1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
¿Cómo introducirles las verduras desde pequeños?

¿Cómo introducirles las verduras desde pequeños?

Uno de los temas más recurrentes durante la crianza de los niños es el de la introducción de las verduras y las frutas en su alimentación diaria, identificar cuándo es el mejor momento y por cuáles empezar. Debemos estar preparados para la resistencia que tienen los niños a comer verduras y vegetales, especialmente debido a que el sabor por sí solos no son atractivos a su paladar, así que, por lo general, ellos están dispuestos a librar a diario una batalla con los vegetales.

Una de las propuestas es buscar opciones en los talleres de cocina que ofrece Kitchen Academy, donde están las actividades para que se familiaricen con estos alimentos, aprendan a prepararlos y entiendan su importancia para su crecimiento y desarrollo.

La mejor forma de presentar las verduras

Cuando los niños deben comenzar a ingerir sólidos, incluidas las verduras, es bueno iniciarlos con los vegetales más verdes hasta llegar a las de otros colores, como el de las zanahorias. Deja que exploren las verduras, vegetales y frutas; que las toquen, las trituren, las prueben, las mastiquen; que sigan su instinto y satisfagan su curiosidad.

En el caso de los niños en edad escolar, por ejemplo, es necesario enseñarles que consumir verduras y vegetales no es una especie de castigo; es decir, que ellos no sientan que un plato de estos alimentos representa una forma de punición.

Si de verdad las rechazan: verlas, olerlas y masticarlas, entonces ofréceselas en jugos verdes, y mézclalas con las frutas que más les gusten, pues el sabor dulce de las frutas va a disipar un poco el sabor amargo de las verduras.

Pueden ser fresas, cerezas, duraznos, y así les será más fácil ingerirlas. Sírveles estos licuados en vasos de colores, de manera que no vean el verde de las verduras y por lo tanto los rechacen.

Involúcralos en la preparación de recetas

Otro consejo que da buenos resultados es el de invitar a los niños a que participen tanto en la escogencia del menú como en la preparación de las comidas. Háblales antes de los cuidados que deben tener con los utensilios y el calor de la cocina. También puedes comprar para que se inicien en este arte, algunos cuchillos de plástico o que tengan poco filo para que te ayuden a picar y a pelar las verduras; este momento servirá para comentarles de lo ricas y lo importantes que son para su buena alimentación.

Cuando vayas al mercado, llévalos contigo; es posible que requieras de una dosis extra de paciencia, pero esa participación también los ayudará a familiarizarse con las verduras, y te dará la oportunidad de hablarles de sus beneficios, cómo mejoran sus funciones. Déjalos que escojan las verduras siguiendo tus explicaciones sobre las diferencias entre las que están verdes o las que ya están listas para comer; permíteles también seleccionar las que quieran probar y cómo combinarlas.

Prepárales guisos y agrega otros sabores

Es posible que los niños rechacen las texturas o la sensación que tienen al morder las verduras crudas, entonces hazles guisos con sabores suaves que acompañen pequeños trozos de pollo, carne o pescado, sin agregar aderezos fuertes como aceite de oliva, sino otros de sabor neutro. La mejor forma de que aprendan a comer verduras es mediante el ejemplo; si ellos ven que los adultos de la familia consumen de todo, pues por imitación también harán lo mismo. Incluye las mismas verduras tanto en tu plato como en los de ellos.

Inscríbelos en una escuela de cocina

Una de las mejores formas de que los niños entiendan y asimilen la importancia de consumir verduras es acercándolos a la cocina, que participen y conozcan mediante la práctica, la forma de prepararlas y comerlas. Los talleres de cocina para niños están diseñados para que se adentren en el mundo de la gastronomía de la manera más amigable, contando con especialistas que ponen todo a disposición de la enseñanza y la instrucción de los más pequeños.

Los menús incluyen desde los ingredientes que más se utilizan en la cocina tradicional, hasta los más exóticos y menos conocidos, de manera de que tengan la posibilidad de ampliar su visión sobre los alimentos y las diferentes formas de prepararlos.
¿Cómo introducirles las verduras desde pequeños?

Hacer platos llamativos y deliciosos

Otra forma de hacer que los niños ingieran verduras es preparándoles recetas que resulten atractivas a su paladar. No es lo mismo unos brócolis cocidos con una pizca de sal, a que se los ofrezcas en unas croquetas.

Algunas recetas

Ensalada mixta de vegetales y frutas

Ingredientes y preparación:

  • Una taza de garbanzos
  • Un tomate mediano
  • Media cebolla
  • Una manzana

En un bol vierte los garbanzos previamente hidratados y cocidos; agrega la media cebolla y el tomate picados en cuadritos; pela la manzana, córtala en pedazos pequeños y añádela a la mezcla. Agrega un poco de sal y una cucharada de aceite de maíz o girasol. Lo dulce y crocante de la manzana disfrazará la textura y el sabor de la cebolla.

Croquetas de brócolis

Ingredientes y preparación

  • Flores de brócolis
  • Queso
  • Cebolla
  • Harina de avena
  • Huevo
  • Aceite
  • Sal y pimienta
  • Precalienta el horno a 180º

Cocina las flores de brócoli en agua con sal por un minuto, escúrrelas y pícalas finamente. Agrega la cebolla picada en cuadritos, mezcla y añade los demás ingredientes hasta que quede todo integrado. Humedece tus manos y haz las croquetas. Ponlas en papel de hornear sobre una bandeja; úntalas de aceite de oliva por encima para que no se deshidraten. Hornéalas hasta que estén doraditas.

Tortilla de calabacín, calabaza y puerro

Ingredientes y preparación

  • Un pedazo de calabaza
  • Un pedazo de calabacín
  • La parte blanca de un puerro
  • Dos huevos
  • Sal y pimienta

Sofríe las tres verduras ya picadas en cuadritos. Una vez estén tiernas viértelas en un bol y déjalas enfriar por unos minutos; agrega el huevo batido, la sal y la pimientas. Vierte la mezcla en una sartén, tápala y déjala a fuego bajo hasta que se forme la tortilla.

Batido de maracuyá, guayaba y espinacas

Lava, descascara y pica las frutas, ponlas en la licuadora, agrega agua hasta cubrirlas, licúa de forma intermitente hasta que se separen las semillas de las pulpas. Cuela la mezcla y llévala nuevamente a la licuadora; agrega las hojas de espinacas y un poco de miel, licúa hasta que quede una mezcla homogénea.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *