1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
que tu hijo aprenda a cocinar

¿Buscas que tu hijo/a aprenda a cocinar y alimentarse saludablemente?

Cada vez más, los chicos deciden acercarse a la cocina, no solo para comer rico, sino también saludable. Por eso, es importante que tu hijo aprenda a cocinar desde pequeñín, pues eso te permitirá enseñarle técnicas, recetas, trucos, y fomentar su interés por una buena alimentación.

Kitchen Academy te ofrece su escuela de cocina infantil Las Rozas en donde tus niños pueden pasar ratos muy agradables aprendiendo todo sobre la cocina y la buena alimentación. Y es que hacer que tu hijo aprenda a cocinar puede ser muy complejo y retador, pero no por eso debes dejar de intentarlo.

Aprendiendo a cocinar

Involúcralo desde pequeñín

Una de las cualidades más maravillosas de los niños, y a veces peligrosas, es la curiosidad. Utilízala para que tu hijo aprenda a cocinar y se vaya interesando por todo lo relacionado con su alimentación. Déjalo que te mire mientras preparas cosas sencillas y que coja los ingredientes.

En la medida en que tome conciencia, explícale el porqué de cada paso. Poco a poco irá entendiendo también la importancia de la alimentación y cuáles son los mejores alimentos o cuáles debe evitar. Antes de que tu hijo aprenda a cocinar, puedes crear en él la expectativa por lo que va a aprender, de forma de que sea una actividad reconfortante.

Actitud, clave para que tu hijo aprenda a cocinar

Una actitud entusiasta de tu parte para que tu hijo aprenda a cocinar será clave para lograr también su interés. Demuéstrale tu felicidad de que te quiera ayudar y cómo, al colaborar contigo en la cocina, colabora con toda la familia. Por supuesto, debes mostrarle que en la cocina no todo es tan agradable. Enséñale que hay algunas labores relacionadas, como puede ser fregar los trastos o tirar la basura, que también deben hacerse.

También debes desarrollar una actitud paciente, responder a sus preguntas y conocer sus  limitaciones. Para que tu hijo aprenda a cocinar, debes disponer de tiempo y estar abierta a sugerencias que se le ocurran. Con el resultado que se obtenga, puedes mostrarle por qué funcionó o por qué no funcionó. Todo eso lo ayudará a desarrollar su imaginación y, si realmente le gusta la cocina, podrá llegar a ser todo un chef.

¡Llévalo al súper!

Cuando quieres que tu hijo aprenda a cocinar, lo primero en lo que piensas es en todo lo que tiene que ver con la cocina. Le muestras los utensilios y trastos que se usan, los riesgos al utilizarlos, el peligro de quemarse y cómo hacer pesajes de ingredientes, entre otros. Sin embargo, pocas veces caemos en cuenta de que tan importante como saber mezclar ingredientes es saber comprarlos.

Por eso, trata de conseguir el momento adecuado para ti y para él y llévalo al súper. Ese será otro espacio importante de aprendizaje para que tu hijo aprenda a cocinar. Háblale de los diferentes grupos de alimentos y qué características debe buscar a la hora de seleccionar el más adecuado. Puedes aprovechar para comenzar a introducir conceptos sobre alimentación saludable y cómo lograrla.

Un punto importante

No olvides crear conciencia ecológica, de responsabilidad con el planeta. Muéstrale que no es necesario comprar productos empacados en plásticos de un solo uso. Además, enséñale que hay productos naturales que, aunque no tengan una forma tan bonita, pueden ser igualmente aprovechados. Explícale cómo hacer una compra consciente, llevando solo los productos que realmente se van a utilizar para no tener que tirarlos luego.

que tu hijo aprenda a cocinar

Aprendiendo a alimentarse saludablemente

Que tu hijo aprenda a cocinar debe estar estrechamente relacionado con que aprenda a alimentarse saludablemente. Poco a poco, háblale de los grupos de alimentos y el beneficio que nos aporta cada uno. Todo lo que pueda aprender ahora, se traducirá en salud para su vida adulta.

Combinando bien los alimentos

Por supuesto que siempre habrá algo que nos guste más y es fácil dejarse llevar para comer más de ese alimento. Sin embargo, es importante que tu hijo conozca que cada grupo de alimentos nos proporciona un tipo de nutriente necesario para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

Grasas, hidratos de carbono, proteínas, fibras; todos son necesarios para una función específica, pero no todos son necesarios en las mismas cantidades. Muéstrale cuáles son los alimentos de los que podemos obtener cada nutriente y cómo combinarlos. Recuerda hablarle también de las vitaminas, los minerales y otros elementos que, en menor cantidad, juegan un papel tan importante como los anteriores.

Conociendo nuevos sabores

Una práctica muy recomendable de iniciar desde pequeñín es que le ofrezcas diferentes sabores y texturas. Por ejemplo, si aún no puedes mezclarle los tubérculos, ofrécele patata y, en la próxima comidita, ofrécele boniato o zanahoria. Cuando se va haciendo mayor, incluye otros productos, como la remolacha, el ñame o la yuca. Así puedes hacerlo con todos los grupos de alimentos.

Invítalo siempre a que pruebe antes de decir que no le gusta. Que conozca texturas y diferentes técnicas de cocción. Muchas veces, la costumbre lleva también a desarrollar el gusto por un producto. Si estáis de viaje, podéis probar productos de la gastronomía local que luego incorporéis en vuestra dieta cotidiana.

¿Y la comida chatarra?

No podemos negar que lo que llamamos comida chatarra, incluyendo chuches y dulces elaborados, pueden ser una gran tentación. Explícale por qué no es recomendable consumirla con frecuencia, pero tampoco se la prohíbas rotundamente. Creándole conciencia sobre los daños que le produce al organismo, lograrás que no sea atractiva para él o, al menos, no con frecuencia.

Como puedes ver, que tu hijo aprenda a cocinar puede resultar una experiencia fascinante y provechosa, tanto para ti como para él. Luego él desarrollará su propio estilo, pero siempre teniendo los conocimientos básicos sobre la cocina y una alimentación saludable. Su salud presente y futura te lo agradecerá y lo ayudarán a desarrollar todo un estilo de vida acorde con ello.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *