Actividades de teambuilding para empresas durante el COVID 19

Actividades de teambuilding para empresas durante el COVID 19

En el ámbito empresarial, toda gran compañía siempre apostará por la sana competencia y convivencia entre los distintos grupos de trabajo. Es por ello que durante décadas, se han ideado distintas actividades para fomentar un óptimo funcionamiento y una máxima compenetración entre sus trabajadores. Por tal motivo, se acuñó el término teambuilding en las empresas, siendo de gran utilidad en los tiempos actuales, donde se desarrollar múltiples actividades en este ámbito.

Debido a la emergencia sanitaria, el mundo empresarial se ha planteado distintas actividades de teambuilding para empresas durante el COVID 19.

De manera tal que muchos empleados han despertado su entusiasmo y competitividad, sin importar la situación, en participar en diferentes programas de forma exclusivamente online. Cuando se trata de fortalecer los lazos que sostienen las relaciones laborales en las empresas, no debe escatimarse, bajo ninguna circunstancia, en esfuerzos que ayuden a conseguirlos.

¿Qué es el teambuilding?

A groso modo, este término significa construcción de equipos. De una manera más amplia, se puede decir que se considera como un conjunto de actividades en equipo, enfocadas en fomentar la motivación, cooperación y el establecimiento de relaciones interpersonales.

En función a las actividades a realizar, los esfuerzos se enfocan en aprender a definir objetivos y roles, resolver problemas y fomentar la interacción entre sus compañeros.

Teambuilding para empresas durante el COVID 19

En el ambiente laboral, el teambuilding tiene un protagonismo invaluable e imprescindible. Por eso, encontramos una lista incontable de actividades, fáciles de realizar por cualquier grupo de trabajo. Cuando se opta por una actividad de poco esfuerzo físico, podemos encontrar una gran variedad de opciones. Aquí destacan actividades del arte culinario, artístico, musical, entre muchas otras.

Las propias actividades inherentes al funcionamiento normal de las empresas, se han visto truncadas, en función de la cuarentena surgida a raíz del COVID 19. Sin embargo, gracias a la tecnología actual, es posible adecuarse a una modalidad de trabajo remoto, contribuyendo a que las técnicas de teambuilding a nivel empresarial no queden olvidadas.

Debido a estos tiempos de contingencia, la creatividad de los desarrolladores de estas dinámicas les ha permitido explorar nuevos escenarios para promover actividades nunca antes vistas.

Actividades de teambuilding para empresas durante el COVID 19

Acá te mostramos algunas de las más concurridas actividades de teambuilding para empresas, durante el COVID19.

Talleres de cocina

Una de las actividades de teambuilding para el COVID 19, con mayor participación, son los talleres de cocina. Cuando se trata del mundo culinario, pocos son los que pueden negarse a ser parte de él. Por suerte para muchos, estos talleres son ampliamente utilizados en la actualidad como una técnica de teambuilding bastante efectiva. Su realización se hace mucho más dinámica gracias a que las videoconferencias nos permiten realizar distintas actividades.

Estas actividades permiten mejorar las relaciones, fomentar la empatía e incentivar la colaboración. Además, esta actividad representa una gran oportunidad para sus participantes, como alternativa para ampliar sus conocimientos en la cocina y trabajar en equipo.

¿Cómo funciona esta actividad?

Para su realización, el primer gran paso es la conformación de 4 grupos distintos. Luego, con la ayuda de un chef, se proporciona a los equipos una serie de instrucciones. A medida que avanza la actividad de la cocina, los participantes deberán enfrentarse a pruebas de cultura general, conocimientos culinarios y aspectos sobre la empresa.

Todo lo dicho, irá sumando puntos a los equipos que contesten correctamente. Al final de la jornada, ganará el equipo que más se haya esforzado y que más puntos haya obtenido.

Contáctanos si deseas información adicional sobre los beneficios que Kitchen Academy ofrece a las empresas en el ámbito del teambuilding para empresas durante el COVID 19.

Escape rooms

Estos son divertidos juegos en los cuales un grupo de personas están retenidas en una habitación, y para escapar, deben trabajar en equipo y resolver diversos juegos de lógica. Cada juego debe realizarse de manera conjunta, tomando en cuenta los pensamientos y opiniones de todo el grupo, puesto que están diseñados para resolver, sólo mediante el trabajo en equipo. La duración promedio de esta actividad es de unos 60 minutos, dependiendo del grado de cooperación del equipo.

Brain building

Son actividades destinadas a la cooperación mental entre un equipo de trabajo. Pueden estar representadas por: crucigramas, ejercicios de “encuentra la diferencia”, búsqueda de mensajes ocultos en logotipos, etc. Básicamente, cualquier dinámica de este tipo, que requiera un pensamiento colectivo y un intercambio de ideas continuo, puede incluirse dentro de esta categoría.

Películas online

A pesar de entenderse como una actividad recreativa, poder compartir una buena película con nuestros compañeros de trabajo, ayuda a estrechar los lazos de las relaciones laborales. Si bien no cuenta con un objetivo determinado, de igual manera fomenta la recreación en conjunto, como pilar importante extra laboral.

Cuestionarios de personalidad

En función de conocer con mayor detalle a las personas con quienes compartes varias horas de tu día a día, estos cuestionarios representan una gran opción para lograrlo. Son ideales para realizar mediante videoconferencias. Actualmente existen diversos portales web que facilitan cuestionarios fáciles de completar, en cuestión de pocos minutos.

Una vez que cada integrante haya finalizado su cuestionario, todos pasarán a comentar sus resultados obtenidos con el resto de sus compañeros. Posterior a ello, pueden realizar debates sobre qué tan atinados fueron los resultados para cada persona.

Trabajadores felices, que cooperan y se complementan entre sí, son los que llevan al éxito a las compañías. Es por ello que, independientemente del aislamiento provocado por el COVID19, se hace imprescindible manejar las distintas posibilidades que la tecnología nos ofrece.

Cualquier actividad de teambuilding para empresas durante el COVID 19, por pequeña o grande que sea, puede marcar una gran diferencia en el desempeño de un grupo de trabajo. Esto siempre y cuando se realice de manera recurrente y con una amplia participación.

¿En qué debes fijarte cuando eliges una escuela de cocina para tus hijos?

El afán de los padres para que sus hijos realicen actividades extracurriculares, es una forma de expresar su interés por fomentar un aprendizaje integral. Desde muy temprana edad, los niños pueden elegir alguna actividad que complemente su formación extraacadémica.

Parte importante de la formación de un niño, es la escogencia del lugar donde recibirán los conocimientos, y cuando se trata de elegir una escuela de cocina, esta es igual de relevante. Los padres buscan que la adaptación sea rápida y que facilite el aprendizaje de los conocimientos impartidos. Pero además, es importante que sea el niño quien tome la iniciativa y decida desempeñarse en las áreas que más le guste.

En Kitchen Academy, los pequeños darán rienda suelta a su creatividad y a sus capacidades culinarias, desarrollando sus destrezas, e innovando con los mejores platos.

Qué tener en cuenta al elegir una escuela de cocina

Cada niño que manifieste su deseo de aprender a cocinar, requiere de una atención especializada y de calidad donde, además de cocinar, pueda adquirir valores. La incertidumbre surge cuando no tenemos un conocimiento claro sobre el ámbito culinario, ni sobre la educación particular, enfocada hacia niños de diferentes edades. Por esta razón, tratamos de ofrecer orientación a esos padres que aún continúan en la búsqueda de una escuela de cocina que se adapte a las necesidades de sus pequeños.

Para esos niños que desbordan curiosidad y se hallan atraídos por la cocina, es ideal que sus padres valoren la elección del centro de estudio, escogiendo la mejor escuela posible, adaptada a ellos. Más allá de fijarse en la ubicación y el costo, hay factores que poseen mayor relevancia al elegir una escuela de cocina:

Comodidad

La institución debe poseer espacios amplios, con una adecuada distribución. Todo esto con la finalidad de que nuestros niños puedan moverse libremente durante sus prácticas, sintiéndose cómodos y sin ocasionar accidentes.

Disposición de instrumental adecuado

La mejor escuela de cocina debe disponer de los utensilios y herramientas necesarias, pero además, estos deben estar adaptados para ser manipulados por los niños, sin representar riesgos.

Personal especializado

La escuela debe impartir sus conocimientos de manera divertida y didáctica, por eso debe contar con profesionales especializados en tareas culinarias y que además, apliquen diversas técnicas de enseñanza.

En este caso, debería hacerse uso de los juegos y otras dinámicas para que la información sea comprendida con facilidad por los pequeños. También es importante que se escojan adecuadamente las didácticas, en función de que se le facilite el aprendizaje, a cada niño en particular.

El uso de cronogramas de trabajo

En este aspecto, es importante que la institución cuente con un cronograma de trabajo adecuado, donde se considere la edad de cada participante.

Educación oportuna

La sana alimentación, las medidas de seguridad en la cocina y la responsabilidad, serán pilares importantes en la educación integral. Una buena escuela no solo se centra en que los niños aprendan a cocinar, sino que debe incentivar a los niños a desarrollar todos sus sentidos, mediante las técnicas adecuadas.

Con la educación oportuna, se busca que mediante la estimulación sensitiva recurrente, los niños consigan desarrollar su propio instinto, al desempeñar sus labores culinarias. Además de eso, con la estimulación se puede ayudar al niño en otros aspectos de su vida que contribuirán a su desarrollo.

Beneficios de elegir una buena escuela de cocina para tus niños

Cuando hablamos de una escuela de cocina, en relevante que la veamos como mucho mas que un lugar donde sólo se enseña a cocinar. De esta forma podremos identificar que una buena escuela de cocina se preocupa por fomentar un ambiente familiar, donde los niños compartan y se sientan a gusto, haciendo que la experiencia, no solo sea divertida, sino que se sientan motivados a aprender cada vez mas.

¿Cuáles son los beneficios que deben aportar las escuelas de cocina a los niños?

  • Estimular la creatividad de los niños.
  • Despertar en los niños, instintos culinarios poco desarrollados, de manera que puedan crear sus propios platillos y experimentar con los ingredientes disponibles.
  • Impulsar la creatividad e impartir los conocimientos necesarios para desarrollar destrezas inimaginables.
  • Fomentar la estimulación sensorial en los niños desde temprana edad con el fin de abrir un abanico de posibilidades y emociones en sus vidas.
  • Contribuir al sano desarrollo psicomotriz, sensorial y social.
  • Crear un ambiente ideal para forjar el carácter y el sentido de responsabilidad.

Por otra parte, el desarrollo de las habilidades culinarias, puede en un futuro no muy lejano, abrir las puertas a los niños, hacia el mundo laboral. Por esto y más, elegir una escuela de cocina para tus hijos, será una de las mejores decisiones en favor de ellos, cosa que agradecerán en el futuro.

En cualquier ámbito de la vida, durante el crecimiento y desarrollo de los niños, los especialistas en el área consideran que una estimulación adecuada de los sentidos es imprescindible.

El inconveniente con esto, es que los padres piensan que lo importante es que sus hijos sólo adquieran conocimientos y habilidades, dejando de lado lo más importante de su formación. Es ese el pensamiento que debe empezar a cambiar, para que a la hora de elegir una escuela de cocina, sea lo primero a tener en cuenta.

Es por ello que, con las recomendaciones ya comentadas, los mismos padres deben formarse un criterio más objetivo a la hora de tomar una decisión adecuada. De esa decisión, dependen los resultados que  se obtendrán en el futuro inmediato. No es solo hacer una receta, sino que aprendiendo, los niños puedan crecer, tanto en conocimientos culinarios, como en valores.

¿Qué valores se pueden aprender en la cocina?

¿Qué valores se pueden aprender en la cocina?

Cuando nuestros niños aprenden el arte de cocinar, no solo participan en tareas culinarias, pues esta actividad es una oportunidad para enseñarles a cultivar algunos importantes valores.

Cocinar con los niños nos mostrará la importancia de mantener valores como la paciencia, el respeto, la responsabilidad, entre otros, para que el trabajo se pueda llevar en un ambiente armonioso, incentivando a los niños a seguir aprendiendo.

En Kitchen academy buscamos que, a través de las visitas escolares, nuestros niños adquieren conocimientos ,y además, pueden cultivar valores como un importante aporte a su desarrollo ¿Sabes cuáles son los valores que se pueden aprender en la cocina?

¿Qué son los valores?

Son un conjunto principios o cualidades comunes a una persona, que determinan su conducta en el entorno donde se desarrolla. Al inculcar valores a nuestros niños, podemos ayudarles a identificar comportamientos, tanto negativos como positivos, de acuerdo a las circunstancias que se les presenten en cualquier momento.

Es necesario que como padres tomemos conciencia de la importancia de enseñar valores a los niños, desde los primeros años de vida, los cuales contribuyen a una mejor convivencia familiar.

Valores que se pueden aprender en la cocina

La responsabilidad

Una buena oportunidad para enseñar a nuestros niños el sentido de responsabilidad, es darle participación al preparar las comidas. De esta manera, el niño se hará responsable de su asignación, a la hora acordada, y asumirá las consecuencias cuando no cumpla con sus tareas.

Una vez que adquiera este compromiso y lo cumpla, su responsabilidad irá más allá de aprender en la cocina, y prestará su colaboración en otras tareas dentro y fuera del hogar.

Generosidad

Aprender en la cocina le enseñará a los niños a ser generosos y a compartir los platos que preparen con la familia. Como parte de sus actividades culinarias los niños reconocen la importancia de alimentarse correctamente, siendo posible que en algún momento preparen platos para personas necesitadas, cultivando de esta manera su sentido de generosidad.

El compromiso

Este valor implica que nuestros niños deben tomar conciencia y comprometerse a cumplir con sus obligaciones, dentro del tiempo que ha sido acordado previamente. Enseñar este valor a los pequeños conlleva una asignación de tareas. Una de ellas puede ser que pongan la mesa, y poco a poco estas tareas pueden ir aumentando en cantidad y complejidad, y así estaremos incentivando a que alcancen un nivel valioso de compromiso.

La humildad

El respeto hacia los demás y el reconocer que se tienen limitaciones, es sinónimo de humildad. Es primordial que los niños entiendan que siempre habrá mucho por que aprender. La cocina enseña a los niños que para avanzar deben practicar la humildad y destacar la labor de otras personas. De esta forma irán fomentando este valor.

La tolerancia

Nuestros niños pueden aprender en la cocina a respetar lineamientos y a controlar su ego, si desean fomentar el valor de la tolerancia. Es bueno que compartan su experiencia con sabiduría y sin discriminar a otros niños.

La paciencia

Este es un valor que todos podemos aprender en la cocina a la hora de elaborar cualquier plato, pues se deben seguir unos pasos en un orden especifico, y se debe esperar el tiempo necesario para que cada componente de un plato este listo, actividades que implican tener mucha paciencia.  Una receta requiere de tiempo y dedicación para llegar a un resultado satisfactorio.

¿Qué valores se pueden aprender en la cocina?

 

La solidaridad

Dejar participar a los niños en las labores de la cocina, los ayuda a entender que es necesario que dediquen una parte de su tiempo a las tareas del hogar. Ser solidarios en casa implica compartir con la familia en un ambiente de armonía, donde todos pueden beneficiarse.

El respeto

Con la participación de los niños en las tareas culinarias, se genera un ambiente donde fluye la comunicación y el respeto por los demás. El respeto es la base de las relaciones en el hogar, la escuela y en cualquier lugar donde se desenvuelva.

La prudencia

Con este valor, los niños deben cuidar todos los detalles posibles cuando desempeñan tareas en la cocina, evaluar los riesgos y tratar de controlarlos para obtener resultados satisfactorios.

La honestidad

La honestidad y el respeto son dos valores que van tomados de la mano, los niños aprenden cocinando a ser objetivos y sinceros. El cocinar se fundamenta en el principio de la honestidad. Cuando una persona cocina, debe proporcionar la seguridad de que usa ingredientes que no hagan daño a la salud.

¿Por qué son importantes los valores?

  • Los valores son el fundamento básico de una sociedad, y por lo tanto, debemos cultivarlos desde las primeras etapas de vida de nuestros niños y reforzarlos a medida que crecen.
  • Dan sentido a nuestras vidas y determinan la clase de persona que somos cuando tenemos ciertos comportamientos ante algunas situaciones cotidianas.
  • Permiten que encontremos sentido a nuestras actividades, tomando acertadas decisiones.
  • Nos ayudan a conocernos a nosotros mismos y a aceptarnos sin complejo alguno.
  • Nos enseñan a vivir con rectitud y se convierten en la guía necesaria para tener una conducta coherente.
  • Nos proporcionan la libertad de tomar las mejores decisiones y a definir prioridades, sin que las mismas puedan afectar a otras personas.
  • Permiten que podamos definir nuestro estilo de vida, respetando siempre nuestro entorno.
  • Proporcionan facilidad para que tengamos la mejor relación con el ambiente, las personas y las situaciones que se puedan presentar, a través de la armonía.
  • Nos enseñan a comportarnos, manteniendo los principios de respeto y moralidad.
¿Desde qué edad pueden aprender a cocinar los niños?

¿Desde qué edad pueden aprender a cocinar los niños?

La edad más adecuada para que los niños se inicien en las tareas culinarias del hogar y puedan aprender a cocinar, no debe ser tema de preocupación para los padres. Con mucha frecuencia pensamos que aprender a cocinar representa un peligro para los niños, por el uso de utensilios y objetos que pudiesen ser riesgosos. Sin embargo, hoy existe un gran interés por parte de los niños por participar y aprender a cocinar y preparar sus propias recetas.

Inicialmente, los niños comenzarán haciendo pequeñas tareas y observando lo que hacen los padres, y en lo que sientan seguridad, pueden participar en la preparación de algunas recetas fáciles. Adicionalmente, pueden asistir a escuelas de cocina para niños dónde van a aprender el arte de cocinar, desde temprana edad y bajo la supervisión de expertos profesionales.

Aprender a cocinar

Cada vez se hace más común que los pequeños de la casa se involucren en las tareas de preparación de recetas y aprendan poco a poco el uso de cada utensilio de cocina. Antes de asignar cualquier actividad en la cocina a nuestros hijos, es importante conocer cuáles son las capacidades que tienen, para que puedan desarrollar las tareas sin complicaciones.

¿Cómo iniciamos a los más pequeños en el arte culinario?

  • Comenzando por asignarle recetas que permitan solo el uso de las manos, sin necesidad de implementos y electrodomésticos.
  • Luego, se pueden involucrar en actividades donde haga falta concentración y destrezas, actividades donde sea necesario el uso de otras técnicas e implementos.
  • Lo ideal es que con nuestra ayuda demuestren que pueden seguir las indicaciones suministradas y se capaciten para desarrollar actividades culinarias con el empleo de diversas técnicas.

¿Existe una edad ideal para aprender a cocinar?

Muchos niños manifiestan el deseo de aprender a cocinar y con el tiempo, desarrollan habilidades y destrezas en el mundo de las artes culinarias. Pero surge una interrogante ¿Existe una edad ideal para que los niños aprendan a cocinar? Esto dependerá de lo complicado de cada actividad y de la destreza que demuestre cada niño.

Podemos programar diversas actividades donde se incentive a los niños a prestar ayuda en la cocina y todos disfrutemos de la jornada. Inicialmente, nuestros pequeños requieren del apoyo y supervisión por parte de los adultos para evitar accidentes, hasta que sientan seguridad para desarrollar sus actividades en la cocina.

¿Deseamos que nuestros hijos, tengan interés por la cocina? Una excelente idea es iniciarlos desde casa, o buscar ayuda de profesionales que dictan clases presenciales o vía online. Esta actividad representa una manera de compartir y jugar con nuestros niños, a la vez que se incluyen nuevos alimentos y sabores a su dieta diaria. Veamos ahora, cuáles son las actividades más importantes que pueden desarrollar en la cocina, de acuerdo a su edad.

Actividades culinarias por edades

Niños de 3 años

  • Ayudar en la búsqueda de algunos utensilios de cocina.
  • Pueden remover o batir ciertas mezclas.
  • Alcanzar algunos ingredientes que están previamente seleccionados.
  • Colaborar en la limpieza de la encimera.
  • Cortar con las manos algunas hojas y verduras.

Niños de cuatro años

  • Están en capacidad de lavar algunas frutas y hacer uso de las manos para pelar mandarinas, plátanos y otras verduras.
  • Con supervisión de los padres, pueden cortar o exprimir frutas blandas.
  • Mezclar y amasar con las manos, no será tarea difícil a esta edad.
  • Pueden agregar ingredientes sólidos y líquidos a las recetas.
  • Hacen uso de cortadores plásticos o de silicona para hacer galletas.

Actividades  culinarias hasta los cinco años

  • Untar panes o galletas con mermeladas, mantequilla y quesos. Cascar y batir huevos manualmente y ensartar alimentos para hacer brochetas.
  • Son capaces de usar tazas y cucharas para medir ingredientes y pueden rallar, cortar, mezclar y pelar con supervisión de un adulto, hasta que adquieran destreza.
  • Están aptos para preparar moldes y verter mezclas en los mismos.
  • Tienen habilidad para pisar frutas y verduras para hacer puré.
  • A esta edad es fácil hacer uso del mortero para moler especias. Pueden cortar hierbas y hacer aderezos para ensaladas.

Niños de seis y siete años

  • Son capaces de estirar masas para galletas, pizzas y otras recetas.
  • Decorar galletas y pasteles usando una manga pastelera, serán las actividades favoritas.
  • Recogen, lavan, secan y guardan los utensilios utilizados.
  • Pueden poner la mesa.

Niños de once años y más

  • Son capaces de seguir el orden de las recetas y planificar algunos menús y comidas, sin supervisión.
  • En esta edad pueden cocinar con fuego y al horno, siempre bajo nuestra supervisión.
  • Es la edad de hacer uso de algunos electrodomésticos para preparar sus platos preferidos.
  • Tienen habilidad para emplatar y decorar platos.

Otras tareas que pueden desarrollar los niños en la cocina

  • Ayudar a pelar ajos, sacar las semillas a ciertos alimentos y colocar algunas especies a las comidas, bajo la supervisión de un adulto.
  • Los más grandes pueden dictar la receta y servir de guía en la preparación de la misma.
  • Pueden ayudar a hacer la compra y a organizarla.
  • Buscar y organizar los ingredientes que se utilizarán en una receta.
  • Mantener limpias la encimera y la cocina en general.
  • Lavar y guardar los utensilios utilizados luego de preparar una receta.
  • Hacer la lista de la compra, de acuerdo a un menú.

Algunas consideraciones

  • Si el niño va a aprender a cocinar desde casa, entonces debe comenzar elaborando recetas muy sencillas para que se sienta cómodo y seguro con la actividad.
  • Es necesario que tomemos tiempo y nos dediquemos a enseñarle a usar los implementos de trabajo, y de los riesgos que pueden surgir si no hace el uso correcto de los mismos.
  • También debemos tomar precauciones y asegurarnos de usar las medidas de seguridad necesarias, para que los materiales puedan ser manipulados por el niño, sin dificultad alguna.
  • Debemos asignar las tareas de acuerdo a la edad del niño. Es importante que los niños estén bajo supervisión cuando estén en la cocina; así evitamos accidentes innecesarios.
¿Por qué cambiamos nuestros platos según la época del año?

¿Por qué cambiamos nuestros platos según la época del año?

El cambio de estaciones a lo largo del año provoca reacciones en el organismo, debido a las variaciones de temperatura, que, además nos obliga a hacer cambios de vestimenta y a cambiar nuestros platos según la época del año. Conscientes de esta necesidad, en Kitchen Academy te dejamos este post para que conozcas las razones que nos llevan a cambiar nuestros platos según la época del año, las cuales pueden estar relacionadas con la economía y con la calidad de los alimentos.

Importancia de cambiar nuestros platos según la época del año

Aunque cada vez es más frecuente consumir alimentos de todo tipo en cualquier época del año, debido a que provienen de diferentes partes del planeta y están disponibles en cualquier puesto de mercado o automercado, lo cierto es que es mejor consumir los alimentos propios de cada estación. En esto coinciden tanto los nutricionistas como nuestros bolsillos, donde se nota el peso del precio de los productos que queremos consumir fuera de estación, pues muchos son importados de otras regiones del mundo.

Frutas, hortalizas, verduras y legumbres son accesibles durante todo el año, bien porque los proveen otros países o porque están conservados para que sean consumidos en cualquier momento. Sin embargo, comer alimentos de temporada nos asegura el consumo de productos frescos, nutritivos para mantener una dieta sana y equilibrada; además de que por ser temporada de cosecha tienen mejores precios y las cantidades nos permiten escoger las mejores.

Ventajas de comer alimentos propios de cada época del año

  • Las frutas y verduras están en todo su esplendor; frescas y con sus propiedades intactas, pues no requieren de largos recorridos para llegar a nuestra mesa.
  • Todas las frutas, verduras, hortalizas y legumbres que están en el mercado fuera de temporada son sometidos a cambios de temperaturas y, por lo tanto, se exponen a la intemperie o a otros factores durante largos períodos.
  • Los sabores de los alimentos de temporada son más sabrosos, ya que se recogen en el tiempo adecuado y no maduran artificialmente.
  • Sus precios son asequibles y hasta podemos conseguir ofertas, ya que están en su tiempo y los mercados compiten entre sí, lo que nos da ventaja a los consumidores.
  • Todas las recetas que preparemos con alimentos de temporada son más vistosas, gustosas y sencillas de preparar, con el punto exacto de frescura, textura y sabor.
  • Una dieta conformada por alimentos de cada estación nos ayuda a mantenernos saludables, pues nos aporta los nutrientes necesarios y por lo tanto nos ayuda a prevenir enfermedades.

¿Por qué cambiamos nuestros platos según la época del año?

¿Qué alimentos consumir en cada estación?

Cada estación tiene su color y su atractivo, al igual que los alimentos que se cosechan, los cuales nos dan la alegría de disfrutarlos de manera fresca, lo que nos proporciona más satisfacción.

Otoño

La estación de las lluvias luego del intenso calor del verano nos da lo necesario para preparar unas ricas berenjenas a la parmesana, por ejemplo, pues es cuando las conseguimos en todo su esplendor. Una rica crema, o un colorido puré de calabaza, también puede alegrarnos la mesa y complementar cualquier proteína, pues va muy bien con pescados, cordero o una rica pechuga de pollo.

En otoño nos va muy bien una sopa de legumbres, bien rojas o blancas, con zanahoria, acelgas, puerros y espinacas, todas verduras propias de esta estación. Pastas con salsas hechas con estas verduras también son una opción que deleitará el paladar y no costará mucho dinero, pues serán abundantes en todos los mercados.

Las mejores fuentes de vitamina C también se dan en otoño, como mandarinas, naranjas y pomelos; justamente cuando más las necesitamos para prevenir los resfríos propios de esta época. Y para complementar, podemos preparar tartas de manzana, ensaladas con la palta, pastelitos rellenos de membrillo y poner a volar la imaginación con la combinación de todos ellos en una rica ensalada de frutas.

Invierno

Para el invierno existe la falsa creencia de que debemos comer más cantidad y más grasa, debido a que las bajas temperaturas demandan de nuestro cuerpo más calorías. Lo cierto es que nuestro metabolismo es el mismo y comer más y consumir alimentos altos en grasa solo nos hará aumentar de peso, así que lo mejor es mantener una dieta sana, balanceada y sin excesos.

Para el invierno lo mejor es consumir sopas hechas con coliflor, puerros, brócoli y espinacas propios de esta temporada. Endibias, alcachofas, calabazas, lechugas y escarolas también vendrían bien todos los días para acompañar nuestras carnes rojas o blancas. Y en cuanto a las frutas, a las que mencionamos para el otoño, que se mantienen en esta época, se debe sumar el kiwi, con su aporte elevado de vitamina C.

Primavera

Los alimentos que nos trae esta época nos ayudan a cambiar nuestros platos según la época del año, con las suculentas papas que están en su esplendor para prepararlas al horno con aceite de oliva, romero y sal; en puré o hervidas con un punto de mantequilla, ajo y perejil. El ajo también nos llega en esta época, ideal para preparar una tradicional sopa madrileña; también esencial para saltear atún, vegetales o untar en las tostadas de pan para un desayuno y comenzar el día con buen pie.

La llegada de la estación de los colores trae consigo toda una lista de frutas con su intenso color, como los frutos rojos: cerezas, frambuesas, fresas, con sus propiedades antioxidantes. Además de las bananas, sandías, melón y piña, ricas en potasio, hierro y vitamina C y que tienen su punto exacto de dulzura, color y maduración que nos hace sentirlas jugosas y exquisitas.

Verano

El calor casi paralizante del verano nos obliga a consumir más líquidos, especialmente agua, y a cambiar la alimentación porque necesitamos comidas más ligeras, y vegetales y frutas ricas en sodio para mantenernos hidratados. El pepino, tomate y calabacines se convierten en el ingrediente principal de los gazpachos propios de esta época.

Pero además pueden ser la base de platos como unas ricas calabacitas rellenas de carne picada, ensaladas con el pepino como protagonista; y las zanahorias, cebollas y tomates para combinar en platos principales o como acompañantes. De las frutas son los reyes el melón, la piña, sandía y peras; bien para postres y para comerlas a la sombra de un árbol disfrutando de la calidez del ambiente.

¿Por qué es bueno que vayan a una escuela de cocina desde pequeños?

¿Por qué es bueno que vayan a una escuela de cocina desde pequeños?

Una de las novedades de la actualidad es la de involucrar a los niños en la cocina, que conozcan más acerca de la preparación de recetas. Los medios de comunicación han facilitado esta práctica gracias a los concursos y competencias que entusiasman a niños y a adultos. Pero las bondades de las escuelas de cocina infantil van más allá de que sean los protagonistas en la preparación de alimentos, y se suman otras ventajas que formarán parte de la vida de adulto.

Una escuela de cocina se ha constituido en el nuevo espacio en el que los niños, además de satisfacer su curiosidad, aprenden los secretos de la gastronomía, a socializar, compartir, a tener empatía y a conocer los cientos de detalles asociados con alimentos, sabores, olores, cocción y todo los secretos que guarda una cocina.

¿Cuáles son los beneficios que obtienen los niños en una escuela de cocina?

Los buenos hábitos de alimentación

Uno de los beneficios que adquieren los niños cuando van a una escuela de cocina, y que más preciamos los adultos, es que los pequeños adquieren hábitos saludables de alimentación. Nada mejor para padres y niños, los primeros preocupados por su buena alimentación, y los niños porque tendrán una vida más sana, adecuada para rendir en cualquier etapa de sus vidas.

Son más seguros

Si los niños son introvertidos o tímidos, una escuela de cocina les dará mayor seguridad en sí mismos, pues tienen la oportunidad de tomar decisiones, de asumir responsabilidades que serán validadas por los compañeros, y sentirán que sus ideas y opiniones son tomadas en cuenta. La libertad que tienen para mezclar, escoger recetas, alimentos y prepararlos a su modo será una forma de que se sientan parte del grupo.

Creatividad en acción

La cocina ha sido vista como arte y ciencia, que combinadas son una chispa para despertar la creatividad e imaginación de los más pequeños.

De manera que en una escuela de cocina los niños sabrán que parte de los resultados tienen que ver con poner en práctica lo que les dicte su imaginación, tanto en la preparación y combinación de ingredientes como en la presentación de los platos.

Trabajo en equipo

Aprender a socializar es otro de los beneficios de una escuela de cocina, donde los niños estarán encantados de preparar recetas a cuatro o seis manos; de compartir el trabajo de escoger, lavar, picar, guisar, sofreír, etc., con sus compañeros. Las relaciones que se fomentan en una escuela de cocina infantil son tanto funcionales como afectivas, pues al calor de la cocina se cuecen ingredientes y se comparten sabores.

Más conocimientos sobre los alimentos

En una escuela de cocina infantil los niños amplían sus conocimientos de los ingredientes, sus orígenes, procedencia, historia, formas de preparación, así como con las diferentes técnicas de cocción como hornear, freír, al vapor, guisar; además de ampliar su vocabulario y conocer la terminología asociada con la gastronomía.
¿Por qué es bueno que vayan a una escuela de cocina desde pequeños?

Mejoran sus habilidades motoras

Cortar, picar, desmenuzar, amasar, aplastar, untar, espolvorear y demás, son actividades que realizan los niños en una escuela de cocina y que van a contribuir a mejorar su motricidad fina, sus movimientos de manos y brazos, así como sus reflejos a la hora de desarrollar cualquier tarea, incluso fuera de la cocina.

Amor por la ciencia

Parte de la ciencia que tiene la cocina se puede ver tanto en las preparaciones como en la selección de los alimentos y sus cantidades.

Las matemáticas están presentes en las cantidades a agregar en cada preparación; en la sumatoria de gramos, mililitros, en conocer de porciones medidas en onzas, cucharadas y demás cálculos que se van haciendo a lo largo de cada receta.

Biología y química son otras de las ciencias que están presentes en la cocina, al observar las reacciones de los ingredientes, de los alimentos sometidos al calor, o los cambios en los procesos de enfriamiento.

El realce de los ácidos, dulces, grasas y demás sabores servirán de ejemplos para entender sobre reacciones químicas, así como la alteración de la composición cuando se manipulan alimentos de determinada manera.

Conocer otras culturas

Aprender a cocinar es otra forma de conocer acerca de otras culturas, pues la gastronomía nos lleva a recorrer y conocer otros países a través de sus productos, de cómo los cocinan, así como de la influencia de las migraciones, colonizaciones e intercambios humanos sucedidos a la largo de la historia.

Más conciencia sobre lo que comen

En una escuela de cocina los niños tienen más conciencia de lo que comen, bien por la calidad como por la cantidad de alimentos. Aprendiendo a cocinar los niños conocerán mejor los alimentos, sus propiedades, sus aportes y, en consecuencia los beneficios para el organismo. También aprenderán a ahorrar, y a utilizar todas las partes de las carnes, verduras, pescados y frutas, pues sabrán que jamás se debe tirar nada y aprovechar todos sus componentes.

Familiarizarse con utensilios y medidas de seguridad

Los tiempos en los que los niños debían estar alejados de la cocina quedaron atrás; hoy en día una escuela de cocina infantil ha sido la mejor forma de acercarlos al calor y de que aprendan a manipular utensilios como cuchillos, paletas, batidores, equipos de cocina, y, sobre todo, a no tenerles miedo. Conocer las medidas de seguridad para evitar heridas por quemaduras o cortes, machucones, etc., es necesario, y por eso los niños afinan sus sentidos para salir ilesos y disfrutar de cada preparación.

Responsabilidad e independencia

La cocina, sus técnicas y secretos, además de la ingente cantidad de información que contiene, servirán para que nuestros niños tomen conciencia sobre la responsabilidad que implica cocinar tanto para sí mismos como para sus familiares o amigos. Este sentido de la responsabilidad los hará ser más maduros a la hora de elegir platos y la forma de prepararlos; sabrán que no es lo mismo cocinar para niños o adultos, que para personas mayores o con regímenes especiales. En cuanto a la independencia, tendrán más seguridad a la hora de decidir sobre preparaciones, cantidades y combinaciones que siempre están presentes en cualquier receta.

actividades extraescolares durante la pandemia

¿Qué actividades extraescolares pueden hacer durante la pandemia?

Las actividades extraescolares son tan necesarias como las formales; pues complementan la formación de los niños y les da herramientas para reforzar temas de interés; sin embargo, la presencia del coronavirus y la atención a las medidas de confinamiento redujeron la oferta. La vuelta al colegio se está haciendo bajo el cumplimiento de todas las medidas de bioseguridad para evitar los contagios, mientras prevalece la incertidumbre sobre el crecimiento del número de casos.

A pesar de la nueva normalidad, la vida debe continuar, no de la misma manera como la llevábamos hasta 2019, sino con una serie de normas y restricciones incluidas en todas las actividades, tanto formales como informales. En cuanto a las actividades extraescolares durante la pandemia, tanto las instituciones que las ofrecen como los padres y representantes deben estar atentos a que se cumplan todas las normas, las mismas que se implementan en las escuelas, colegios, liceos y universidades.

Actividades extraescolares durante la pandemia

Música, danza, deporte, aprendizaje de otros idiomas, dibujo, pintura, escuela de cocina para niños y demás siguen siendo opciones de actividades extraescolares durante la pandemia, para que los niños cultiven otras áreas del conocimiento, satisfagan su curiosidad y exploten su creatividad.

Las actividades más recomendadas son las que se realizan al aire libre, tomando en cuenta que en los espacios cerrados el virus tiene más chance de permanecer en el ambiente y alojarse en cualquier organismo.

Sin embargo, la oferta incluye actividades que se realizan en aulas de clases o recintos, pero que ahora están acondicionados, con disminución del aforo y bajo supervisión estricta, a fin de que los usuarios guarden la distancia recomendada, utilicen el tapabocas durante toda la jornada y se laven las manos con más frecuencia.

Además de las medidas a la hora de estornudar, toser, hablar; y, por ahora, prohibidos los abrazos, los besos, el contacto físico innecesario o el cuchicheo. La nueva normalidad nos dice que todo representa riesgo de contagio.

Escuelas de fútbol, tenis o natación

La práctica del deporte al aire libre sigue siendo una alternativa para que los niños realicen actividades extraescolares durante la pandemia. Las escuelas e instituciones dedicadas a estas disciplinas han tomado medidas para atender a sus usuarios y permitirles el entrenamiento adecuado, en el tiempo recomendado.

Clases de música, canto o ejecución instrumental

Aprender música también representa una opción que tiene buena acogida entre padres y niños, tanto el canto como la ejecución instrumental son formas de enriquecer los conocimientos, afinar el oído y mejorar la capacidad auditiva musical, rítmica y armónica.

Danza y flamenco

Estas actividades siguen siendo muy demandadas, pues además de aprender los pasos y movimientos propios de cada modalidad de baile, mejoran la postura, la forma de caminar así como de entender su influencia en nuestra cultura.
¿Qué actividades extraescolares pueden hacer durante la pandemia?

Talleres de cocina infantil

Estos talleres han cobrado popularidad a partir de los reality que se presentan en la tele y que desafían la paciencia, la imaginación y hasta la cordura de los participantes. Hoy en día un taller de cocina se presenta en el menú de actividades extraescolares durante la pandemia, para que los niños aprendan y se familiaricen con esa parte tan importante de la vida como es la alimentación y la preparación de recetas.

Las academias y recintos, como Kitchen Academy, que organizan estos talleres de formación para niños, han adoptado una serie de medidas entre las que están la reducción del aforo, el distanciamiento entre participantes, el uso de geles alcoholados y la higienización de los espacios de forma frecuente y con productos que garantizan una alta desinfección.

Parte de la solución

La preocupación por el aumento de los trastornos alimenticios que conducen a la obesidad o a la desnutrición, han hecho de estas escuelas parte de la solución, debido a que en su instrucción se incluyen los buenos hábitos de alimentación y el conocimiento de su importancia para la buena salud. En Kitchen Academy las medidas están tomadas, y los padres pueden confiar en que sus niños estarán a buen resguardo mientras aprenden a preparar recetas, a interactuar y compartir en un ambiente seguro y sano.

Las medidas Covid-19 que implementa actualmente Kitchen Academy son:

  • La reducción del aforo
  • El distanciamiento (1,5 metros de distancia)
  • Uso individual de equipos y utensilios de cocina
  • Uso de ozono y ultravioleta para la desinfección de todos los espacios
  • Aplicación a cada niño de gel hidroalcoholado tanto antes como al terminar la jornada
  • Uso obligatorio del tapabocas durante toda la clase

Jugar y cocinar, diversión al máximo

En una escuela de cocina los instructores combinan la enseñanza con los juegos, por lo que los niños se divierten mientras aprenden sobre las diferentes prácticas culinarias, los secretos que guardan las recetas, el origen de los ingredientes, y, sobre todo, de la importancia de una buena alimentación. Además, tienen en cuenta el manejo adecuado y seguro de los utensilios de cocina y el cumplimiento de las normas de seguridad para evitar cortaduras, quemaduras y demás riesgos que están presentes en las cocinas.

¿Qué deben hacer los padres para que sus niños asistan a actividades extraescolares durante la pandemia?

Hay que recordar que la responsabilidad de los padres y adultos debe duplicarse, con la intención de evitar el contagio del virus en los pequeños, darles protección física y emocional; por eso, es necesario que se aseguren de equiparlos cuando vayan al cole o asistan a las actividades extracurriculares.

Incluir en la mochila

  • Un tapabocas adicional
  • Gel alcoholado
  • Toallitas húmedas y pañuelos
  • Protector facial
  • Agua fresca

Tomar en cuenta que:

  • Por ser ejemplo y apoyo para los niños, los adultos debemos tener paciencia y mostrarles cariño y apoyo incondicional.
  • Evitar la difusión de noticias catastróficas que alteren la tranquilidad de los niños.
  • No hacerse eco de comentarios ni de acciones de discriminación o rechazo con personas que sospechemos estén contagiadas.
  • Promover la limpieza y el orden tanto en la casa como en la escuela y en los recintos donde desarrollan actividades extraescolares.
  • Buscar que los niños interactúen de manera segura, sin que afecte la calidez o el cariño que manifiestan.
  • Ser portavoz de mensajes de confianza y tranquilidad para evitar el estrés, la incertidumbre y el miedo ante la pandemia.
¿Cómo debemos conservar los alimentos que hemos cocinado?

¿Cómo debemos conservar los alimentos que hemos cocinado?

Una de las grandes preocupaciones del hombre a lo largo de la historia es la de conservar los alimentos, bien para las épocas de escasez o para mantener comida disponible para alimentar a familiares o allegados que no estuvieran en el momento de comer. Existen muchas técnicas para conservar los alimentos, tanto crudos como ya preparados, los cuales son objeto de este post que te ofrece Kitchen Academy, a fin de que se mantengan en perfectas condiciones sin que pierdan sus propiedades o simplemente se dañen.

Actualmente, se conocen técnicas para conservar los alimentos mediante refrigeración, congelamiento y el cierre hermético de envases de plástico o de vidrio. Cada una es estas técnicas se adecúa a la forma como se hayan preparado los alimentos, y con un tiempo de vigencia prudente; de todas maneras, tanto nuestro olfato como gusto serán los jueces ideales para saber cuándo una preparación no cumple con las condiciones para ser ingerida.

Diferentes formas de conservar los alimentos

Actualmente, podemos conservar los alimentos con la aplicación de calor o frío, mediante deshidratación, irradiación, un buen envasado o usando aditivos, como salmuera, vinagre, alcohol, etc. Las salsas y cremas, por ejemplo, son preparaciones delicadas, sobre todo si llevan huevos, leche o cualquier otro producto lácteo. Lo ideal para conservar alimentos de este tipo es hacerlo en envases de vidrio, a una temperatura no mayor de 4º C.

Si están hechas con tomates, estas pueden durar más tiempo en la nevera, debido a que los ácidos del tomate ayudan a preservarla; sin embargo, lo mejor es refrigerarla en envases de boca ancha, de manera que, transcurrido cierto tiempo, se pueda observar si ha acumulado hongos alrededor de la tapa o ha formado una película blanca sobre esta. De ser así, debe ser desechada.
¿Cómo debemos conservar los alimentos que hemos cocinado?

Sellado al vacío

Si se trata de salsas o pastas de tomate que debamos almacenar por largo tiempo, lo recomendable es guardarlas en frascos de vidrio, y cerrarlos al vacío. Para utilizar esta técnica, lo primero que debes hacer es esterilizar los frascos previo lavado con agua y jabón. Se ponen a hervir durante 15 minutos, los retiras del fuego y los dejas enfriar hasta que el agua esté templada. Se retiran del agua con unas pinzas para evitar el contacto con las manos, los dejas sobre un paño seco y limpio, para que se sequen al viento.

Para envasar al vacío, se envuelve el frasco con un paño seco para evitar quemarte. Introduces el alimento a envasar que esté muy caliente, no debes llenarlo hasta el tope del frasco, sino dejar un centímetro entre el producto y el borde. Limpias bien el borde, cierras bien fuerte el envase y esperas que se enfríe. Para saber si está cerrado al vacío, la tapa se hundirá en el medio.

Así puedes preservar sopas, legumbres, salsas, cremas, bases para condimentar pollos, carnes, pescados, guisos, mermeladas, conservas, jugos naturales, compotas, etc.

Bolsas con cremallera

Las bolsas con cremallera también son muy utilizadas para conservar alimentos. Allí puedes guardar vegetales crudos o cocidos, frutas limpias y peladas, o pulpa de frutas, alimentos crudos como pollo, carnes o pescados, incluso puedes dejarlos marinando sin que se estropeen.

Para que las bolsas queden bien cerradas y sin aire dentro, introduces dentro de la bolsa el alimento que deseas conservar, cierras la cremallera dejando abierto unos centímetros, la sumerges en agua hasta que cubra todo el contenido. La presión del agua al ser más alta que la del aire contenido en la bolsa, hará que este salga y el plástico se adhiera al producto. Mantén la bolsa sumergida hasta que ya no le quede aire y terminas de cerrar la bolsa.

Con esto conseguirás que los alimentos duren más, pues al cerrarla al vacío se extrae el oxígeno que es el causante de su oxidación y descomposición; se mantiene el sabor y dura más en el congelador.

En recipientes de plástico

Si sobra comida preparada y quieres conservarla para otra ocasión, guárdala en recipientes de plástico con su respectiva tapa; de manera que quede bien cerrado y no absorba los olores o sabores del refri. Procura que los envases estén bien limpios y secos, de manera de evitar que se altere la textura y el sabor de los alimentos. Si sabes que no consumirás esta comida en los próximos días, lo mejor es que de una vez la pongas en el congelador para que dure más tiempo.

Algunos consejos para conservar los alimentos de forma adecuada

  • Lávate muy bien las manos antes de manipular la comida sobrante.
  • Utiliza utensilios y envases limpios y secos.
  • Refrigera o congela la comida cocinada en el menor tiempo posible, para evitar que vaya cambiando su composición en la medida en que pase más tiempo a temperatura ambiente. Si pasa más de cuatro horas sin refrigerar, lo mejor es desecharla.
  • Si queda gran cantidad de comida sobrante, procura dividirla en porciones más pequeñas y evitar guardarla en un recipiente grande, pues tardará más en enfriarse y puede sobrepasar el límite de tiempo que requieren los microbios para aparecer.
  • Evita guardar comida en el mismo recipiente donde los cocinaste, o meter comida en envases de metal en la nevera. Tampoco comida servida en platos sin tapa.
  • Procura no llenar completamente los envases con la comida que vas a congelar, pues al frío, las moléculas de agua se expanden, se puede levantar la tapa y quedar expuesta parte de la preparación.
  • Puedes refrigerar previamente los recipientes donde vas a guardar la comida sobrante, para que ayudes a que los alimentos se enfríen y disminuya el calor de los alimentos que harán contacto con otros que tengas en el refri o en el congelador.
  • Es conveniente que dejes espacio entre los recipientes, de manera de facilitar su enfriamiento y procurar que sea parejo.
  • Ponles etiquetas a los recipientes que guardes, bien en el refri o en el congelador, para que sepas su contenido y la fecha en la que los almacenaste.
  • Procura consumir en un tiempo de dos días los alimentos que hayas refrigerado, ya que el frío de la nevera no elimina ni previene los microorganismos, solamente evita que su desarrollo sea acelerado.
  • Nunca pongas a descongelar la comida, cruda o cocida, a temperatura ambiente. Para descongelar los alimentos, ponlos un día antes en el refri, para que su descongelamiento sea lento.
  • Al recalentar cualquier comida que haya estado guardada, hazlo a una temperatura mínima o mayor de 70º C, sobre todo si son cremas, salsas, guisos, sopas, etc., y si es posible, dejarla hervir.
Cocinar desde casa con los más peques

Cocinar desde casa con los más peques

Si bien la presencialidad ha sido esencial para el aprendizaje, sobre todo de contenidos prácticos como aprender a cocinar, Kitchen Academy tiene a disposición una escuela de cocina virtual para niños, de manera que nadie pierda ni un segundo de su tiempo para adentrarse en este mundo y aprovechar al máximo todos los temas disponibles.


Ahora, cocinar desde casa ya es una realidad con los consejos y tutoriales que están colgados en la página de Kitchen Academy; se trata del campus virtual de la escuela de cocina dirigida a los niños, para que aprendan a cocinar, conozcan todo sobre alimentación y nutrición y despejen las dudas que tengan. Gracias a la alianza de la academia con algunas empresas, el aula virtual se ha convertido en la opción para quienes quieren seguir aprendiendo pero se han visto limitados por la cuarentena, debido al Covid-19.

Cocinar desde casa y más

La Escuela Virtual que Kitchen Academy ha diseñado y puesto en línea, sirve para que cada hogar sea una escuela de cocina, y proveer a las familias lo que requieren para compartir momentos alrededor de la comida, en cada preparación, y, especialmente para hacer de esta actividad una experiencia divertida y digna de recordar.

Para entrar a la Escuela Virtual los usuarios pueden registrarse completamente gratis, acceder y navegar por todos los contenidos dispuestos.

Existen varios temas y recetas disponibles que los visitantes pueden descargar y ver en línea; como por ejemplo, la receta del papillote de merluza con patatas aromatizadas, que ha tenido cientos de visualizaciones gracias al paso a paso que explica cómo prepararlo, así como todos los secretos para disfrutar de este suculento plato.

La lista de recetas es muy completa, y tiene desde la preparación de unos calabacines rellenos con carne, hasta las famosas delicias de tandoori, pasando por un delicioso risotto de tocineta y setas. Todas están disponibles y puedes verlas en cualquier momento del día y desde cualquier dispositivo.

Consejos de Nutrición

Otro tema esencial en la cocina y que Kitchen Academy pone a disposición de los usuarios es el Nutrición, con consejos acerca de la importancia de consumir agua, por ejemplo, o la importancia de consumir alimentos propios de cada estación.

También están temas como los superalimentos, qué son y cuáles están a nuestro alcance, que propiedades tienen y cómo combinarlos y prepararlos. Además, las consecuencias de consumir sal en exceso, por qué llevar una dieta saludable y qué alimentos nos ayudan a mantenernos hidratados.

Técnicas de cocina

En cuanto a las técnicas de cocina, la Escuela Virtual de Kitchen Academy tiene para ti la mejor forma de cocinar mejillones al vapor, cómo hacer un rico fumet o caldo de pescado, y diferentes técnicas para realizar una cantidad de elaboraciones que requieren las diversas recetas de cada día.

Entérate, por ejemplo, de cómo hacer mayonesa, cómo tamizar harinas, cómo caramelizar, cómo hacer que las claras levanten a punto de nieve, cuál es la mejor forma de hacer una deliciosa bechamel, cómo hacer una crema pastelera, o de qué manera puedes hacer en casa el azúcar glas y qué es eso de un baño invertido.

Consejos de Prevención

Y si pensabas que cocinar desde casa estaba limitado solo a los adultos, la Escuela Virtual te demuestra que todos los miembros de la familia pueden sumarse a las preparaciones, y, lo que es mejor aún, conocer la lista de consejos para prevenir o afrontar desde accidentes de cocina, que ocurren en todas las casas y restaurantes del mundo, hasta las formas de evitar excesos en las comidas.

Parte de los temas en materia de prevención que tiene la Escuela Virtual de Kitchen Academy está relacionado con lo que consumimos y la forma como preparamos los alimentos, las cuales pueden ser inadecuadas pero no estamos al tanto de esto.

Algunos de los títulos disponibles son qué debemos hacer si una sartén coge fuego, cómo utilizar las tablas de picar; qué son los parabenos, qué hacer en caso de inflamación del intestino delgado por la bacteria Escherichia coli (E. coli), cómo saber si un huevo está fresco, qué enfermedades prevenimos al consumir caldos calientes, cuáles son las consecuencias de consumir aceite de palma, y muchos otros temas de interés no solo para quienes cocinan, sino para el público general.

Ventajas de la Escuela Virtual de Kitchen Academy

Siempre es conveniente buscar el lado amable de las cosas que pasan, como, por ejemplo, tener clases a través de un aula virtual debido al confinamiento, lo que nos hace apreciar las ventajas de esta modalidad de cursos, como son:

  • No tener que salir de casa para tomar la clase del día y todos los días mientras dura el curso
  • La flexibilidad en los horarios, lo que mejora la planificación del tiempo tanto de los niños como de los adultos de la familia.
  • Se gasta menos, considerando que no habrá traslados para asistir a la academia.
  • La atención es directa y personalizada, y cada alumno siente que la clase es exclusiva entre el alumno y el instructor.
  • Puedes aclarar todas las dudas en cualquier momento del día.
  • Es una actividad relativamente sencilla, sin embargo, cocinar desde casa resulta beneficioso, pues, especialmente los niños, estarán prestando atención a las instrucciones de un adulto que está en video y tendrá la supervisión de cualquier miembro de la familia.

¿Cómo seguir de forma adecuada un curso de cocina virtual?

Lo primero que se requiere es un buen dispositivo electrónico y una conexión que no limite el tiempo de conexión.

Tener al alcance de la mano todos los utensilios de cocina necesarios para no perderte las instrucciones.

Prestar atención a todas las instrucciones y pasos del proceso de preparación para evitar contratiempos o errores.

No perderse ninguna actualización que haga la Escuela Virtual de Kitchen Academy para mantenerte al día con los contenidos.

Niños y adultos tienen a la mano la mejor escuela de cocina virtual, para cocinar desde casa y hacer del hogar un aula en la que todos aprendan y se diviertan, mientras disfrutan de sus preparaciones.

Actividades extraescolares que respetan las medidas del COVID19

Actividades extraescolares que respetan las medidas del COVID19

Las actividades extraescolares son hoy en día una necesidad, tanto para los niños como para los padres, quienes buscan que, como estudiantes, aprovechen al máximo el tiempo y completen su formación más allá de las aulas. La oportunidad de seguir disfrutando de las actividades extraescolares a pesar de los riesgos del Covid-19 está a la disposición, gracias a que los organismos que las ofrecen están adaptando los espacios y adoptando medidas para asumir la nueva normalidad sin que se vean afectadas o disminuidas en su calidad.

A pesar de las restricciones y del confinamiento al que hemos estado obligados para evitar la propagación del coronavirus, empresas, organismos y demás iniciativas se las han arreglado para seguir ofreciendo actividades extraescolares, toda vez que sigue siendo la alternativa a la exposición de los niños a la televisión o a los dispositivos electrónicos sin la supervisión de adultos o especialistas.

Algunas actividades extraescolares para inscribir a los niños

Es posible que muchos de quienes ofrecen actividades extraescolares en grupos, hayan tenido que redimensionar la oferta, a fin de disminuir los riesgos de propagación del virus, como, por ejemplo disminución de número de niños por aula, programar más actividades al aire libre, dividir en grupos pequeños las actividades y mantener la distancia entre los asistentes de, al menos, 1,5 metros. Un vistazo a las actividades extraescolares que se pueden aprovechar, a pesar de la pandemia, nos da como ejemplos, los siguientes:

Clases de música

Aprender a cantar de forma profesional, a tocar o ejecutar algún instrumento o a leer música, siempre será una actividad extracurricular que complementa la formación de un niño. Para esta actividad, las escuelas han disminuido el número de plazas, sin dejar de recibir aprendices, pero evitando que coincidan a la misma hora; por lo que tanto los profesores como los estudiantes tienen nuevos horarios.

Actividades deportivas

Estas son de las más demandas, pues supone el aprendizaje de disciplina, técnicas y destrezas; sin embargo, han de ser al aire libre, debido a que, por lo general, se desarrollan en equipos. La idea es que se organicen en grupos burbuja, conformados por tres a cuatro niños, de la misma edad y clase de la escuela, evitando que se combinen niños y adolescentes de diferentes edades, o adultos de distintas procedencias.
Actividades extraescolares que respetan las medidas del COVID19

Aprender otro idioma

A pesar de que esta es una actividad que se puede hacer desde la casa vía online, aprender otro idioma es otra actividad muy buscada por los padres, para ampliar los horizontes de sus hijos, promover el conocimiento de otras culturas y mejorar las oportunidades de becas y estudios internacionales. Las academias que ofrecen cursos de idiomas también han adaptado sus condiciones, a fin de promover las clases presenciales para mejorar la conversación y superar dificultades fonéticas, sin que esto signifique un riesgo.

Curso de cocina para niños en Kitchen Academy

Una decisión acertada es la de apuntar a nuestros niños en clases de cocina, pues tendrán la combinación de aprendizaje, diversión y disfrute de uno de los placeres de la vida como es comer. Estos cursos de cocina para niños están diseñados para que aprendan la importancia de la buena alimentación, así como de la procedencia de los alimentos, recetas, costumbres, etc., sobre alimentos, combinaciones, aliños, especies, sabores, y todo lo que encierra el mundo de la gastronomía.

Ventajas de los cursos de cocina para niños

Los padres que han tenido la oportunidad de que sus hijos hagan cursos de cocina, saben que en estos está garantizado el aprendizaje y el aumento del interés por las preparaciones y el desarrollo del buen gusto en la cocina.

Formación culinaria

Los niños tendrán conocimientos teóricos y prácticos sobre una serie de temas relacionados con la cocina, como mezclas, tiempos de cocción, sabores, reacciones de los alimentos al someterlos a cambios de temperaturas, etc.

Trabajo en equipo

Trabajar en equipo supone una serie de habilidades y virtudes que los niños van adquiriendo en la medida que aprenden a considerar la opinión de otros, a compartir y a consultar, y, sobre todo, a responsabilizarse sobre le corresponde como miembro de un grupo.

Hábitos de higiene

En los talleres y cursos de cocina los niños aprenden a manipular alimentos, cómo lavarlos, cómo procesarlos para aprovechar mejor sus propiedades, además de conocer las reglas de limpieza e higiene tanto de los utensilios como de la cocina y de los equipos que utilice.

Cursos de cocina adaptados a la nueva normalidad

Todas las organizaciones o empresas que ofrecen actividades extraescolares han tenido que tomar las medidas necesarias para seguir teniendo presencia en el mercado, y Kitchen Academy no es la excepción.

  • Hemos tomado todas las medidas recomendadas por instituciones nacionales e internacionales para cumplir con los protocolos necesarios que mantengan a los niños y a los adultos alejados de los riesgos del Covid-19.
  • Consideramos las previsiones sobre la desinfección periódica y minuciosa de los espacios donde se desarrollan las actividades, toma de temperatura al entrar y al salir de los recintos, el distanciamiento social, uso de tapabocas y pantallas protectoras, la organización de los estudiantes en grupos burbuja, la disposición de jabones y geles desinfectantes para el lavado frecuente de manos, la desinfección de ropa, zapatos y enseres de uso cotidiano, entre otros.
  • En cuanto al servicio de lavandería, el lavado se realiza a 60º C y secado en secadora, con lo cual se garantiza la desinfección de los enseres; mientras que los utensilios son lavados a una temperatura de 85º C para asegurar su desinfección.
  • Tenemos, además, la cartelera informativa sobre las medidas sanitarias para prevenir el Covid-19 en diferentes puntos de la Escuela.
  • Tanto la ubicación y distribución de los niños en las aula cocinas como las normas de higiene, protección y distanciamiento deben ser cumplidos por quienes asistan a la academia.

El Covid-19 es una realidad, sin embargo, la idea de aprovechar las actividades extraescolares en tiempos de pandemia, y que, tanto los padres como los adultos encargados de ofrecerlas, tengan consciencia de la necesidad de evitar el contagio, cumpliendo con los protocolos que minimicen los riesgos de contraer el virus.