Trucos para que tu hijo se coma la verdura

La batalla típica a la hora de comer: a tu hijo no le gustan las verduras y cuando se las encuentra en el plato, comienza a poner muecas, jugar con la comida, quejarse e incluso llorar. No desesperes, es algo muy frecuente que ocurre en casi todas las familias con niños pequeños (y no tan pequeños). Hoy vamos a ayudarte y darte sencillos trucos para que tu hijo se coma la verdura.

No le presiones y le obligues a la fuerza

Si el niño no se siente cómodo comiendo verduras, el hecho de presionarle, enfadarnos con él, gritarle, pelearnos, presionarle o amenazarle no hará que el niño acabe queriendo comer verduras ¡Al contrario! Muy probablemente acabe cogiendo aversión a ellas y las connotaciones negativas hacia las verduras aumentarán de forma exponencial para él. Podría incluso tenerle miedo al momento en el que intuya que va a tener que comer verduras y por lo tanto volver a pelearse y enfadarse contigo. Sabemos que es difícil, pero el proceso no es rápido y debemos hacerle saber al niño que le respetamos.

Lo primero, llénate de paciencia e intenta hacer del momento de comer verduras algo positivo, agradable e incluso divertido.

Trucos verdura niñosCocina divertida con verduras

Prueba a hacer recetas divertidas con verduras (puedes ver un ejemplo aquí), combinar colores (no un plato todo verde) e incluso crear dibujos con la comida. Te animamos también a cocinar con tu hijo y que así se sienta más cercano a todos esos alimentos y se sienta orgulloso del trabajo conseguido. Comienza por introducir las verduras que más le gusten (tomate, lechuga, berenjena, zanahoria…) y poco a poco ir descubriéndole sabores nuevos (acelgas, brócoli, espinacas, puerros…).

Para que él se sienta aún más involucrado, consigue un libro de recetas con verduras e invítale a que él elija qué receta cocinar (de entre las que tú le propongas, según tus preferencias de tiempo e ingredientes). Existen algunos libros de cocina para niños específicos para fomentar el consumo de frutas y verduras, si puedes opta por uno de éstos, ya que los “libros para niños” suelen ser bastante más divertidos y bonitos que “los libros de mayores”.

Eres su ejemplo a seguir

Los niños aprenden por imitación, por ello es tan importante ver que sus referencias adultas son los primeros que quieren comer verduras y disfrutan con ello. Así que evita decir cosas negativas sobre alguna verdura o fruta, aunque no te guste. Tú eres su modelo a seguir y confiará en aquello que le digas, aunque eso no significa que esté de acuerdo.

Pasar tiempo con nuestros hijos

No dejes de ofrecerle verduras

Aunque sepas perfectamente que te va a decir que no, no dejes de ofrecerle verduras “¿Te pongo un poquito más?” “¿Te apetece repetir?“. Muchos estudios han ratificado que una mayor exposición a un alimento, aumenta su aceptación de forma progresiva por parte del niño. De tanto verlo, acabará por conocerlo y por sentirlo menos ajeno y extraño.

Un truco muy bueno es conseguir que la transición desde que el niño lo prueba por primera vez hasta que lo acepta, sea menos traumática y más suave, es transformarlo en puré, presentarlo en trocitos pequeños, mezclarlo y esconderlo entre otros alimentos. Poco a poco, lo iremos mostrando hasta que finalmente el niño se convenza de que es algo bueno y está bueno.

Es importante que después de comerse el plato, le preguntemos si le ha gustado y de ser así, ya le contemos qué alimentos se ha comido, así se dará cuenta de que no hay nada malo en estas verduras que al principio tanto le disgustaban.

Pros y contras del chocolate

El chocolate… ese alimento tan deseado por muchos en todo el mundo, que frecuentemente se asocia a la gula y al sobrepeso, pero también al placer. En el artículo de hoy veremos los pros y contras del chocolate, para que seas tú mismo quien valore si mantenerlo o no en tu dieta.

Ventajas de comer chocolate

El chocolate tiene muchas bondades tanto anímicas como a nivel físico ¡Pero cuidado! No es bueno todo el chocolate; para sacar partido a estas ventajas debemos elegir un chocolate que contenga al menos un 50% de cacao. Olvida hoy mismo el chocolate blanco y el chocolate con leche, y elige el chocolate negro más puro, el que mayores beneficios nos otorga.

  • Lo primero a destacar es su gran poder antidepresivo, no es de extrañar que regalar bombones de chocolate sea un típico símbolo de cariño, aprecio y buenos deseos. Al segregar serotonina nos hace sentirnos calmados en situaciones tensas, pero además segrega endorfinas que actúan en nuestro cerebro liberándonos del estrés y subiendo nuestro ánimo.
  • Mejora la capacidad de concentración, más que el café y que el té negro.
  • Es un alimento que sacia nuestra hambre y reduce la ansiedad.
  • Es una fuente rica en almidón, grasas saludables, proteínas, vitamina A, ácido fólico, fibra y antioxidantes.
  • Ayuda a la circulación sanguínea.
  • En dosis moderadas ayuda a mejorar el síndrome de fatiga crónica.
  • Reduce la tensión arterial, por lo que puede considerarse un aliado de las personas hipertensas.
  • Ayuda a reducir el colesterol.
  • Es rico en magnesio y es una fuente de energía perfecta para deportistas.
  • Pero además es un alimento muy rico en polifenoles compuestos, que poseen propiedades antioxidantes, lo cuál ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro.
  • También contiene hierro, que evita la anemia y refuerza nuestro sistema inmunológico.

Desventajas de comer chocolate

Si en vez de optar por chocolate negro con alto porcentaje en cacao, optamos por chocolates más grasos, como los chocolates con leche y sobre todo el chocolate blanco, tendremos que despedirnos de la mayoría de las ventajas que hemos citado. Aún así, el chocolate negro también contiene algunas desventajas que mostramos a continuación.

  • La principal desventaja es su alto contenido en grasas y carbohidratos, que en cantidades abundantes o en una dieta poco equilibrada podrían contribuyen al sobrepeso. En niños este hecho es especialmente grave, por ello debemos acostumbrar a nuestros hijos a elegir el tipo de chocolate adecuado y también a moderar su consumo. No es aconsejable comer más de una onza al día, sobre todo en el caso de los niños.
  • Consumido en exceso puede producir migrañas.
  • Puede ser perjudicial en caso de diabetes.
  • En el caso de los chocolates con azúcares refinados, no sólo no reducen la tensión arterial sino que incluso podrían contribuir a aumentarla ¡Cuidado con qué tipo de chocolate escogemos!

 

La importancia del calcio en la alimentación infantil

El calcio es un nutriente imprescindible para las personas ya que juega un papel fundamental en el desarrollo de los huesos. Por ello se convierte en un elemento que no debe faltar en la dieta de los niños, ya que es en esta etapa cuando nuestros huesos crecen y se fortalecen. La importancia del calcio en la alimentación infantil es indudable y por ello, los padres somos los responsables de que a nuestros hijos nunca les falte en las cantidades necesarias.

Además, en el caso de las niñas y de las adolescentes, el calcio resulta clave en la prevención de la osteoporosis que suele aparecer en la menopausia.

Establecer unos mínimos en edad temprana asegurará que nuestros dientes y huesos se desarrollen correctamente y lleguemos a la edad adulta con salud.

¿Qué alimentos contienen un alto porcentaje de calcio?

  • Los lácteos. La leche, el queso, el yogur… y en general, todos aquellos alimentos creados a partir de la leche son ricos en Calcio, no es de extrañar que sea nuestro primer alimento al nacer. Con 2 vasos de leche al día aseguramos que nuestros niños tengan en su dieta la cantidad diaria recomendada de calcio, pero también de fósforo y vitaminas A, B y D, que necesitan para crecer fuertes y sanos. Lamentablemente, según recientes estudios sobre alimentación infantil, hasta un 30% de los menores de 3 años no consumen las cantidades necesarias de calcio al día, lo que aumenta enormemente el riesgo de desarrollar problemas de salud relacionados con los huesos.
  • El brócoli, la col rizada y el repollo chino.
  • El huevo.
  • Los pescados con espinas blandas comestibles: La sardina, el salmón, etc.
  • El lenguado y el besugo.
  • Las espinacas y en general la mayoría de verduras.
  • Las lentejas.
  • Los garbanzos.
  • La leche de soja y de arroz.
  • El tofu.
  • El zumo de naranja.

leche infantil

La Vitamina D y el calcio

Pero no debemos olvidar que para que nuestro organismo absorba correctamente el calcio de los alimentos necesitamos una cantidad de vitamina D adecuada. Nuestro cuerpo es capaz de producir vitamina D de forma natural cuando nos exponemos al Sol, pero también hay alimentos ricos en esta vitamina como son: Muchos pescados grasos (los arenques, el salmón, la caballa, la sardina, el atún…), el aceite de hígado de pescado, las ostras, el caviar, la soja, los huevos, los hongos y las setas, etc.

¿Cuanta cantidad de calcio deben consumir los niños?

Por edades, los niños deben consumir aproximadamente estas cantidades de calcio:

  • Los niños de 1 a 3 años necesitan unos 500 mg de calcio al día.
  • Los niños de 4 a 8 años necesitan unos 800 mg al día.
  • Los niños de 9 a 18 años necesitan unos 1,300 mg de calcio al día.

Esperamos haberte ayudado a conocer un poquito más la importancia del calcio en la alimentación infantil y te pongas manos a la obra para que no falte en la dieta de tus hijos. En nuestra escuela Kitchen Academy aportamos nuestro granito de arena y nos esforzamos para que nuestros alumnos aprendan todo esto y mucho más sobre nutrición ¡Síguenos en nuestras redes sociales!

La importancia de tomar un buen desayuno

Bajar de peso es una consigna de muchas personas que necesitan mejorar su aspecto o salud, sin olvidar la importancia de tomar un buen desayuno.

¿Por qué el desayuno es importante?

Energía, vitalidad, nutrición y fortaleza son las claves principales de la primera comida del día, razones fundamentales para no saltarse estos alimentos tan importantes.

Las bases de contar con una alimentación saludable residen en la ingesta de productos que se toman en el desayuno, principalmente porque reduce el posible riesgo de desarrollar enfermedades como la diabetes.

El primer error frecuente en personas que quieren reducir peso es evitar la primera alimentación del día, porque a medida que pasan las horas aumenta el apetito y se consumen productos o alimentos a media mañana.

Nutricionistas y expertos en la salud recomiendan desayunar a diario, porque el organismo necesita después de 8 o 10 horas sin comer por el ayuno nocturno, incorporar vitaminas y nutrientes indispensables para el buen funcionamiento de la salud general.

El cuerpo necesita comenzar el día con energía para desarrollar las actividades laborales, reactivándose el sistema orgánico después del descanso nocturno.

Nuevas investigaciones demuestran las alteraciones en el estado anímico, memoria, energía y aumento de peso por ausencia de la primera comida, después de varias horas sin ingerir alimentos.

Las personas que más bajan de peso según la National Weight Control Registry, son quienes han desayunado todos los días en el 85% de los casos estudiados.

¿Cómo debe ser el desayuno?

El desayuno es importante porque representa el 25% de las calorías, que se consumen durante todo el día. El objetivo es incluir los nutrientes principales, entre los productos fundamentales se encuentran:

  • Leche y yogur
  • Cereales
  • Pan
  • Frutas naturales
  • Café o té

Estos productos mantienen un excelente estado nutricional evitando desmayos, favoreciendo el rendimiento físico o mental, ayudando a controlar el peso en las dietas y mejorando el colesterol, también el tránsito intestinal.

Los estudios de The American Journal of Clinical Nutrition, han demostrado que los hombres que evitan el desayuno, tienen mayor riesgo de diabetes en el 21% de las personas analizadas.

Científicos de todas partes del mundo recomiendan una comida a primera hora del día, para mantener los niveles de azúcar y calorías.

Estos aspectos importantes son imprescindibles en los niños para conservar un buen rendimiento escolar, crecimiento gracias al calcio para los huesos y contenido energético necesario para jugar, aprendiendo a mantener hábitos alimenticios saludables.

copa de tutti frutti

3 postres sencillos para cocinar con niños

En este artículo os vamos a enseñar 3 postres sencillos que podéis cocinar con vuestros hijos ¡Y divertiros juntos!

Postres fáciles para cocinar con niños

Copa helada de tutti frutti

Tiempo estimado de preparación: 10 minutos

Leer más

Beneficios de aprender a cocinar desde niño

Al nacer, somos como libros en blanco dispuestos a absorber todos aquellos conocimientos que se crucen en nuestro camino.

Un niño es capaz de aprender a tocar la guitarra o a aprender a ir en bici en muy poco tiempo, y sin embargo para un adulto esto puede llegar a ser un gran reto en el que tenga que invertir meses y meses. Lo mismo ocurre con la cocina.

Ventajas de aprender a cocinar desde la infancia

Cuando enseñamos a un niño a cocinar, se abre un nuevo mundo para él. Estos son los beneficios de aprender a cocinar desde niño:

  • La cocina le ayudará a desarrollar su creatividad y a mantenerla activa hasta la edad adulta.
  • En los momentos en los que deba compartir las tareas con otras personas, deberá esforzarse para desarrollar su capacidad de trabajo en equipo, su empatía y en general su inteligencia emocional.
  • También tenemos que enseñarle que cocinar no sólo implicar “ensuciar”, sino que es imprescindible ser responsables con el material que utilizamos, y por supuesto, tendrá que aprender a mantener el lugar de trabajo ordenado y limpio.
  • Aprender a seguir una receta o a acatar las órdenes de un chef le ayudará a mejorar su capacidad de concentración y sus niveles de atención.
  • Aprender a cocinar, mejorará sus conocimientos sobre las propiedades de los alimentos y así podrá asimilar desde una edad temprana los beneficios de llevar una dieta saludable. Estos conocimientos sobre Nutrición son importantes para prevenir la obesidad infantil y también para prevenir otros trastornos alimenticios, como pueda ser la anorexia o la bulimia.
  • Aprenderá a utilizar las distintas herramientas y electrodomésticos que puede encontrarse en una cocina, lo que ayudará a mejorar su habilidades manuales y su destreza mental y física.
  • Además, casi sin querer aprenderá de química (reacciones de los alimentos) y matemáticas (al tener que medir pesos, etc. en muchas recetas, sobre todo en las de repostería).
  • Por último, aprender a cocinar tan pronto le enriquecerá como persona y le facilitará la vida en muchos aspectos cuando deba hacerse cargo de su propia alimentación de adulto o de la alimentación de las personas que le rodeen.

Esperamos que este artículo sobre las ventajas de aprender a cocinar desde niño haya sido revelador y que lo tengas en cuenta para apuntar a tu hijo/a cuanto antes en Las Rozas o Alcobendas a nuestra conocida  escuela de cocina para niños Kitchen Academy.

Ah !! Te recordamos, por si no lo sabes, que tenemos la matrícula abierta además de para el curso que viene, ahora también para el campamento de Verano, no les dejes sin plaza.

Te esperamos !!

Memoria– Sentidos – Alimentos ¿ Una Mala combinación en la cocina ?

Seguro que en alguna ocasión habéis oído: “las mejores lentejas las mi madre”, “no hay mejor paella que la de mi abuela”, o el “mejor pescado el que hacía mi padre”.

Mi hija siempre dice que no hay mejor sopa de cocido que la mía (jajaja, eso es que no ha probado muchas). Cuando mi hija me pregunta por qué no hay sopa de cocido como la mía, yo le respondo como me respondía mi madre, “hija por que la hago con mucho amor”.

En realidad yo no entendí nunca como mi madre cocinando para seis en una olla exprés y trabajando fuera de casa, podía decir que las lentejas las hacía con mucho amor. ¡Por favor, que yo vivía en esa casa!.

Entonces, ¿porqué esas lentejas, esa sopa, o ese pescado nos parecen los mejores?.  Esto es algo que nuestros alumnos aprenderán pronto, y claro está, esa será una discusión que no tendrán en el futuro, porque las mejores lentejas, la mejor sopa o el mejor pescado serán las suyas  JJJ.

Para ello tendrán que aprender a reconocer como saben los alimentos, como son sus texturas, como combinarlos y como presentarlos, y aquí nos enfrentaremos a uno de nuestros problemas como formadores  “SENTIDOS y MEMORIA”.

Los seres humanos percibimos la comida empleando todos los sentidos. La combinación de sabores se registra de manera sorprendente en el cerebro, y se graba en la memoria tanto a corto, como a largo plazo, pasando para ello por la memoria sensorial.

La memoria sensorial es la memoria más básica y primitiva que tenemos, y gracias a ella, se conservan impresiones de información sensorial después de que el estímulo original ha cesado. Un olor o sabor puede traer a la memoria antiguos recuerdos que parecían olvidados.

Esta memoria sensorial junto con la memoria a largo plazo y la llamada memoria genética, pueden explicar porqué nos gustan más los platos realizados por nuestros familiares más cercanos. Por un lado nos evocan momentos y recuerdos de nuestra infancia, y por otro lado, debemos saber que contamos con 25 genes relacionados con el sabor localizados en los cromosomas 5, 7 y 12, por lo que no es de extrañar que  nos gusten las mismas cosas que a nuestros padres.

La memoria sensitiva y genética, también está relacionada con la frecuente negativa a probar alimentos determinados. Típica afirmación, “eso no me gusta”, que precede a otra no menos típica “cómo puedes decir que no te gusta sino lo has probado”.

La memoria sensorial y/o genética está detrás de esta habitual conducta en niños y adultos.

En Kitchen Academy somos conscientes de estas situaciones vinculadas con la memoria sensorial y genética, por lo que trabajaremos con nuestros alumnos convertir un problema en una ventaja. Una ventaja que quedará patente tanto en la elaboración, como en la presentación de sus platos.