1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Recetas para niños con alergias

Recetas para niños con alergias

Cocinar recetas para niños con alergias alimentarias puede parecer demasiado retador, pero no hay que entrar en pánico. Existen muchas opciones y no tiene por qué ser complicado.

Entre la variedad y cantidad de recetas para niños, hallarás también preparaciones sanas, sabrosas y divertidas sin el uso de ingredientes prohibidos. En Kitchen Academy nos preocupamos por las personas que sufren diferentes tipos de alergias alimentarias. Por eso en nuestra escuela virtual te ofrecemos alternativas de preparaciones sin los ingredientes más frecuentes que afectan a los niños alérgicos. Podrás elegir entre diversas recetas para niños con alergias.

La variedad te dará la posibilidad de cocinar sin tener que preocuparte por una reacción alérgica ni por afectar la alimentación balanceada del pequeño.

Ser cuidadosos al preparar recetas para niños con alergias

Al cocinar recetas para niños con alergias lo primero que debemos tener en cuenta es que contengan la cantidad de nutrientes que necesitan. Que una persona alérgica no pueda ingerir gluten o lactosa, por ejemplo, no significa que deba comer mal y poco sano. Existen productos sustitutos que combinados de manera adecuada aportan los nutrientes que requieren los infantes para su crecimiento.

Pensemos también en recetas para niños con alergias para todas las comidas: desayunos, almuerzos, cenas y meriendas. Sobre todo prestemos atención a que los niños no se sientan marginados, que puedan comer los platos más populares adaptados a su condición de alérgicos.

Las alergias alimentarias involucran al sistema inmune, por lo que podrían representar un riesgo para la vida de una persona. Incluso una cantidad mínima de un alérgeno alimentario puede desencadenar la reacción. Debemos observar con cuidado que los ingredientes y productos ya preparados que compremos estén libres de alérgenos y de trazas.

La leche de vaca, el huevo, el gluten, el pescado y los frutos secos están entre los alimentos que causan más alergias en niños. Lo positivo es que tenemos diversas alternativas a estos alimentos en recetas para niños con alergias.

Recetas para niños con alergias

Para niños alérgicos a la lactosa

La alergia a la leche de vaca limita gran cantidad de alimentos para los niños, sobre todo los postres, muy apetecidos en la infancia. Los niños con esta alergia deben evitar cremas, yogures, quesos, mantequillas fabricados a base de leche de vaca. Tienen prohibidos los helados, batidos, chocolates con leche, tartas y galletas.

Las recetas para niños alérgicos a la leche de vaca pueden tener entre sus ingredientes sustitutos como la leche de soya o almendras. Podemos escoger recetas que no incluyan ningún tipo de leche como ingrediente y que resulten igual de sabrosas y atractivas para los niños.

Una alternativa, por ejemplo, es cocinar una tarta de chocolate usando cacao en polvo. Sustituimos la leche y la mantequilla, incluso los huevos si es alérgeno también, por agua para mezclar.

En recetas como tortilla de patatas y croquetas de pollo, el agua también será nuestra mejor aliada. Nos servirá como sustituto de la leche para darle jugosidad a las mezclas. Otra buena opción es incluir un caldo de pollo que no solo hará más jugosa sino también más gustosa la preparación.

Para niños alérgicos al huevo

Son muchos y variados los productos que contienen huevo que los niños alérgicos deben evitar comer. Es importante informarse y leer con cuidado las etiquetas de los productos para no correr ningún riesgo.

Además del propio huevo en todas sus presentaciones, los niños tienen prohibidos alimentos como natillas, leche condensada, helados, margarina, mayonesas, embutidos, salchichas y panes. No deben consumir repostería que contenga este alimento.

Preparar una tortilla de patatas sin huevos es posible. Las alternativas son sustituir los huevos por leche de arroz o emplear una mezcla de harina de garbanzos y agua.

Un bizcocho sin huevo queda igual de sabroso que uno con ese ingrediente. Para que quede jugoso y esponjoso podemos utilizar mantequilla, leche o yogur.

Para los rebozados podemos optar por usar solo pan rallado porque igual el alimento quedará crujiente. Como alternativas están también los zumos de naranja o limón o la leche de vaca, o una mezcla de harina de garbanzo y agua.

Para niños alérgicos al gluten

Entre las recetas para niños con alergias están aquellas que no llevan gluten, uno de los alérgenos más frecuentes.

El gluten se encuentra en cereales como el trigo, el centeno y la cebada. Es un ingrediente básico de la industria alimentaria de alimentos procesados. Un niño alérgico al gluten no debe comer panes, bollería, pastas, pizzas, galletas, tartas.

Cada vez es más frecuente encontrar alimentos sin gluten en las tiendas y supermercados. Por ejemplo, para preparar una lasaña podemos comprar placas de lasaña sin huevo y sin gluten. Para hacer la bechamel tenemos a la maicena como alternativa a la harina de trigo.

Los risottos son otra gran opción para los niños alérgicos al gluten. Podemos prepararlos en ricas combinaciones, como con champiñones y jamón serrano, o con espárragos y queso de cabra.

Un postre riquísimo y clásico son las galletas de mantequilla. En lugar de harina de trigo, usaremos harina de maíz molido, que no sea precocinada.

Recetas para niños con alergias

Para alérgicos al pescado

Los niños alérgicos al pescado no deben consumirlo en ninguna de sus especies ni variedades.

En estos casos, la proteína del pescado se reemplaza por la de otras carnes como de vaca, pollo, cerdo o pavo. Las proteínas de origen vegetal son también una buena alternativa: garbanzos, alubias, lentejas o quinoa.

Para consumir los beneficiosos ácidos grasos omega-3, podemos escoger recetas con frutos secos y semillas.

Si el niño es alérgico a los frutos secos, simplemente no debe comerlos ni tener contacto con estos alimentos. Pero debemos prestar mucha atención porque los frutos secos vienen en muchos productos, es aconsejable leer bien las etiquetas para evitar comprarlos.

Podemos encontrarlos en productos de repostería y panadería, en cremas y mantecas, en dulces como los turrones y bombones, en chocolates, galletas y cereales.

Por fortuna, existen alternativas saludables a los frutos secos con los mismos beneficios para la disminución de las concentraciones de colesterol en la sangre. Preparaciones con frutas y verduras, pescado azul, aceite de oliva, legumbres y cereales integrales aportan también vitamina E, ácido fólico, fibra, magnesio, esteroles vegetales. Son perfectos sustitutos y además fáciles de integrar en las recetas para niños con alergias.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *