1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
La cocina despierta destrezas manuales

La cocina despierta destrezas manuales

Las manos de los niños, son muy importantes porque con ellas interactúan y exploran el ambiente que les rodea. Pero, sus manitas tienen que ponerse de acuerdo con su cerebro para medir con precisión milimétrica, cuando van a realizar desde las tareas más sencillas hasta las más complejas.

El desarrollo de la motricidad en las primeras edades es de suma importancia, pues, de él dependen los avances de tus niños en habilidades esenciales como: el aprendizaje de la escritura, la expresión verbal y corporal, la capacidad de atención y concentración, la coordinación vista-mano, la autonomía y la creatividad. En la Escuela de Cocina infantil Kitchen Academy, les proponemos actividades divertidas y educativas a los niños, aprovechando su natural curiosidad, para potenciar y desarrollar sus destrezas manuales, reforzar y ampliar sus conocimientos, fomentar su creatividad  y ayudarlos a asumir responsabilidades, transformando toda la experiencia culinaria en un juego.

Cada movimiento supone una inmensa actividad cerebral, sobre todo durante la etapa de educación infantil. El crecimiento en este momento de sus vidas, supone grandes cambios de toda índole que están experimentando nuestros hijos (físicos, biológicos, psicológicos), sumados a una acelerada actividad eléctrica y química en su cerebro. Por esto, es recomendable aprovechar cuanto antes, este periodo, pues es el mejor momento para estimularlos a aprender y a desarrollar habilidades y destrezas.

Cuando los niños cocinan, se les impulsa a realizar movimientos precisos y coordinados que mejoran su capacidad motora, mientras utilizan los ingredientes para preparar deliciosas y llamativas recetas. Por eso, hoy se sabe que, las actividades de cocina son una estupenda manera de desarrollar esta capacidad, sobre todo si se inicia desde temprana edad. Consulta recetas de cocina fáciles de preparar que les motiven a involucrarse en la cocina.

Usar las herramientas de cocina

La edad de los niños debe tomarse en cuenta al momento de asignarles tareas que impliquen mayor o menor riesgo. En las más pequeñas edades, los expertos aconsejan que, si el niño quiere alcanzar un objeto, no se le debe dar en las manos. Lo mejor es dejar que descubra, de forma intuitiva, qué movimientos necesita realizar para alcanzar el objeto que desea.

Para cada edad hay materiales y utensilios adecuados. En Kitchen Academy nos aseguramos de eso. Los más pequeños elaboran recetas sencillas que realizan sólo con sus manos. Los cuchillos y fogones se reservan para los más grandes.

Cada vez que se le pide a un niño que coloque determinado ingrediente, de cierta manera, en un lugar concreto, también se le está estimulando para que use movimientos coordinados y precisos que mejorarán su habilidad ojo-mano. También, cuando lee y elige una receta, reúne los ingredientes, los procesa siguiendo instrucciones y decora los platos con creatividad, adquiere habilidades más precisas y aumenta su confianza en sí mismo.

El uso de electrodomésticos y utensilios de cocina, también propicia el desarrollo de la coordinación motora. Una vez que los empiece a usar, podrá comprobar por sí mismo, cuál es el modo más seguro de sujetarlos para que no se derramen los alimentos, por ejemplo.

Las actividades que mejor ayudan a desarrollar las habilidades manuales son:

Rasgar, trocear o cortar: en tiras, en juliana; rallar, picar, licuar, etc.

Modelar:  Trabajar con sus manos las masas elaboradas con harina, huevos, mantequilla, leche o agua es una de las actividades que más interesa y divierte a los pequeños. Por lo que la elaboración de galletas, bizcochos, panquecas, tartas, brownies, magdalenas y masas de pan o pizza, son ejercicios maravillosos en este sentido.

Manipular los alimentos: ensamblar, apilar, colar, separar y unir ingredientes de distintos tamaños, son algunas de las actividades que deben realizar. Podrán preparar, por ejemplo, refrescantes helados para el verano, ricos y cremosos batidos con vitaminas de frutas naturales y saludables ensaladas. Manipular los ingredientes, para convertirlos en preparaciones seductoras, es una divertida manera de satisfacer su curiosidad y adquirir agilidad ojo-mano con sus inquietos deditos, sobre todo si se hace en forma de juego.

Decorar: Colocar elementos de repostería para decorar, como virutas de chocolate, gomas de gelatina, cubrir con caramelo, malvaviscos, figuras de azúcar, de frutas, etc., en variedad de sabores, texturas y colores son la delicia de los niños. Además, invitarles a poner un toque personal en cada decoración, le dará rienda suelta a su imaginación y es un signo que evidencia el trabajo de su motricidad fina.

Al elaborar las deliciosas recetas, transforman los ingredientes mientras disfrutan aprendiendo. Y en este proceso realizarán, por ejemplo: figuras sencillas (círculos, cuadrados, triángulos, etc.), formas geométricas (cubos, pirámides, etc.), símbolos y objetos sencillos (corazones, autos, caritas, etc.) y elementos de la naturaleza (flores, estrellas, árboles, animalitos, etc.). Sus producciones culinarias, también refuerzan los aprendizajes escolares.

La cocina despierta destrezas manuales

Aprender y divertirse

Son muchas las actividades cotidianas que pueden ayudar a desarrollar la motricidad fina de los pequeños, sólo hay que “dejarles hacer”, mientras se les orienta en el proceso. La hora de la cocina es una magnífica ocasión para permitir a los niños que usen sus manos al manipular los alimentos. Así se familiarizan con sus diferentes texturas, colores y sabores, mientras aprenden a prepararlos. También descubren nuevos alimentos, aprenden lo importante que pueden ser para su salud, los prueban, ampliando su gusto y percepción.

En Kitchen Academy hacemos que este proceso sea una experiencia divertida, mientras los motivamos para que continúen estas prácticas en el hogar, donde podrán asumir mayores responsabilidades, favorecer su coordinación motora, ampliar su vocabulario y su cultura general.

En la academia de cocina infantil nos encargamos de convertir las actividades culinarias en una forma deliciosa de jugar, educar y aprender. Por eso, en cada encuentro elaboramos con los niños novedosas y sencillas recetas, adaptadas a su gusto y edad, guiándolos paso a paso, con instrucciones simples.

Y durante la época de vacaciones, también funciona como un maravilloso ejercicio de diversión extra, ya sea para tener una nueva y atractiva aventura, si tus niños se apuntan por vez primera, o para ampliar lo aprendido durante nuestros cursos y talleres.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *