1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Eliminar el Gluten

Eliminar el Gluten sin ser Celíaco

Adquirir nuevos hábitos alimenticios no es una moda; los avances de la ciencia van descubriendo la influencia negativa que cierto tipo de alimentos aportan a nuestro organismo, pero se corre el riesgo de perder otros nutrientes, al suprimir de nuestra dieta habitual aquellos alimentos que pudieran resultar perjudiciales. Por esta razón, resulta importante que los niños asistan a escuelas de cocina que contribuyan en la formación necesaria para tener en claro cómo se deben sustituir estos alimentos, incluyendo la prevención como elemento principal, antes de tener que sustituir cuando ya se ha detectado la reacción alérgica, que podría ocasionar graves crisis en el organismo, más aún cuando se trata de niños.

En nuestra escuela, enseñamos el valor de los nutrientes, para que a través de una educación supervisada, nuestros niños adquieran hábitos de alimentación sin que corran el riesgo de experimentar reacciones desagradables como las que suele ocasionar el gluten en organismos sensibles. Si bien las estadísticas en cuanto al porcentaje de individuos con intolerancia al gluten arroja datos que no son alarmantes, no deja de ser menos cierto que esta intolerancia se manifiesta de manera súbita, ocasionando graves trastornos que, de no ser atendidos de manera oportuna, sustituyendo los alimentos que contienen ésta proteína, generan desnutrición.

Pero la presencia del gluten está igualmente acompañada de otros nutrientes que también son necesarios para una adecuada nutrición y es aquí donde reviste importancia la educación desde temprana edad, para que no suponga un cambio drástico en cuanto a costumbres, ni con relación a la nutrición necesaria, siendo lo más conveniente enseñar a los niños el valor de la nutrición.

¿Qué es el gluten?

El gluten tiene la propiedad de ligar las moléculas de agua y de retener los gases en el tiempo de fermentación de la masa, pues es la glicoproteína que estructura, que actúa dándole elasticidad a la masa. Se encuentra en la semilla de los cereales, como el trigo, de manera natural, pero mezclando otros cereales, también se obtiene gluten, como por ejemplo la cebada y el centeno. El compuesto que se obtiene, recibe por nombre gliadina, que es la que más se encuentra en los productos alimenticios.

Las proteínas vegetales, reciben nombres diferentes, según el cereal al que corresponda y la mezcla de estos, producen la reacción alérgica en los organismos con intolerancia. Los alimentos con gluten de manera directa son:

  • Galletas
  • Cerveza
  • Bizcochos
  • Cereales
  • Pastas
  • Pizza

Sin embargo, por las propiedades de dar más volumen y elasticidad, el gluten se ha convertido en un aditivo común en la industria de los alimentos y se encuentra en gran variedad de ellos, como:

  • Pastillas de caldo (saborizadoras)
  • Kétchup
  • Queso rallado
  • Jarabes de sabores
  • Salsa de soja
  • Algunas especies

Esta circunstancia, deja expuestos a los celíacos y no celíacos a ingerir masivamente gluten, haciendo prioritaria la necesidad de revisar los empaques de los productos para determinar si se pueden consumir o no, en el caso de organismos con intolerancia y aunque no causan ningún daño a quienes no son alérgicos, es la única manera de prevenir la ingesta de esta glicoproteína. Al no ser una proteína indispensable para el buen desarrollo del organismo, toma fuerza la idea de sustituir los cereales que lo contienen, sin descuidar la buena alimentación y para lograr este propósito, nada como la educación en la nutrición desde temprana edad, que es lo que nos proponemos.

Es aconsejable eliminar el gluten sin ser celiaco

Como hemos dicho, la intolerancia al gluten puede presentarse en cualquier momento y es por esta razón que nos proponemos enseñar a eliminar el gluten sin descuidar los aspectos indispensables para una buena nutrición. Cuando los niños tienen claros los contratiempos que puede producir una dieta con alimentos que contienen gluten y al mismo tiempo conocen la manera de reemplazarlos, no presentarán cuadros de ansiedad ni se sentirán diferentes por no consumirlos, porque se habrá transformado en una forma de vida saludable y sin riesgos.

Nada entusiasma más a los niños, que el consumo de pasteles, galletas, bollos,  panes, dulces y cremas de postres; es por eso que hemos seleccionado un listado de diferentes harinas obtenidas de otros alimentos que no contienen gluten y son tan nutritivos como los cereales comunes de alto contenido de la glicoproteína. Estas harinas son:

Harina de Arroz.

Es de sabor neutro y por esta razón sustituye muy bien a la harina de trigo, en la elaboración de crespones, flanes y pasteles. Para evitar la textura crujiente, puede mezclarse con harina de trigo sarraceno o trigo de castaña.

Harina de Trigo Sarraceno.

Para una dieta rica en proteínas  y abundante fibra, resulta ideal. Facilita la preparación de alimentos salados o dulces; si se le agrega fécula de patatas se neutraliza su sabor fuerte.

Harina  de Quinoa.

Es rica en zinc, hierro, vitaminas y otras proteínas, siendo ideal para mezclar  con café o chocolate, creando ricas recetas alternativas y altamente nutritivas.

Harina de Lenteja Verde.

Para evitar problemas de digestión, esta harina es indispensable; ideal para la elaboración de bizcochos y galletas que harán las delicias de los niños, aportando nutrientes al mezclarse con un agradable sabor, a los frutos secos.

Harina de Teff.

Se puede utilizar en la elaboración de sopas, postres y variados guisos, aunque por lo general, se utiliza para preparar recetas al horno, también para elaborar recetas de repostería. Su función de dar espesor, facilita la preparación de salsas y cremas para aderezar todo tipo de comidas.

Harina de Amaranto.

Especial para la preparación de cereales, galletitas, pastas, panqueques y panes. Dentro de las alternativas culinarias sin gluten, también es necesario tener en cuenta los almidones y las féculas, que se obtienen de otros alimentos, tales como fécula de maíz, patata y tapioca. En cuanto a los almidones, están el almidón de maíz y arroz. La harina de arroz, es una excelente opción para empanar los alimentos, pues les proporciona una textura crujiente y de sabor agradable.

Las opciones para sustituir el gluten en la alimentación, son innumerables porque la tendencia mundial es evitar el consumo de gluten y por tanto, se han desarrollado alternativas que no descuidan los nutrientes que requiere el organismo.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *