1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Tortilla de patata

Tortilla de patata ¿Con cebolla o sin cebolla?

La tortilla de patata es un platillo clásico dentro de nuestra gastronomía, un autentico ícono español que ha sido reinventado en innumerable cantidad de ocasiones y nunca abandona nuestra mesa. Lo interesante sobre la tortilla de patatas, es el constante debate que suele dividir a la población de todas las edades: ¿Tortillas con cebolla o sin cebolla?

Este debate podemos presenciarlo en la televisión, en conversaciones sociales y encontrar las discrepancias entre los recetas de cocina diversos autores españoles. Para contribuir un poco con este interesante debate, te ofrecemos información relacionada con el origen de uno de los platos más conocidos de nuestra gastronomía.

¿Dónde y cuándo fue inventada la tortilla de patata?

El platillo más emblemático de la gastronomía española fue creado en Extremadura durante el año 1798, aunque hasta el momento la referencia más directa a la receta original le ubicaría en Navarra. Durante la Primera Guerra Carlista, el general Tomás Zumalacárregui buscaría un alimento nutritivo y económico para dar a sus tropas.

Siguiendo las indicaciones del general, una campesina sería la responsable de preparar por primera vez este platillo. Al menos esto es lo que asegura el investigador José Javier Linage, que afirma que en 2008 obtuvo una fuente documental donde se refleja el origen de la famosa tortilla, ubicándola a finales del siglo XVIII.

Para el siglo XVII ya la patata era conocida en España, traída por los primeros conquistadores desde América. No obstante, a diferencia del cacao y el tabaco, la patata no era nada popular en el momento, ya que según las crónicas de la época, el producto se ofrecía como un artículo exótico, más que como un alimento con alto valor nutricional.

Con el paso del tiempo llegó a considerarse una solución alimenticia con poco valor culinario, pero bastante útil para mitigar la hambruna clásica de la época. La mezcla de ingredientes y la forma de preparación se ha mantenido casi sin alteraciones a lo largo de los siglos, siendo un plato humilde y de ingredientes sencillos.

¡Y es justo en los ingredientes donde inicia la polémica! No existe un consenso entre la población ni entre los chefs; España se divide en dos partes con respecto a si la tortilla de patata incluye o no cebolla. Al parecer, lo que ocurre es que el sabor particular que aporta la cebolla no es del todo positivo para algunas personas.

¿Con cebolla o sin cebolla? Descubramos qué dice la gente

La cebolla es un ingrediente que se caracteriza por ser dueño de una textura jugosa y un sabor dulce. A muchos les encanta, pero otros consideran que esta combinación arruina completamente la tortilla de patata, convirtiendo a uno de los platos más ricos de la gastronomía española en algo difícil de comer.

Para resolver el dilema y conocer realmente la opinión de los españoles, la firma de investigación de mercados SIGMA DOS, ha realizado una encuentra y los resultados son bastante esclarecedores. Según la investigación, la mayoría de las personas preferiría la tortilla de patatas con cebolla.

Un 73% de las personas que respondieron a la encuesta aseguraron que prefieren la tortilla con cebolla. 72.2% de los hombres y 73,3% de las mujeres aseguran que la tortilla con cebolla es lo adecuado. En contraposición, un 25,2% de los hombres y 25% de las mujeres consideraron impropio que una tortilla incluyera cebolla entre sus ingredientes.

Los jóvenes con edades comprendidas entre 18 y 26 años, estarían un 65,8% a favor de la tortilla de patata con cebolla. La polémica sobre este plato incluso trasciende el tema de los ingredientes, ya que siendo un plato de alta consumo a nivel nacional y tan sembrado en las tradiciones, son varios los lugares de España que reclaman su paternidad.

Fuera de los debates, todo indica que la tortilla nació sin cebolla, pero como ocurre con otras recetas, cada localidad añade algún ingrediente extra a la mezcla y este logra trascender. Es así que hoy en día sea sencillo encontrar recetas que incluyen tanto cebolla como pimientos, y se le añadan diferentes condimentos.

Tortilla de patata, receta clásica

Para preparar una tortilla de patatas con la receta clásica son pocas las reglas que debes seguir. Nosotros te dejamos la lista de ingredientes ‘original’ pero cada persona en función de sus gustos y paladar tiene la posibilidad de alterar la receta a gusto, ya que solo hay dos reglas que no deben alterarse es la selección de las patatas y los huevos.

Las patatas deben ser estar firmes y no ser de alguna variedad con textura harinosa. Los huevos deberían ser lo más frescos posibles, de preferencia camperos o ecológicos. Aquí te dejamos la receta clásica completa y algunos trucos para ayudarte a realizar la preparación con mayor facilidad.

Una tortilla de patatas para cuatro personas requiere los siguientes ingredientes:

  • 5 huevos
  • 500 gr de patatas (ya peladas)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Pues sí, estos son todos los ingredientes básicos. Agregar cebolla, pimientos, queso, guisantes, espárragos, escarola, espinacas, aceitunas, champiñones u otro ingrediente es una elección personal. Tal como dijimos en líneas anteriores, cualquiera puede alterar la receta original para adecuarla a su paladar o necesidades nutricionales.

La preparación de la tortilla implica cumplir los siguientes pasos:

  1. Corta las patatas en láminas o cubos y fríelas despacio en aceite de oliva. La patata debe quedar dorada por fuera pero cremosa en su interior. Si te decidiste por incluir cebolla, esta también debe cristalizarse sobre aceite en este paso.
  2. Se pasan a un bol donde tendremos los huevos bien batidos y sazonados. Aquí estarían también los demás ingredientes seleccionados.
  3. Llevamos la mezcla a un sartén caliente con aceite de oliva, vertemos todo el contenido del bol y revolveremos con una paleta de madera hasta que comience a cuajarse.
  4. Cuando ha cuajado, cubrimos la tortilla con un plato y damos vuelta. La tortilla tendrá que pasar poco tiempo al fuego si la queremos jugosa en el interior.

Viste también estos artículos...

  • ChampiñonChampiñon El champiñón común, Agaricus bisporus, también conocido como champiñón de París, es […]
  • GuisantesGuisantes Los guisantes pertenecen a la familia de las leguminosas, por tanto una legumbre a […]
  • OréganoOrégano El orégano es una planta herbácea que pertenece a la familia de las labiadas de […]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *