1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
La cocina también es para los más peques y les ayuda en su desarrollo

La cocina también es para los más peques y les ayuda en su desarrollo

Los tiempos en los que los niños se mantenían alejados de la cocina han quedado en el pasado, gracias a la cadena de beneficios que trae para ellos pasar más tiempo ayudando en la preparación de las comidas. Hoy en día la cocina para los más peques se ha convertido en algo cotidiano, y mejor aún si su participación está guiada por clases de cocina en las que se adentran en el fascinante mundo de la elaboración de platos de cualquier procedencia.

La familiarización con ingredientes, productos, técnicas, utensilios y un largo etcétera han hecho que cada vez más se diseñen cursos de cocina para los más peques, donde no importa la edad, sino la disposición y el entusiasmo que por naturaleza aportan los niños a cada actividad culinaria.

Ventajas de la cocina para los más peques

A casi todos los niños les gusta estar con sus padres en la cocina, bien si participan en la elaboración de las comidas o haciendo sus propias preparaciones por más sencillas que sean. La idea es dejarlos, orientarlos y disfrutar juntos el maravilloso mundo de las recetas, compartiendo los secretos de la cocción, el horneado y las mezclas y viendo y saboreando el resultado final.

La cocina para los más peques puede ser un pasatiempo con el que se entretienen y divierten, el tiempo ideal para pasar en familia y la oportunidad de que agarren el gusto por la buena alimentación.

Un mundo sorprendente

Las escuelas de cocina para los más peques han venido cubriendo un nicho importante en la familia, que ve en estos talleres la oportunidad de observar a sus niños ganando experiencia en un campo que estaba limitado para los adultos. La magia de la cocina la descubren los niños cuando prueban una receta que les encanta, pero también cuando participan directamente desde la selección de los productos hasta la forma de cocinarlos y presentarlos.

En la actualidad, son innumerables los programas de televisión que muestran la habilidad y el desenvolvimiento de los niños en la cocina; la concentración, creatividad y seriedad con la que asumen cada reto, así como la entereza al recibir las críticas de los jueces.

Nos dan una verdadera lección de integridad y persistencia que nos convencen de que tienen definido claramente cuáles son sus metas durante los próximos años.

Beneficios que tiene la cocina para los más peques

Cada vez se descubren más beneficios de la cocina para los más peques de la casa, desde el aprendizaje de tareas sencillas como recoger y lavar utensilios, hasta los de mayor responsabilidad como escoger un menú, seleccionar los ingredientes y elegir el modo de elaboración.

Todas son tareas que pueden realizar los niños a partir de su propia autonomía y cuyos resultados deberán mostrar y compartir con el resto de la familia. Pero más allá de estos beneficios están:

Desarrollo cognitivo

Gracias a que pueden seguir instrucciones, cuidar cada uno de los pasos de una preparación, mantener la concentración en una tarea específica y evaluar el resultado final, los niños alcanzan un desarrollo cognitivo fuera del ámbito académico que sin duda les ayudarán en otras áreas.

Desarrollo físico-motor

El uso de utensilios que pone a prueba sus destrezas y les demanda mayor atención, precisión y cuidado promueve el desarrollo físico-motor, además del cuidado que deben poner en el uso de algunos electrodomésticos que requieren mayor habilidad motora y de coordinación.

No tiene igual desempeño un niño que desde temprana edad ha participado en la cocina, a otro que no ha tenido la oportunidad de acercarse a una mesada o despensa para manipular alimentos.

Aumentan su seguridad y autoestima

La cocina para los más peques les da la oportunidad de pasar tiempo de calidad con sus padres y personas mayores de la familia, especialmente si ayudan en cualquier actividad culinaria, pues sienten que son tomados en cuenta, lo cual aumenta su seguridad y autoestima.

Ya no es necesario esperar que los niños crezcan para dejarlos entrar y participar en la cocina, sino que pueden incluirlos e involucrarlos en algunas tareas, empezando por las más sencillas hasta dejándolos que corten, piquen, mezclen y utilicen los electrodomésticos bajo las indicaciones y supervisión de los adultos.

clases de cocina infantil

¿Cómo pueden participar los niños en la cocina?

Leer las recetas

Si tus niños ya saben leer, puedes pedirles que te lean el paso a paso de la receta que van a elaborar, lo cual será una buena forma de ejercitar la lectura, la pronunciación y proyección de la voz.

Disponer los ingredientes

Lavar y pelar las verduras, destapar los empaques de los productos a utilizar, quitarles las semillas a los pimientos, tomates y otros ingredientes, seleccionar los huevos, disponer de los recipientes donde se batirá, mezclará, etc., son tareas sencillas que los irá conectando con la cocina.

Seleccionar la compra

Llevarlos al mercado a seleccionar los alimentos y demás productos que utilizarán en la cocina también es otra forma de involucrarlos y entusiasmarlos a que participen en la elaboración de recetas. Allí también puedes enseñarles la importancia de leer las etiquetas de los productos, a interpretar la información nutricional, qué contienen, fechas de elaboración y vencimiento, cantidades, precios, entre otros.

Al llegar a casa dejarlos que ayuden a ubicar los productos en la despensa y en la nevera; orientándolos en la mejor forma de conservar los alimentos también es parte de la cocina para los más peques

Medir y pesar ingredientes

Al momento de elaborar una comida, pedirles que midan o pesen las cantidades, a fin de que aprendan, mediante esta tarea sencilla, la importancia de los cálculos y las matemáticas; sumando y restando contenidos a las elaboraciones.

Aderezar las ensaladas

Esta es otra tarea sencilla y muy importante a la hora de darle el toque final a una ensalada o preparación que requiera de un aderezo. Con tu ayuda podrán aprender a combinar sabores dulces, ácidos, salados y picantes y sabrán poco a poco cuáles serán las mejores mezclas para determinados platos.

Preparar su propio plato

Esta tarea también les atrae mucho, pues tienen en su mente el sabor que quieren sentir, por lo tanto sabrán qué ingredientes usar. Allí tú solo podrás observarlos.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *