1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Cocina ligera y vida sana

Cocina ligera y vida sana

En la actualidad, cuidar el cuerpo, la mente y el espíritu está acaparando la atención de muchas personas en el mundo. Tanto es así, que ahora, no solo existe el Coaching Motivacional, sino que también existe, el Coaching Nutricional y el Coaching de Vida. Entonces tenemos profesionales ocupados en ayudarnos a estar motivados, comer bien y vivir mejor.

Y en esta onda, donde la cocina juega un papel fundamental en nuestra forma de vivir, todos aconsejan una cocina ligera y vida sana, para ser felices y vivir más tiempo, en buenas condiciones. Aprender a cocinar es ahora un camino para cuidar nuestro cuerpo, estar motivados y disfrutar de una buena alimentación. Por eso, en Kitchen Academy, nuestras Escuelas de Cocina fomentan la cocina sana y ligera en los niños, con la finalidad de que comiencen a crear hábitos saludables desde temprana edad.

Cocina ligera

La tendencia de la cocina ligera tiene ya algún tiempo, cuando los médicos, laboratorios farmacéuticos y facultades de medicina comenzaron a ver como proliferaban enfermedades relacionadas con la ingesta de comida.

Al ver que muchas dolencias podían evitarse comiendo mejor, comenzaron a recomendar ir al nutricionista buscando mejores maneras de comer. Los nutricionistas aconsejaban entonces disminuir la ingesta de azúcar, sal, grasas, carnes rojas y en general, cualquier producto refinado en exceso.

En consecuencia, aparece la cocina ligera asociada a suprimir o disminuir estos productos considerados no saludables.

La cocina ligera también se asocia a técnicas culinarias saludables que no involucren métodos de cocción considerados no ligeros como las frituras. Entonces, propicia aprender a cocinar como una garantía de que los alimentos que se comerán serán sanos y estarán cocidos en forma saludable.

Cocina ligera y vida sana

Consejos de cocina ligera

Técnicas culinarias saludables

Las técnicas culinarias son los métodos que permiten la cocción de los alimentos. Las más conocidas son hervir, freír, saltear, a la brasa, a la plancha, al horno, al vapor o una combinación de ellas.

Casi todas estas técnicas culinarias son saludables, salvo freír, para muchos puristas, porque involucra el uso de aceite. Sin embargo, al freír por inmersión, si la temperatura es alta y el aceite es abundante, se forma una costra que permite la conservación de muchos nutrientes del alimento.

Por su parte, como el salteado se realiza con poco aceite, a alta temperatura y por corto tiempo, también permite conservar los nutrientes de la comida.

Entonces, si usamos bien el aceite, podemos incluir a las frituras en las técnicas culinarias saludables.

Productos saludables

Usualmente, los productos que apoyan la cocina ligera y vida sana, y que son considerados saludables son bajos en grasas, en azúcares y en carbohidratos.

Veamos cuales son los considerados productos saludables para la cocina ligera y vida sana:

Aceites

El aceite de oliva, seguido por los aceites de canola, girasol, soja y maíz, son los más recomendados para freír porque aguantan mejor altas temperaturas sin degradarse.

Azúcares

El azúcar, por ser catalogado por muchos como el peor enemigo del ser humano, está en la lista de los productos a ser eliminados.

Y es que el azúcar no es un producto natural, sino fabricado por el hombre, a través de diferentes procesos químicos, que incluyen blanqueado, al procesar ya sea, caña de azúcar, remolacha u otro producto natural.

Por eso, para endulzar, cuando sea requerido, se sugiere la utilización de productos como la estevia, que es un producto naturalmente dulce y sano.

Carbohidratos

Los carbohidratos son alimentos que se convierten en glucosa y con ella, generan la energía necesaria para la actividad de todo el cuerpo. Existen dos tipos de carbohidratos o hidratos de carbono, los simples y los complejos.

Los hidratos de carbono simples tienen una estructura química sencilla y el cuerpo los procesa rápidamente, por lo que son una fuente inmediata de energía.

Los carbohidratos complejos suministran minerales y vitaminas. Contienen altas cantidades de fibra, lo que hace que el proceso de digerirlos y expulsarlos sea más lento, provocando sensación de llenura y ayudando a regular el peso corporal.

Los productos integrales y de granos enteros son carbohidratos complejos y tienen un índice glucémico menor que los hidratos de carbono simples, que suben el azúcar en la sangre rápidamente.

Así que elige carbohidratos complejos en lugar de carbohidratos simples. Elige cereales integrales, vegetales con almidón, semillas, legumbres y frutas.

Recomendaciones nutricionales

Para lograr un óptimo desempeño de nuestro cuerpo es recomendable hacer 5 comidas diarias, dos de ellas meriendas, una a media mañana y otra, a media tarde. La más importante de todas las comidas es el desayuno, porque nos provee los nutrientes necesarios para arrancar el día con energía.

Para meriendas saludables se sugieren frutas de estación o semillas. Las semillas como nueces, maní, merey, almendras y avellanas son alimentos altos en nutrientes y antioxidantes. Al otorgar energía son altamente recomendables para las meriendas o colaciones de media mañana o de media tarde.

El almuerzo puede estar compuesto de una proteína animal o vegetal acompañado de un carbohidrato complejo y una ensalada de vegetales crudos o cocidos. Mientras que la cena puede incluir o no una proteína, pero si es indispensable que incluya verduras y hortalizas.

Dentro de nuestras recomendaciones nutricionales está moderar el consumo de azúcar, por el impacto adverso sobre nuestra salud.

Cocina ligera y vida sana

Vida sana

Una vida sana va mas allá de lo que comes, pues además de alimentar el cuerpo, hay que alimentar la mente y el espíritu. Si bien una cocina ligera puede ayudar en el objetivo de alimentar el cuerpo, se requiere hacer ejercicios para tonificarlo y completar el proceso.

Ejercicios para una vida sana

Generar endorfinas haciendo ejercicios es una forma maravillosa de tener un cuerpo sano y saludable. No se requieren sofisticados sistemas, ni aparatos, ni siquiera planes, ni guías, para llevar una vida sana.

Hay opciones de ejercicios para una vida sana que no generan mayores costos como caminar, trotar, correr, bailar, nadar o hacer yoga, taichí, aikido, entre otros.

Estas actividades demandan del individuo concentración, foco, atención, disciplina y dedicación y todas estas habilidades nos ayudan a tener una mente sana. La sensación de bienestar que origina la practica deportiva, a través de la producción de serotonina y que nos hace sentir bien, nos invita a seguir haciendo ejercicios para una vida sana.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *