1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración todavía)
Cargando…
Desayuno

Empezamos el día desayunando

El menú de nuestros hijos juega un papel fundamental en nuestro día a día, especialmente el desayuno. Pero, convencer a los chiquitos de la casa sobre lo que deben y lo que no deben comer, no siempre resulta fácil.

Una excelente forma de lograr que los pequeños se alimenten bien, es involucrarlos en el proceso y para ayudarte con esta tarea, existen propuestas educativas novedosas como las escuelas de cocina infantiles, capaces de activar la motivación de los más pequeños aprendices.

En Kitchen academy tus niños podrán aprender a preparar una gran variedad de platos nutritivos y deliciosos, para que comiencen el día con todo el caudal de energía que necesitan para afrontar las exigencias escolares.

Empezamos el día desayunando

Así, mientras aprenden a realizar, por ejemplo, unas deliciosas galletas de avena para el desayuno, también conocerán el valor nutritivo de cada ingrediente como parte de alternativas más saludables y apetitosas para que disfruten del desayuno más conveniente para su salud.

Este debe ser saludable, variado y equilibrado. Si un niño no desayuna bien, no tendrá la energía y vitalidad que su cuerpo en crecimiento exige. Luego, a media mañana sentirá una gran necesidad de recibir un aporte energético. Por eso buscará consumir productos con alto contenido de azúcar y ácidos grasos, que encontrará en la bollería industrial, tan dañinos para su salud. El alto contenido de calorías de estos productos, está relacionado con el aumento del sobrepeso y la obesidad en la infancia. Está comprobado que un niño tiene más probabilidades de sufrir de obesidad si deja de desayunar o lo hace de manera inapropiada, que si desayuna de manera balanceada.

Kitchen Academy cuenta actualmente con dos escuelas de cocina en la Comunidad de Madrid (en Alcobendas y Las Rozas) y una tercera en el país Vasco, donde han comenzado a abrir una línea de franquicias. Todas cuentan con profesionales calificados en técnicas y prácticas culinarias y de amplia experiencia docente.

Recibirán a tus hijos pequeños y también tienen planes educativos para jóvenes y adultos. Además, te ofrece el sitio ideal para la celebración de cumpleaños y eventos, donde se divertirán en grande mientras aprenden.

Qué incluir en el desayuno

El desayuno es una de las comidas más importantes del día, ya que después del descanso nocturno el cuerpo necesita reponer los niveles de azúcar (glucosa) que ha perdido con las actividades del día. Además, el cuerpo ha estado sin ingerir alimentos por unas 6-10 horas durante la noche y, por consiguiente, necesita reponer la glucosa, que es la fuente de energía de nuestro organismo.

No alimentarse o hacerlo con alimentos de poco valor nutricional, conlleva a la desnutrición. Los efectos de la desnutrición, son devastadores: Impiden el desarrollo intelectual y debilitan la salud. Una buena nutrición junto a la práctica de ejercicio físico, crean defensa contra las enfermedades propias de la infancia.

 Al alimentar tu pequeña o tu pequeño con un desayuno balanceado le estarás proporcionando energía a su cerebro y músculos. El cerebro no tiene la capacidad de almacenar glucosa a pesar de alimentarse de ella. Se tiene una mejor y mayor concentración cuando has desayunado.

Los músculos, también se alimentan directamente de la glucosa, por eso cuando tu hijo(a) desayuna bien, se siente con mucha energía.

Una excelente fuente de energía para el desayuno son los granos. Este acompañante, a diferencia de las azúcares, generará energía durante todo el día. En cambio, los azúcares, otorgan energía solo por un rato y luego se sufre de un desplome, que puede llevarle a consumir dulcería de manufactura, con poco valor nutritivo, alto contenido calórico y mayor riesgo de padecer de obesidad.

Muchas veces nos dejamos llevar por la rutina y consideramos pocas opciones qué incluir en el desayuno de los más pequeños. Se tiende a abusar de cereales azucarados y galletas en el desayuno.

Ideas para desayunos

Aquí encontrarás una lista de alimentos que los desayunos para los niños deben incluir:

  • Cereales: Aportan hidratos de carbono, contienen energía, vitaminas y minerales (Pan, avena, galletas y si son integrales: ¡Mejor aún!)
  • Lácteos: Son ricos en proteínas de calidad, calcio y vitaminas. (Leche, yogurt –sin azúcares añadidos- y/o queso)
  • Grasas: mantequilla (mejor que margarina), aceite de oliva…
  • Frutas: Al igual que los cereales, son ricos en hidratos de carbono, agua, fibra y vitaminas. (melón, fresa, naranja). Recuerda que, es más saludable que tu niño o niña consuma la pieza de fruta, a que le extraigas el zumo y le agregues azúcares. Estos zumos azucarados también se desaconsejan cuando hay riesgo de obesidad. Beberse la fruta es una mejor alternativa: hacer un batido conservando toda la fruta es más saludable.
  • Derivados cárnicos: Contienen proteínas (necesarias para construir tejidos y células): Huevos, pollo, carne, pescado, jamón…. No debe abusarse ni de embutidos ni de enlatados, por su alto riesgo contra la salud.
  • Otros: miel, mermelada…

Si el desayuno de tu hijo(a) aporta un mínimo de 3 alimentos de los mencionados en esta lista, se sentirá satisfecho(a) y estarás evitando el riesgo de que padezca obesidad infantil.

Desayunos para los niños

Las opciones deben ser más naturales: galletas caseras, con frutas y cereal, huevos revueltos, pan integral (mejor que pan blanco), Yogurt con frutas naturales, o frutos secos, o semillas o en combinación de las tres, Pudines con fruta. Es buena idea incluir algo de naranja, limón o mandarina, para que la preparación no se oxide. Todos son alimentos fáciles de preparar y puedes dejarlos listos, en la nevera, desde la noche anterior.

Al involucrar los pequeños en la cocina, automáticamente estarás logrando que se familiaricen con los alimentos que están por consumir. Además, no aguantarán las ganas de probar algo que ellos recién acaban de hacer.

Puedes consultar otras opciones interesantes para el desayuno que los niños aprenderán, en la sección de recetas de Kitchen Academy. Por ejemplo: Bollitos de huevo y jamón sobre blinis, quesadillas de pollo y maíz, pizza vegetal y muchas otras que harán la delicia de chicos y grandes.

Inscribir a tus niños en una escuela de cocina infantil, te garantiza que amplíen y complementen sus conocimientos en muchas áreas de aprendizaje. Cocinar es un proceso que involucra conocimientos básicos de la escuela primaria como matemáticas y ciencias. Así que, va a preparar platillos deliciosos, mientras vive experiencias en las que podrá adquirir competencias educativas. Y recuerda que, cuando tu pequeño(a) chef participa ayudando con los quehaceres del hogar, se sentirá útil y su autoestima se incrementará.

Como ves, para que tus niños(as) tengan el mejor desayuno, solo hace falta más creatividad, información actualizada y decisión para cambiar hábitos no recomendables.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *