1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
La alegría

La alegría de nuestros niños

Los niños son la alegría de la casa, pero también su sonrisa es el motor que impulsa el mundo, su inocencia, su candor y su entusiasmo. Son capaces de ablandar los corazones más duros, también son los causantes de la alegría del resto del mundo, es por ello que ver la alegría de los niños en nuestra Escuela de Cocina es impresionante. En Kitchen Academy, nos hace muy felices poder brindar oportunidad de aprendizaje, esparcimiento y recreación a todos los niños que son parte de nuestras escuelas de cocina.

La alegría de nuestros niños

Nuestros cursos están especialmente dirigidos a niños desde la edad de cuatro años hasta los dieciséis y en ellos, todos los participantes tienen garantizado el aprendizaje y la diversión, donde además aprenderán a ser niños independientes, más sociables y capaces de combinar los alimentos de forma tal que puedan recibir en su organismo los nutrientes necesarios para estar alimentados adecuadamente.

Poder darle  la oportunidad a nuestros niños de crear menús completos desde cero les hace sentirse muy felices, porque se potencia con ello su autoestima y se mejoran sus estados de ánimo. Con nuestros cursos de cocina, los niños pueden asistir en diferentes horarios a cualquiera de nuestras tres sedes, a aprender una hora a la semana según el calendario escolar, a ver clases de las cuales salen con infinidad de conocimientos que pueden servirle de herramientas para encarar la vida más adelante.

Las prácticas en nuestras escuelas de cocina, les permitirán adquirir conocimientos y destrezas culinarios, los cuales son evaluados de forma regular y continua con pruebas con las cuales, se acreditan para seguir avanzando a nuevos niveles, los cuales se evidencian no solo con los conocimientos y técnicas de cada uno, sino también en los colores de sus uniformes: naranja, posteriormente verde, luego el azul y finalmente el negro, los cuales al mejor estilo de las artes marciales, son una muestra inequívoca de sus habilidades.

Esta diferenciación de los colores por niveles les hace estar motivados a aprender, a mejorar y a querer ser cada día más diestros en las artes culinarias, con lo cual indiscutiblemente serán niños muy felices al ver que sus capacidades siguen aumentando de forma exponencial y que cada pequeño sacrificio vale la pena, pues se ve representado en cada plato, en cada postre y en cada degustación. Se puede decir que nunca antes la frase “barriga llena, corazón contento” ha tenido tanto valor como cuando se trata de nuestros niños, de  que puedan estar alimentados y que además, puedan adquirir destrezas con las cuales sorprender  a los miembros de la familia con algún platillo para una ocasión especial o simplemente, por querer tener un gesto que les haga felices a todos.

Activar la alegría

La risa de un niño, es la alegría del mundo entero, porque con su sonrisa iluminan hasta los lugares más oscuros, en este sentido, los padres deben comprometerse a procurar y promover momentos y experiencias que les ayuden en ser niños alegres, con estados de ánimos saludables y con conductas positivas que reafirmen el poder que hay dentro de cada uno de ellos.

A Continuación te mencionamos algunas de las maneras de activar la alegría de los niños:

  • Celebra con tus pequeños cada logro por pequeño que parezca.
  • Procura momentos memorables, instantes mágicos que les hagan recordar que la vida es bella y no tiene por qué cambiar.
  • Muéstrales el valor de hacer felices a los demás con pequeños detalles.
  • Muévanse, estén activos. Hagan una actividad física que les permita estar en movimiento.
  • Rodéense de personas alegres y que aporten cosas buenas, de las cuales se pueda aprender.
  • No seas fuente de donde broten quejas y malos comentarios, procura ser un ejemplo de optimismo y positividad para tus niños.
  • No lo compares, enaltece cada uno de sus talentos y cualidades que le convierten en un ser único y maravilloso.
  • Aprendan cada día algo nuevo y para ello, Kitchen Academy está para ayudarte con sus Cursos de cocina en sus diferentes modalidades.

Los niños, la alegría más sana

La alegría más pura del mundo es la de los niños, quienes son capaces de convertir un día gris en una oportunidad de brillar con luz propia. Para que los niños estén alegres, deben además estar saludables y en condiciones físicas optimas, que puedan correr, brincar, saltar, jugar, aprender, caerse y levantarse, hacer diferentes cosas que les permitan cultivar una personalidad arrolladora con la cual puedan más adelante comerse al mundo.

Cuando los niños están sanos, esto se nota en su comportamiento, en sus acciones y en sus dichos, son niños activos. Es importante que si quieres promover la alegría de tu hijo a través de un buen estado de salud, tengas en cuenta que para ello debes cuidar el aspecto físico y el emocional, no dejando al lado ninguno de los dos ni dando más valor a uno sobre el otro.

En Kitchen Academy pueden cultivar ambos aspectos, el físico cuando aprender a combinar de forma adecuada los ingredientes, a prepararlos con técnicas correctas y tener como resultado comidas saludables que les permitan nutrir sus cuerpos. En el aspecto emocional, los cursos de cocina de Kitchen Academy ayudan ya que, se promueve la interacción con niños contemporáneos, haciendo que sus habilidades sociales se fortalezcan por medio de la ampliación de su círculo de amistad.

Además, en nuestros cursos de cocina, vamos directo a la acción, los planes y sueños no quedan solo en un veremos si podemos, un tal vez o más adelante será. Aquí, los niños planifican y ejecutan. Esto indudablemente les convierte en personas más seguras de si mismas, quienes desde niños crecen con una fortaleza emocional inigualable.

Sin duda alguna, un regalo como lo es la inscripción en los cursos de la escuela de cocina de Kitchen Academy ayuda a tener un niño feliz, contento y saludable. Con hábitos alimenticios sanos y con un criterio propio sobre lo que es correcto y lo que no, lo que le conviene o no a su cuerpo, porque se comienza con la alimentación, pero este criterio se puede transpolar al resto de los factores de la vida cotidiana.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *