos, sí debemos llevar un control sobre la salud de nuestros hijos y hacerles chequeos rutinarios en el pediatra cada cierto tiempo, sobre todo en casos en los que existen precedentes familiares con esta enfermedad.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad ¡Gracias de antemano por tus comentarios!

Trucos para que tu hijo se coma la verdura

La batalla típica a la hora de comer: a tu hijo no le gustan las verduras y cuando se las encuentra en el plato, comienza a poner muecas, jugar con la comida, quejarse e incluso llorar. No desesperes, es algo muy frecuente que ocurre en casi todas las familias con niños pequeños (y no tan pequeños). Hoy vamos a ayudarte y darte sencillos trucos para que tu hijo se coma la verdura.

No le presiones y le obligues a la fuerza

Si el niño no se siente cómodo comiendo verduras, el hecho de presionarle, enfadarnos con él, gritarle, pelearnos, presionarle o amenazarle no hará que el niño acabe queriendo comer verduras ¡Al contrario! Muy probablemente acabe cogiendo aversión a ellas y las connotaciones negativas hacia las verduras aumentarán de forma exponencial para él. Podría incluso tenerle miedo al momento en el que intuya que va a tener que comer verduras y por lo tanto volver a pelearse y enfadarse contigo. Sabemos que es difícil, pero el proceso no es rápido y debemos hacerle saber al niño que le respetamos.

Lo primero, llénate de paciencia e intenta hacer del momento de comer verduras algo positivo, agradable e incluso divertido.

Trucos verdura niñosCocina divertida con verduras

Prueba a hacer recetas divertidas con verduras (puedes ver un ejemplo aquí), combinar colores (no un plato todo verde) e incluso crear dibujos con la comida. Te animamos también a cocinar con tu hijo y que así se sienta más cercano a todos esos alimentos y se sienta orgulloso del trabajo conseguido. Comienza por introducir las verduras que más le gusten (tomate, lechuga, berenjena, zanahoria…) y poco a poco ir descubriéndole sabores nuevos (acelgas, brócoli, espinacas, puerros…).

Para que él se sienta aún más involucrado, consigue un libro de recetas con verduras e invítale a que él elija qué receta cocinar (de entre las que tú le propongas, según tus preferencias de tiempo e ingredientes). Existen algunos libros de cocina para niños específicos para fomentar el consumo de frutas y verduras, si puedes opta por uno de éstos, ya que los “libros para niños” suelen ser bastante más divertidos y bonitos que “los libros de mayores”.

Eres su ejemplo a seguir

Los niños aprenden por imitación, por ello es tan importante ver que sus referencias adultas son los primeros que quieren comer verduras y disfrutan con ello. Así que evita decir cosas negativas sobre alguna verdura o fruta, aunque no te guste. Tú eres su modelo a seguir y confiará en aquello que le digas, aunque eso no significa que esté de acuerdo.

Pasar tiempo con nuestros hijos

No dejes de ofrecerle verduras

Aunque sepas perfectamente que te va a decir que no, no dejes de ofrecerle verduras “¿Te pongo un poquito más?” “¿Te apetece repetir?“. Muchos estudios han ratificado que una mayor exposición a un alimento, aumenta su aceptación de forma progresiva por parte del niño. De tanto verlo, acabará por conocerlo y por sentirlo menos ajeno y extraño.

Un truco muy bueno es conseguir que la transición desde que el niño lo prueba por primera vez hasta que lo acepta, sea menos traumática y más suave, es transformarlo en puré, presentarlo en trocitos pequeños, mezclarlo y esconderlo entre otros alimentos. Poco a poco, lo iremos mostrando hasta que finalmente el niño se convenza de que es algo bueno y está bueno.

Es importante que después de comerse el plato, le preguntemos si le ha gustado y de ser así, ya le contemos qué alimentos se ha comido, así se dará cuenta de que no hay nada malo en estas verduras que al principio tanto le disgustaban.

chocolate pros y contras

Pros y contras del chocolate

El chocolate… ese alimento tan deseado por muchos en todo el mundo, que frecuentemente se asocia a la gula y al sobrepeso, pero también al placer. En el artículo de hoy veremos los pros y contras del chocolate, para que seas tú mismo quien valore si mantenerlo o no en tu dieta.

Ventajas de comer chocolate

El chocolate tiene muchas bondades tanto anímicas como a nivel físico ¡Pero cuidado! No es bueno todo el chocolate; para sacar partido a estas ventajas debemos elegir un chocolate que contenga al menos un 50% de cacao. Olvida hoy mismo el chocolate blanco y el chocolate con leche, y elige el chocolate negro más puro, el que mayores beneficios nos otorga.

  • Lo primero a destacar es su gran poder antidepresivo, no es de extrañar que regalar bombones de chocolate sea un típico símbolo de cariño, aprecio y buenos deseos. Al segregar serotonina nos hace sentirnos calmados en situaciones tensas, pero además segrega endorfinas que actúan en nuestro cerebro liberándonos del estrés y subiendo nuestro ánimo.
  • Mejora la capacidad de concentración, más que el café y que el té negro.
  • Es un alimento que sacia nuestra hambre y reduce la ansiedad.
  • Es una fuente rica en almidón, grasas saludables, proteínas, vitamina A, ácido fólico, fibra y antioxidantes.
  • Ayuda a la circulación sanguínea.
  • En dosis moderadas ayuda a mejorar el síndrome de fatiga crónica.
  • Reduce la tensión arterial, por lo que puede considerarse un aliado de las personas hipertensas.
  • Ayuda a reducir el colesterol.
  • Es rico en magnesio y es una fuente de energía perfecta para deportistas.
  • Pero además es un alimento muy rico en polifenoles compuestos, que poseen propiedades antioxidantes, lo cuál ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro.
  • También contiene hierro, que evita la anemia y refuerza nuestro sistema inmunológico.

Desventajas de comer chocolate

Si en vez de optar por chocolate negro con alto porcentaje en cacao, optamos por chocolates más grasos, como los chocolates con leche y sobre todo el chocolate blanco, tendremos que despedirnos de la mayoría de las ventajas que hemos citado. Aún así, el chocolate negro también contiene algunas desventajas que mostramos a continuación.

  • La principal desventaja es su alto contenido en grasas y carbohidratos, que en cantidades abundantes o en una dieta poco equilibrada podrían contribuyen al sobrepeso. En niños este hecho es especialmente grave, por ello debemos acostumbrar a nuestros hijos a elegir el tipo de chocolate adecuado y también a moderar su consumo. No es aconsejable comer más de una onza al día, sobre todo en el caso de los niños.
  • Consumido en exceso puede producir migrañas.
  • Puede ser perjudicial en caso de diabetes.
  • En el caso de los chocolates con azúcares refinados, no sólo no reducen la tensión arterial sino que incluso podrían contribuir a aumentarla ¡Cuidado con qué tipo de chocolate escogemos!

 

leche infantil

La importancia del calcio en la alimentación infantil

El calcio es un nutriente imprescindible para las personas ya que juega un papel fundamental en el desarrollo de los huesos. Por ello se convierte en un elemento que no debe faltar en la dieta de los niños, ya que es en esta etapa cuando nuestros huesos crecen y se fortalecen. La importancia del calcio en la alimentación infantil es indudable y por ello, los padres somos los responsables de que a nuestros hijos nunca les falte en las cantidades necesarias.

Además, en el caso de las niñas y de las adolescentes, el calcio resulta clave en la prevención de la osteoporosis que suele aparecer en la menopausia.

Establecer unos mínimos en edad temprana asegurará que nuestros dientes y huesos se desarrollen correctamente y lleguemos a la edad adulta con salud.

¿Qué alimentos contienen un alto porcentaje de calcio?

  • Los lácteos. La leche, el queso, el yogur… y en general, todos aquellos alimentos creados a partir de la leche son ricos en Calcio, no es de extrañar que sea nuestro primer alimento al nacer. Con 2 vasos de leche al día aseguramos que nuestros niños tengan en su dieta la cantidad diaria recomendada de calcio, pero también de fósforo y vitaminas A, B y D, que necesitan para crecer fuertes y sanos. Lamentablemente, según recientes estudios sobre alimentación infantil, hasta un 30% de los menores de 3 años no consumen las cantidades necesarias de calcio al día, lo que aumenta enormemente el riesgo de desarrollar problemas de salud relacionados con los huesos.
  • El brócoli, la col rizada y el repollo chino.
  • El huevo.
  • Los pescados con espinas blandas comestibles: La sardina, el salmón, etc.
  • El lenguado y el besugo.
  • Las espinacas y en general la mayoría de verduras.
  • Las lentejas.
  • Los garbanzos.
  • La leche de soja y de arroz.
  • El tofu.
  • El zumo de naranja.

La Vitamina D y el calcio

Pero no debemos olvidar que para que nuestro organismo absorba correctamente el calcio de los alimentos necesitamos una cantidad de vitamina D adecuada. Nuestro cuerpo es capaz de producir vitamina D de forma natural cuando nos exponemos al Sol, pero también hay alimentos ricos en esta vitamina como son: Muchos pescados grasos (los arenques, el salmón, la caballa, la sardina, el atún…), el aceite de hígado de pescado, las ostras, el caviar, la soja, los huevos, los hongos y las setas, etc.

¿Cuanta cantidad de calcio deben consumir los niños?

Por edades, los niños deben consumir aproximadamente estas cantidades de calcio:

  • Los niños de 1 a 3 años necesitan unos 500 mg de calcio al día.
  • Los niños de 4 a 8 años necesitan unos 800 mg al día.
  • Los niños de 9 a 18 años necesitan unos 1,300 mg de calcio al día.

Esperamos haberte ayudado a conocer un poquito más la importancia del calcio en la alimentación infantil y te pongas manos a la obra para que no falte en la dieta de tus hijos. En nuestra escuela Kitchen Academy aportamos nuestro granito de arena y nos esforzamos para que nuestros alumnos aprendan todo esto y mucho más sobre nutrición ¡Síguenos en nuestras redes sociales!