1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Fruta

La fruta es mejor consumirla ¿entera o en zumo?

Los beneficios y bondades de las frutas son bastante conocidos por todos. Las frutas están constituidas, fundamentalmente, por agua, fibra soluble y la cantidad de azúcar que el organismo necesita para mantenerse con la suficiente energía para funcionar. Pero sigue siendo un punto de polémica si la fruta es mejor entera o en zumos, jugos y batidos. De cualquier manera, consumir las frutas enteras siempre será mejor, porque se encuentran en su forma natural, pero como la alimentación de nuestros hijos es un tema capital en nuestras escuelas de cocina, revisaremos en detalle en cuál de sus formas es más beneficiosa.

Lo primero que hay que decir es que el zumo que se extrae de frutas o de verduras frescas contiene la mayoría de las vitaminas, minerales y sustancias activas vegetales (fitonutrientes) que se encuentran en la fruta entera. Sin embargo, cuando hablamos de la fibra dietética que estas contienen no es el mismo caso, puesto que al exprimir o licuar la fruta, la fibra se pierde y, con ella, una parte esencial del valor nutricional y alimenticio de la fruta.

Frente a un vaso de gaseosa o una bebida energética, es preferible que nuestros niños consuman un vaso de zumo o jugo de alguna fruta, siempre que este sea natural y no envasado, porque en esa forma estará inyectando al organismo del pequeño una alta dosis de azúcar contraindicada para su salud. Sin embargo, tenga en cuenta que si sus hijos solo consumen frutas en zumo no estarán disfrutando al menos dos beneficios fundamentales que aporta la fibra dietética:

  1. Ayudan a metabolizar mejor los alimentos, evitando así problemas de digestión, estreñimiento y otros.
  2. Produce sensación de saciedad o llenura, por lo que el pequeñito estará comiendo justo lo que su cuerpo necesita y no en exceso, lo cual es necesario para evitar la obesidad que es hoy por hoy uno de los principales problemas de la infancia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  3. El zumo de las frutas aporta más calorías, menos fibra, menos saciedad y la posibilidad de ingerir más de la cuenta, esto suponiendo que no le añada azúcar al jugo, pero en caso contrario, estará dándoles a sus hijos una bomba azucarada.

Zumos envasados

El mundo de hoy es cómodo, por lo tanto, es procesado y lo natural se ha sustituido por etiquetas que aseguran que sus envases están cargados de productos “ligth” y saludables. La verdad es que todo lo procesado contiene aditivos necesarios para su conservación que en alguna medida afectan la salud. Esto no significa que no consumiremos enlatados, envasados y otros productos, pero sí que debemos considerar disminuir su uso.

En el caso de los zumos de frutas, la OMS hace indispensable disminuir el consumo de bebidas azucaradas porque estas provocan obesidad y muchos otros problemas asociados como enfermedades cardiovasculares y crónicas, como la diabetes.

El Dr. Douglas Bettcher, director del Departamento de Prevención de Enfermedades No Transmisibles de la OMS, asegura que la ingesta de azúcares libres, sobre todo aquellos que se encuentran en bebidas azucaradas, es uno de los elementos fundamentales que contribuye al aumento de enfermedades como obesidad y diabetes.

En este mismo sentido, su colega Francesco Branca, director del Departamento de Nutrición para la Salud y el Desarrollo de la OMS, advierte que el azúcar no es algo indispensable a nivel nutricional. Branca en nombre de la OMS recomienda que se pueden observar notables mejoras en la salud si se reduce el consumo de azucares libres a menos del 5% de las necesidades energéticas totales

Los expertos concluyen que la ingesta de alimentos y bebidas ricos en azúcares libres puede ser una fuente importante de calorías innecesarias, especialmente para los niños, adolescentes y los adultos jóvenes, por lo que los zumos envasados y procesados deben, sin duda, ser descartados de la alimentación de cualquier persona, pero sobre todo de los más pequeños de la casa.

La fruta, ¿entera o en zumo?

Las frutas contienen en sí mismas una cantidad maravillosa de nutrientes. Después de todo, su composición es de las más saludables en el mundo de los alimentos. Cuando nuestros hijos consumen la fruta entera, están incorporando a su organismo todos los beneficios sin desaprovechar ni uno: se mantienen hidratados, alimentados, y, por lo tanto, los riesgos de contraer enfermedades crónicas se verán reducidos.

Por otra parte, cuando extraemos el zumo o jugo de una fruta debemos usar más de tres piezas para conseguir una cantidad considerable. Es decir, una naranja entera será suficiente para que un niño haga una merienda a media mañana o media tarde y quede satisfecho, sin embargo, cuando le damos a beber un vaso de jugo de naranja debemos exprimir al menos 3 porciones (tres veces más fructosa), y al consumirlo el niño pedirá algo más para comer, porque solo el vaso de jugo será insuficiente para saciarse.

Perder la fibra dietética de los alimentos como frutas, vegetales y verduras es un error cuando o queremos es mantener una sana alimentación sobre todo en nuestros niños. Se comprende que cuando los niños son más pequeños y están comenzando a alimentarse las mamás hagan papillas, compotas y jugos para alimentarlos, porque los dientes aún no han aparecido y estos no podrían masticar la pulpa. Estas papillas suelen ser bastante espesas y es que la idea es que el bebé comience a hacer uso de su función de masticar.

Cuando ya los dientes han aparecido, es fundamental aprovechar al máximo la fruta entera toda vez que la función de masticar implica destruir o desgarran las moléculas de los alimentos y esto, al mismo tiempo, hace mucho más fácil al organismo hacer el proceso de digestión.

No es que eventualmente no puedas darle a tu pequeño un vaso de zumo de naranja, un batido de banana o de cualquier otra fruta, pero intenta que no se haga costumbre consumirlas de esta forma.

Las frutas elígelas siempre mejor enteras, por su fibra, nutrientes, fructosa y alto contenido de agua, así como todo lo que tiene para ofrecer al organismo de todos.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *