1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Comer del tupper y sano

Comer del tupper y sano

La falta de tiempo para ir del trabajo a la casa a comer, las ganas de seguir un régimen alimenticio más saludable, la escasez de lugares para comer cercanos a la oficina, o el deseo de ahorrar dinero, son razones que impulsan a llevarse el tupper al trabajo.

Es posible comer como en casa en la oficina solo con algo de dedicación, por eso en nuestra Escuela de Cocina de Adultos os enseñamos a cocinar sano, incluso para llevar al trabajo.

Cocinar para el tupper supone planificar la compra, planear los menús de la semana y apartar el tiempo para cocinar. Pensar en recetas balanceadas, fáciles de hacer y apetitosas es todo un reto. Un poco de ayuda no viene mal, en Kitchen Academy ofrecemos talleres de empresa y cocina.

Comer del tupper no es sinónimo de comer mal o por salir del paso, ni significa descuidar el equilibrio de las comidas. Por el contrario, es la oportunidad para controlar, desde la compra, el origen de los alimentos que se consumirán, la manera en que se cocinarán y las cantidades que se ingerirán.

Seis ventajas de llevar la comida al trabajo son:

  1. Más control sobre la cantidad de las calorías y de los nutrientes que se consumen.
  2. Se evita comer alimentos demasiado procesados y adictivos.
  3. Menos estrés. No hay que pensar adónde salir a comer, ni preguntarse si estará buena la comida, si será suficiente, ni mirar el reloj con angustia porque se acaba el tiempo libre del mediodía.
  4. Se come lo que se desea, no lo que imponga un menú de restaurante.
  5. Permite ahorrar dinero al limitar el gasto de comer en restaurantes, sitios de comida rápida o bares, y al llevar una planificación de la compra para la comida de la semana.
  6. También se ahorra tiempo en el horario libre de la comida que puede ser empleado para dar una caminata, que también le vendrá bien a la salud, o simplemente desconectar un rato pensando en algo distinto al trabajo.

Comer del tupper y sano

Lo de dentro del tupper

Cuando se abre el tupper, el contenido tiene que ser saludable, colorido y apetecible. Lo ideal es planificar qué se va a cocinar para cada día de la semana. De esta forma, se irá a hacer la compra teniendo claro qué productos se van a utilizar y cuánto se necesitará gastar, y se logrará el objetivo de comer sano, variado y disfrutando con cada bocado.

La programación de las comidas para el trabajo dependerá mucho del tiempo del cual se disponga para cocinarlas. Puede pensarse en menús fáciles de hacer, que no requieran mucha elaboración para prepararlos antes de salir a trabajar. Si hay más tiempo, se puede cocinar la noche anterior. Otra opción es escoger los fines de semana para cocinar los alimentos, inclusive guardándolos de una vez, clasificados por día, en el congelador. Solo quedaría pendiente preparar la ensalada, cuando esté planificada para algún día, y la fruta o postre que se va a consumir.

Algunas recomendaciones para comer saludable en la oficina, son:

  • Asegurarse de incluir todos los grupos de alimentos para garantizar una buena alimentación: proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales, y no olvidar el agua.
  • Cocinar una buena cantidad de cereales (como el arroz) y de legumbres (como los garbanzos) en un solo día para repartir en raciones durante toda la semana.
  • Aprovechar de incluir algún bocadillo que sirva para matar un antojo a media mañana o a media tarde: un yogur, una porción de fruta o de frutos secos.
  • Llevar aparte sal, aceite y vinagre, o ya el aderezo o vinagreta preparados y vertidos en un frasco, para aliñar las ensaladas justo antes de comerlas. No es recomendable hacerlo en la casa porque los vegetales se deshidratarán con el paso de las horas.
  • No incluir productos a base de natas o cremas que contengan lácteos ya que podrían dañarse si no se asegura la cadena de frío.
  • Considerar que las carnes a la plancha se deshidratarán al calentarlas al microondas y quedarán duras.
  • Cocinar los alimentos con suficiente tiempo para que se enfríen a temperatura ambiente para luego refrigerarlos.
  • El pescado puede dejar un olor poco agradable en el microondas por lo que es preferible evitarlo.
  • Dejar el tupper preparado en el refrigerador la noche antes, así se evitan descuidos y apuros en la mañana.
  • Pensar en los recursos que tiene la oficina. Si no dispone de microondas, se deberá recurrir a preparaciones que no necesitan calentarse, como ensaladas, cremas frías o tortillas. Si posee un frigorífico, aumentarán las posibilidades a la hora de idear las recetas para llevar, con la inclusión de productos lácteos, por ejemplo. Si no se cuenta con refrigerador, se debe recurrir a los bolsos isotérmicos para transportar los alimentos y mantenerlos frescos, en especial en verano.

El tupper en sí mismo

Se debe disponer de un recipiente que cierre herméticamente para que no se derramen los alimentos. Además, debe ser adecuado para calentar en microondas. Es preferible que sea de vidrio, pues los de plástico al calentarse podrían liberar algunas partículas tóxicas. Si solo hay posibilidad de contar con uno de plástico, o el de vidrio resulta muy pesado para transportarlo fuera de casa, se puede optar por calentar la comida en un plato de loza que se tenga en la oficina, si existe esa posibilidad.

Sería bueno que el tupper tuviera varias divisiones, de manera de que no se mezclen las carnes con las guarniciones y cada plato conserve su propio sabor. Si se opta por un recipiente sin divisiones, se puede cocinar un plato único, eso sí, que reúna lo necesario para una comida nutritiva como unas lentejas con verduras y trozos de pollo.

Servilletas y cubiertos no pueden faltar. Si se pueden dejar en la oficina, todavía mejor. También se puede tener un mantelito, para sentirse todavía más como en casa a la hora de la comida.

Es recomendable no devolver a casa el tupper sin lavar para que no acumule olores ni bacterias. Al menos se debe pasar por agua, y si no se puede, tratar de quitarle los restos de alimento con una servilleta.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *