1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Baño María

Qué vas a encontrar...

Utilidad

El baño María es un método para cocinar de forma indirecta los alimentos. Esto permite tener mayor control sobre lo que se esté cocinando. La cocción al baño María está especialmente indicada para aquellas sustancias que no soportan bien el calor intenso.

Es una técnica de cocción lenta que permite que lo que vamos a cocinar adquiera una temperatura suave, uniforme y constante, esto quiere decir que todas las partes del líquido o sólido van a tener el mismo grado de calor. Suele utilizarse tanto en postres (para derretir chocolate y mantequilla) como en salsas, púdines o cremas.

Proceso

1. Llenar un cazo con agua aproximadamente por la mitad (dependiendo del tamaño del recipiente escogido). Es posible utilizar otros líquidos, como el aceite, pero es más recomendable el agua, ya que es más barato y además se sabe que la temperatura del alimento que vayamos a calentar no superará los 100ºC.

2. Colocar el alimento dentro de un recipiente (un cazo más pequeño que el que contiene el agua por ejemplo) e introducirlo en el cazo con el agua. Dependiendo de la comida que vayamos a calentar, se puede hacer a contacto o a seco.

  • A contacto es cuando el recipiente que contiene el alimento esta sumergido en el agua hirviendo, de esta forma la temperatura será más alta. Esta forma está indicada para comida que ya está hecha o algunos tipos de salsa.
  • A seco es cuando el recipiente no llega a tocar el agua, por lo que la temperatura es más baja y la cocción más lenta. Este modo es más adecuado por ejemplo para derretir chocolate.

3. Colocar el cazo con agua en el fuego y esperar a que el agua empiece a hervir. Hay que tener en cuenta que el agua, al estar hirviendo, se irá evaporando, por lo que habría que echarle más cantidad si vemos que se está acabando.

4. Cuando la comida esté a la temperatura deseada, se haya derretido el chocolate o la mantequilla, o la salsa esté hecha, apagar el fuego y retirar el cazo del mismo. Sacar el recipiente del agua con las medidas de prevención precisas para evitar quemaduras. El agua que haya quedado en el cazo se puede volver a utilizar para calentar más comida o hacer otras elaboraciones al baño María. Si no se va a utilizar más, es mejor dejar que se temple un poco y después desecharla, ya que seguirá muy caliente aunque hayamos apagado ya el fuego

Viste también estos artículos...

  • BatirBatir Utilidad y Proceso Batir es la acción de revolver de forma rápida y enérgica con […]
  • AmasarAmasar Utilidad y Proceso El amasado es un proceso utilizado en la fabricación de pan o masa […]
  • Sellar ArrozSellar Arroz Utilidad Sellar quiere decir dorar un alimento rápidamente por todos sus lados. En el […]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *