1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Sonrisa

Día Mundial de la Sonrisa

¿Sabes qué es una sonrisa? De acuerdo al Diccionario de la Lengua Española, es la acción y efecto de sonreír. Sin embargo, esa definición se queda corta cuando surge como una acción espontánea con la que alguien expresa su satisfacción o agrado por una situación, un encuentro o, incluso, un recuerdo. Sonreír involuntariamente, de forma genuina, encierra multitud de emociones que muchas veces no son posibles de expresar con palabras. Y podemos decirlo con conocimiento de causa, porque emociones son las que observamos a diario en la sonrisa de los niños de nuestra Escuela de Cocina cuando están divirtiéndose mientras aprenden.

Sonreír es una forma de expresión básica que solo tenemos los humanos y la compartimos todas las culturas y sociedades para expresar felicidad o cualquier otra forma de satisfacción. Incluso, puede ser tan poderosa que se dice que es nuestra mejor carta de presentación; la llave que nos puede ayudar a abrir cualquier puerta. Pero, además de lo que transmite hacia los demás, también le proporciona beneficios a la persona que sonríe, principalmente relacionados con el estado emocional, ayudando a reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo y, en general, todos los beneficios que se obtienen por la liberación de endorfinas en el cerebro como consecuencia de sonreír. A fin de hacer uso de esos beneficios recíprocos que proporciona, surgió el Día Mundial de la Sonrisa. Veamos de qué se trata.

Día Mundial de la Sonrisa

Esta celebración se lleva a cabo el primer viernes de octubre cuando a través de las redes sociales se comparte la etiqueta #DíaMundialDeLaSonrisa, invitando a todo el mundo a compartir su mejor sonrisa a fin de ayudar a quienes necesitan un poco de alegría y cordialidad, haciendo uso de esa facultad innata y poderosa que tenemos.

Esta maravillosa idea se la debemos a Harvey Ball, quien en 1999 propuso dedicar un día a ser cordiales, bondadosos y empáticos con los demás regalándoles una sonrisa. A partir de su propuesta, se decidió considerar el primer viernes de octubre como día mundial para celebrarla. Vale la pena recordar que ya Harvey Ball había hecho un gran aporte para la manifestación y celebración de la alegría y la cordialidad entre las personas al crear en 1963 el famoso icono de la cara sonriente (smiley face).

¿Qué se hace ese día?

Además de compartir la etiqueta #DíaMundialDeLaSonrisa por las redes sociales como una forma de empatizar y crear vínculos de cordialidad y alegría con gente de muy diversos lugares del mundo, también la organización Harvey Ball Smile World Foundation, creada en honor a su promotor y mentor, realiza recaudaciones de fondos para obras de caridad que de otra forma no recibirían ningún tipo de ayuda. El lema adoptado para ese día es “Realiza un acto de amabilidad. ¡Ayuda a una persona a sonreír!”

La fundación cuenta con embajadores que tienen la misión de defender la celebración anual de este día y ayudan con la difusión del mensaje a través de las redes sociales. Además, los miembros de la fundación organizan eventos en escuelas, comunidades, empresas o a nivel familiar de forma de poner en práctica el mensaje de amabilidad y bondad que quiso rescatar Ball. Y, lo más importante, buscan promover la práctica de la amabilidad y la bondad a través de la sonrisa como forma de vida.

En la sede de la fundación, ubicada en Worcester, Massachusetts (USA), durante varios años se han venido desarrollando numerosas actividades, siempre alrededor de la figura de la cara sonriente: la cara humana sonriente más grande del mundo; lanzamiento de globos con mensajes alusivos a la celebración; reconocimientos a los embajadores; actividades recreativas y culturales en colegios y universidades, entre otras. A nivel mundial también son muchas las personas, escuelas y organizaciones que se unen a la celebración con actividades siempre relacionadas a la idea original de la carita sonriente y de la práctica de la amabilidad y la bondad como actividades cotidianas.

Sonreír también tiene beneficios para quien sonríe

Como ya dijimos, sonreír es una facultad humana que, en principio, es involuntaria como expresión natural ante algo que nos agrada. Por supuesto, existen sonrisas fingidas por distintas razones, desde expresión de cordialidad con alguien desconocido hasta burla o sarcasmo. Pero es la espontánea la que proporciona mayores beneficios a quien la practica. Para sonreír solo necesitamos tres músculos de la cara, mientras que para llorar necesitas mover ¡treinta músculos! Por eso, hasta los más perezosos para el ejercicio deberían escoger sonreír antes que llorar.

También sonreír se ha asociado con el buen humor y la creatividad y, por supuesto, es una de las mejores actividades que puede realizarse a nivel social. Compartir sonrisas con familiares, amigos, colegas e, incluso, desconocidos crea siempre un ambiente agradable para establecer relaciones.

Aun cuando podemos sonreír mientras estamos solos al recordar alguna situación chistosa o agradable, un recuerdo, a una persona, es mayor la proporción de veces que sonreímos cuando estamos acompañados por gente empática. Pero, sonreír también produce beneficios físicos, porque hasta las arrugas que se forman en la cara ayudan a distender músculos faciales y a liberar sustancias revitalizantes de la piel.

Debemos cultivar el hábito de sonreír

Para los niños resulta muy fácil expresar sus emociones sonriendo; sin embargo, en la medida que crecemos parece que vamos perdiendo esa facultad maravillosa y natural que nos proporciona tantos beneficios. ¿Qué podemos hacer para volver a ser como niños?

Debemos considerar el buen humor y el sonreír como un arte que se cultiva, igual que la música o la danza. Practicar una sonrisa cuando estamos estresados o tenemos pensamientos negativos nos ayudará a liberar endorfinas que contribuirán con nuestro bienestar emocional. Y rodearnos siempre que podamos de gente positiva, de sonrisa fácil y agradable para mantener nuestra salud mental y emocional arriba a pesar de las dificultades que puedan presentarse. Es por eso que se dice que “la sonrisa acaricia el alma…”.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *