1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración todavía)
Cargando…
Familias - Kitchen Academy

Día de las familias, 15 de mayo

Mediante la Resolución A/RES/47/237 de la Asamblea General de Naciones Unidas, de fecha 20 de Septiembre de 1993, se acordó que con el propósito de resaltar los valores familiares y la importancia de la familia dentro de la sociedad, debía celebrarse en todo el mundo, el día de la familia. La idea ha sido el fomentar la importancia de los lazos familiares y nosotros queremos llenarla de color y alegría, rescatando desde las recetas de la abuela, hasta los inventos de los más chicos, combinando texturas, sabores, olores y colores que marcarán la diferencia en un día especial, en el que se derrocha cariño, porque nuestra Escuela es un punto de reunión de las familias.

Hay varias actividades que se desarrollan el día de las familias, por ejemplo, sin salir de casa, se puede organizar un día de ver películas familiares y comentarlas luego, hacer concursos de poemas que tengan que ver con la familia, aprender trabalenguas, realizar dibujos entre todos; la idea es que dentro del círculo familiar, desde casa, se refuercen los lazos de cariño, comprensión y protección que debe existir en toda familia. También hay actividades fuera de casa, tales como excursiones y viajes con los niños, juegos al aire libre, disfrutar la naturaleza y el medio ambiente.

Es un excelente día para visitar a los abuelos y compartir con ellos varias actividades, reforzando el concepto de familia ampliada, pudiendo estrechar esos lazos, cocinando toda la familia junta.

La importancia de la familia

Todos tenemos un origen y tenemos unos vínculos iniciales, de los que aprendemos lo esencial; aprendemos a comer, a caminar, a hablar y a desarrollarnos en la sociedad, de acuerdo a una educación que se nos transmite en ese punto de origen. El idioma que hablamos, la forma de pronunciar las palabras, las costumbres que tenemos, provienen de ese primer contacto con alguien más, que nos fue enseñando desde que estábamos recién nacidos. Ese alguien más, se llama familia y su importancia es vital para nuestro desarrollo y para la conformación de la sociedad a la que pertenecemos.

La familia es el núcleo de la sociedad. Desde tiempos remotos, los humanos se organizaban en clanes para desarrollar sus vidas, cultivando o cazando juntos; aprendieron a reconocerse y luego a comunicarse a través del idioma, compartiendo actividades que les permitían desarrollarse de manera conjunta; se protegían del frío, del ataque de las fieras, buscaban los alimentos juntos y los comían juntos. Con el transcurrir del tiempo y con el perfeccionamiento del desarrollo del hombre, los clanes se transformaron en pequeñas comunidades organizadas que obedecían a un conjunto de reglas creadas por ellos mismos, para tener un orden dentro de esa organización, que luego dio lugar al conjunto de leyes y principios y rigen a los diferentes países y constituyen la organización de la forma de vida del ser humano moderno.

Ahora la familia no es el clan, sino la agrupación mínima que une a las personas y es la responsable de su origen como individuo y como ser activo en una sociedad; la familia son los padres, hermanos, abuelos, tíos, primos, que muchas veces conforman un pequeño ejército, en las llamadas familias numerosas. Y las hay más pequeñas, con solo uno de los padres y sin hermanos, pero aun así es una familia, porque supone el punto de origen del individuo, donde aprende lo esencial para su desarrollo.

Comer, cocinar, actos sociales en familia

Todos los niños tienen derecho de pasar tiempo en familia; es una premisa que está relacionada al buen desarrollo emocional de los niños y uno de los más gratos recuerdos que tiene el ser humano, es precisamente el de la comida. Desde la primera infancia, es nuestro vínculo con la vida, es un instinto natural, por eso identificamos a la madre, por el olor a leche y comenzamos a reconocer la voz de quien nos alimenta y a asociarla con algo grato, porque es quien, a través del alimento, calma nuestra necesidad primaria: el alimento. Entonces, ¿qué momento puede ser mar grato para compartir, que una buena comida? ¿Y que la haría más grata, si no es el prepararla nosotros mismos, junto a los miembros de nuestra familia?

¡En toda familia existe ese ser especial que prepara una determinada comida, de manera inigualable! Así están los cocidos de la abuela, las tartas de la tía y las paellas del tío o el abuelo y todos contribuimos con algún ingrediente o con algún alimento o bebida que sirve de acompañamiento; esos suelen ser los mejores días, aquellos que compartimos en familia y que están llenos de recuerdos de besos, abrazos, cánticos familiares que van de generación en generación, como las historias de los orígenes de nuestros nombres y los motivos que han servido para la fundación y consolidación de nuestra familia.

Sería maravilloso que los niños sorprendieran a sus padres y a toda la familia, presentando de manera sorpresiva un rico plato de su región, preparado por ellos y esa es nuestra tarea; enseñarlos a combinar texturas y sabores estimulando la creatividad individual de cara a las nuevas  tendencias culinarias, que no solo los están educando en materia de nutrición, sino que los están preparando en valores y principios sociales, como lo es el compartir en familia, siendo protagonistas de un día especial, como la celebración internacional del día de las familias.

En nuestra Escuela, podemos diseñar la enseñanza culinaria para combinar el potencial de padres e hijos, logrando una integración perfecta, no solo por los conocimientos adquiridos, sino por el cariño, el respeto y la buena disposición que debe existir en las familias y que se transforma en un ingrediente esencial en la preparación de cualquier plato, del más sencillo al más elaborado y complicado, porque una cocina sin amor, es una cocina a la que siempre le faltará lo esencial en la vida misma.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *