Team Building de Cocina: La alternativa perfecta

La necesidad del trabajo en equipo dentro de una cocina proyecta los valores que toda empresa busca.

«Si todos se mueven hacia delante juntos, el éxito cuida de sí mismo»

Fue Henry Ford, nada menos, quien acuñó esta frase. El trabajo en equipo es algo que cualquier empresa sabe como vital, como la clave del éxito, pero el problema llega cuando se pretende inculcar este valor a los empleados. Los objetivos personales, los retos individuales, la valoración concreta de cada trabajador eclipsa cualquier intento de visualizar una meta común. Porque, la verdad sea dicha, hoy en día prima el dinero y es complicado convencer a un trabajador de las recompensas y satisfacción de un logro común por encima de nuestro sueldo. Por eso las palabras no son suficientes; por eso siempre se han buscado técnicas para fomentar ese trabajo en equipo, y por eso el Team Building se ha demostrado como una de los más eficaces medios para conseguir que los trabajadores se impliquen en el éxito de la empresa. Sacar del área de trabajo cotidiano a ese equipo, llevarles a una parcela desconocida pero atractiva y que reconozcan sus limitaciones y la necesidad de un grupo para solucionar problemas, y sobre todo,

“Lograr el éxito de una tarea o empresa de forma conjunta es la mejor alternativa para asentar la necesidad de caminar juntos en la misma dirección

Y si buscamos una actividad que hoy en día gana seguidores, que resulte atractiva para la mayoría de las personas y que englobe las principales características de Trabajo en Equipo, nos encontramos con la Cocina. Una actividad que requiere medir recursos, controlar tiempos, repartir y sincronizar tareas, buscar opiniones, consejos y ayuda

Los Team Building de Cocina se presentan como la actividad perfecta para fomentar esa unión. Alcanzar una meta de forma conjunta fortalece las relaciones personales, y si esa meta termina degustando un menú que nosotros mismos hemos elaborado, se conseguirá entre fogones lo que es complicado conseguir en salas de reuniones.

La cocina siempre ha sido el núcleo de la vida familiar y social. Gracias a la cocina y las relaciones que se despiertan alrededor de una mesa, han nacido ideas revolucionarias y resuelto dilemas imposibles. ¿Por qué no trasladar eso a la empresa? ¿Por qué no ir un paso más allá de una simple comida de empresa? ¿Por qué no cocinar juntos y reconocer nuestro logro degustándolo?

Infórmate AQUÍ

UN APRENDIZAJE RESPONSABLE

Todos aquellos que de una manera u otra trabajamos con niños, participamos en su desarrollo o maduración, o simplemente intervenimos circunstancialmente en alguna de sus innumerables experiencias y vivencias, disponemos de una oportunidad no siempre aprovechada.

Oportunidad, responsabilidad, consciencia o capacidad de aprovechar ese hecho para inculcar conocimientos, valores, comportamientos y actitudes socialmente relevantes.

Sin querer convertirnos en el exponente de nada, ni en la referencia de nadie, en Kitchen Academy somos conscientes del granito de arena que podemos aportar a la Sociedad a través de nuestros niños.

Mientras en una parte del mundo experimentamos con la comida, vivimos la cocina como un hobby, y la convertimos en un fenómeno mediático, de vez en cuando algún telediario nos recuerda qué para otra parte del mismo mundo, su escasez no es sino la causa de una muerte temprana.

Por difícil que parezca debido a la relativo de las experiencias vitales, no deberíamos permitir que nuestros niños sean más infelices por lo que no tienen, que lo contrario por TODO lo que no les falta.

En Kitchen Academy los niños pronto aprenden que expresiones como “que asco” no sólo es impropia de la actividad en la que están inmersos, y que actos como llenar el plato más allá del apetito que uno tenga, supone tirar a la basura lo que para otros sería un manjar.

Una escuela de cocina puede y debe ser, un espacio dónde niños cocinillas se desarrollen también como personas responsables y adquieran comportamientos de los que en un futuro puedan presumir.

Los entornos dónde la motivación de los niños es alta (sin duda lo es una clase de cocina dónde disfrutan sobremanera), el aprendizaje aumenta de manera exponencial. Cuando un niño se divierte, atiende y entiende, APRENDE.

Aprovechémoslo!

MasterChef en las cocinas de Kitchen Academy

Hace unos meses tuvimos la oportunidad de contar en la Escuela con la presencia de los concursantes de Masterchef.

Cesar, uno de nuestros grandes cocineros dio una clase magistral de cocina a los concursantes. El plato elegido por Masterchef, casquería. Todo un reto que los concursantes salvaron con muchas ganas y sobre todo mucha diversión.

Andrea, Antonio, Carlos, Kevin, Lidia, Mila y Sally se mostraron en todo momento muy accesibles, cercanos y con mucha ilusión por el proyecto en el que están embarcados.

Bravo por ellos.

Desde la Escuela les deseamos mucha suerte y éxitos en el futuro.

Aquí les esperamos!!!

 

 

Da el paso y apúntale ya

Cuando tomar decisiones correctas (querer), requiere de conocimientos y habilidades específicas (poder) para convertirse en una realidad

Un niño, un adolescente y en el futuro un adulto, sólo podrá tomar decisiones correctas en lo que respecta a su alimentación, cuando se lo permita la información, la sensibilización, la práctica y la demostración dirigida a tal fin. Aprender, entender y valorar requiere tiempo.

  • ¿Cómo sería la alimentación de nuestros hijos, si la decisión sobre la misma la tomaran ellos?, ¿Cómo podrían tomar decisiones diferentes y cuál sería el criterio?
  • Inglés, deporte, música, baile… ¿cuánto tiempo dedicamos a su capacidad para discernir en materia de alimentación y nutrición?

Estudios científicos revelan que la información, el conocimiento y sobre todo la convicción, son en los niños (y adultos por supuesto) más efectivas que la autoridad.

Nosotros estamos dispuestos a convencerles

Aun así y aunque lo tuviera claro, necesitaría la destreza, el conocimiento y las habilidades que le permitieran transformar esa decisión equilibrada, en una realidad que además propiciara continuidad. Dicho de otra manera, deberá saber cocinarlo para que además de ser sano, esté rico.

  • ¿Qué sabe cocinar hoy y qué creemos que sabrá cocinar nuestro hijo/a el día que se emancipe del hogar?
  • Hasta que llegue ese momento, ¿te gustaría poder compartir tiempo en la cocina con tus hijos, sabiendo que pueden ser ellos quienes también te enseñen a ti?

Nosotros estamos preparados para enseñarles

Sólo tienes que venir a Kitchen Academy y vencer la pereza que te genera encontrar un hueco de una hora a la semana para las clases de cocina y alimentación de tu hijo/a.

Tendrás además que confiar en nosotros y querer aprovechar los momentos que te brindará la cocina de tu casa para compartir nuevas experiencias con tu hijo/a.

Empecemos cuanto antes a generar buenos hábitos!!!!

KITCHEN ACADEMY toda una experiencia de aprendizaje

Realmente hablar de Kitchen Academy, no es solo hablar de un proyecto, o de una actividad extraescolar, es hablar de toda una experiencia de aprendizaje.

Todavía recuerdo nítidamente mi primera toma de contacto con Kitchen Academy, un amigo me contaba su intención de abrir una escuela de cocina, pero no una escuela de cocina al uso, una escuela de cocina para niños, con un enfoque educativo, con sus niveles, sus pruebas de cambio de nivel, en la que los niños aprendieran a cocinar de una forma entretenida, pero que este aprendizaje les afectara de forma directa a  su día a día, intentando integrar la escuela de cocina a su nivel escolar.

Este comentario disparó todas mis alarmas de educadora, hasta el punto que no podía parar de pensar en la teoría del andamiaje de Bruner, y cómo  Kitchen Academy se podía relacionar de forma directa con dicha teoría.

Para no aburriros, os simplificaré (en exceso) la teoría del aprendizaje por descubrimiento desarrollada por Bruner, más concretamente, el método del descubrimiento guiado. Este método implica dar al aprendiz las oportunidades para involucrarse de manera activa y construir su propio aprendizaje a través de la acción directa e impulsando el desarrollo de las habilidades que posibilitan el aprender a aprender. Bruner realiza una metáfora identificando las estrategias o bases que ofrecemos al aprendiz para que de una forma espontánea y natural se realice el proceso de construcción del conocimiento con los elementos de un andamio. El andamio es una estructura soporte y temporal que posibilita  levantar muros, edificios…., cuando el muro o edificio se termina el andamio desaparece y queda la estructura terminada, acabada, pero esto no se habría conseguido sin el andamio.

Mi amigo, entusiasmado con su proyecto, no paraba de relatar lo que los chicos iban a aprender de cocina, como se iba a cambiar de nivel … pero yo ya no estaba allí, mi cabeza iba por libre, él hablaba de técnicas de cocina, y yo pensaba en multiplicaciones, proporciones, mezclas, reacciones químicas, lenguaje, comprensión de textos, y de repente saltaba a ciencias naturales y al aparato digestivo o a sociales y los diferentes tipos de clima y alimentación, y analizaba cómo “la cocina” se integraba como  un molde en  las diferentes áreas del currículo.

En este momento, seguro que profesores, maestros, orientadores…, estáis pensando ¡vaya novedad!, eso lo estamos utilizando y realizamos unidades didácticas utilizando como tema la cocina. ¿Dónde está la diferencia?. Pues bien, Kitchen Academy, es la diferencia.

¿Os imagináis como educadores utilizar una cocina real, en la que al alumno de forma directa se le pueda dotar de estrategias que le ayuden a organizar la información, analizarla  y producir respuestas nuevas, destrezas y conceptos?, ¿no colaboraríamos de forma directa a que el alumno llegue al “aprender a aprender”?,  ¿no formaríamos parte de ese andamio que conduce a la construcción del conocimiento?.

Ahora entenderéis como mi “yo educador” no podía escapar de este proyecto. Sin embargo mi cabeza seguía viajando,  entender la cocina como Kitchen Academy, sería un reto, y una gran responsabilidad, supondría colaborar con padres, maestros, profesores, educadores, orientadores en la construcción de ese andamio. Tuve  que tomar de nuevo contacto con el suelo y examinar si yo podría asumir ese reto. Pero de nuevo vuelve a mi cabeza el maestro Bruner «Se puede enseñar cualquier materia a cualquier niño en cualquier edad si se hace en forma honesta»  y yo con mucha humildad y parafraseando a un gran cocinero añado “pero con fundamento”, y ese fundamento es el que aporta una estructura como Kitchen Academy, y aquí estoy formando parte de este maravilloso proyecto.

¿Qué necesita el ser humano para vivir?

El ser humano funciona como una máquina perfectamente engrasa que trabaja sin cesar. Fabrica constantemente materiales nuevos para construir o reparar tejidos, además de eliminar productos que no necesita o resultan tóxicos.




 

¿Dónde conseguimos las sustancias necesarias para realizar este trabajo tan exigente?

Las sustancias básicas necesarias para realizar todas estas funciones las obtenemos de los nutrientes contenidos en los diversos alimentos.

¿Qué nos aportan los nutrientes contenidos en los alimentos?

  • Energía: es el combustible para realizar las diferentes actividades.
  • Materia: para construir material nuevo.
  • Sustanciasreguladoras: para controlar el buen funcionamiento de todos los procesos que ocurren en nuestro cuerpo.
  • Vehículo de transporte: para llevar las sustancias necesarias hasta nuestras células y eliminar los restos innecesarios.

¿Qué nutrientes nos aportan energía?

Del mismo modo que la gasolina proporciona energía para el movimiento de un coche, los hidratos de carbono y las grasas son los dos nutrientes que nos aportan la energía necesaria para la vida.

Los hidratos de carbono se encuentran por ejemplo en el pan, la pasta, las patatas, las legumbres y las frutas. Los azúcares de los dulces también son hidratos de carbono pero no debemos abusar de ellos para evitar que aparezcan caries.

Las grasas aportan mucha energía, protegen del frío y envuelven nuestras células. No hay que abusar de las grasas porque cuando el depósito está muy lleno se ensancha y provoca que engordemos.

¿Qué nutrientes nos ayudan a crecer y mantener un buen estado de forma física?

Las proteínas nos ayudan a crecer porque aumentan y fortalecen nuestros músculos. También nos protegen de las enfermedades y controlan todas las tareas del organismo.

Los alimentos que contienen proteínas son las carnes, pescados, lácteos, huevos y legumbres.

Los minerales como el calcio, fósforo y el flúor son importantes para los huesos y dientes crezcan y se fortalezcan. La leche, quesos, yogures y legumbres contienen mucho calcio y fósforo.

El hierro es muy importante para ayudar a transportar el oxígeno por todo nuestro organismo. El hígado, carnes, mejillones, gambas huevo y legumbres contienen mucho hierro.

¿Qué nutrientes regulan todos los procesos del organismo?

Las vitaminas son sustancias que se encuentran en todos los alimentos y son necesarias para que todos los órganos funcionen correctamente.

  • Las vitaminas de las frutas y verduras protegen de las enfermedades.
  • Las vitaminas de los pescados, leche y huevos son buenas para los huesos.
  • Las vitaminas del hígado, la leche, verduras son buenas para la piel y la vista.
  • Las vitaminas de las carnes, pan, frutas verduras fortalecen nuestros músculos y nos ayudan a obtener energía.

¿Qué sustancias actúan como un vehículo de transporte en nuestro cuerpo?

El agua y la fibra aligeran el tránsito de los alimentos por el tubo digestivo y colaboran en la limpieza del organismo.

El agua nos ayuda a hacer la digestión, reparte por todo el organismo las sustancias necesarias para vivir y recoge las que no nos sirven para eliminarlas a través de la orina.

La fibra funciona a modo de escoba, barre nuestro intestino y empuja las sustancias que no sirven para eliminarlas a través de las defecaciones.