1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Trastornos alimenticios en la adolescencia

Trastornos alimenticios en la adolescencia

Es cada vez más común encontrar adolescentes que padecen trastornos alimenticios. La adolescencia es una etapa de transición de la niñez a la edad adulta y en la cual se presentan infinidad de cambios físicos, biológicos y psicológicos. En esta etapa, los jóvenes en crecimiento tienen ciertos requerimientos nutricionales que deben llenar para garantizar un adecuado desarrollo, en este aspecto es necesario que desde niños te enfoques en enseñar a alimentarse correctamente a tus hijos. Afortunadamente, en esta labor los padres no se encuentran solos y cuentan con el apoyo de Kitchen Academy que es más que una escuela de cocina y se constituye en el aliado perfecto para que los niños y adolescentes aprendan a comer adecuadamente.

Cuando tu hijo forma parte de las escuelas de cocina de Kitchen Academy, tiene la posibilidad de aprender desde una edad temprana sobre los valores nutricionales de lo que consume, a preparar y combinar alimentos saludables que le proporcionen una alimentación balanceada que le mantenga sano, saludable y con un peso adecuado para su edad y tamaño.

Cursos de cocina para Jóvenes

Los profesores de Kitchen Academy son personas cualificadas, que llevan a cabo su labor con gran profesionalidad y de manera didáctica y pedagógica inculcan en los alumnos hábitos de alimentación saludable. Ahora disponemos de cursos de cocina para jóvenes, no dudes en preguntarnos.

Los diferentes trastornos alimenticios que pueda experimentar una persona desde temprana edad cuando se es solo un niño, pueden continuar y agravarse en la adolescencia, de allí la importancia de recibir una orientación adecuada. Estos trastornos van desde la sensación de disgusto con su propio cuerpo hasta la adopción de conductas dañinas como dietas equivocadas y mal manejadas hasta aquellas acciones que generan daños en el organismo, a continuación podrás conocer un poco más sobre el tema y verás la importancia de enseñar a alimentarse correctamente a tu hijo desde muy pequeño del mismo modo que aprendes a reconocer ciertas conductas y síntomas que te permitirán tomar acciones a tiempo.

La obesidad infantil

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la obesidad es definida como «una acumulación anormal o excesiva de grasa que supone un riesgo para la salud».

Este mal ha llegado a cifras alarmantes y en la actualidad hay estudios que afirman que el sobrepeso infantil está en los mismos niveles que el sobrepeso de los adultos llegándose a convertir en uno de los problemas de salud pública más grave en el siglo XXI.

Esta afección es muy delicada ya que si no se controla en la niñez suele traer como consecuencia adultos obesos y con más propensión a padecer diabetes o enfermedades cardiovasculares.

Si bien, los niños con uno o los dos padres obesos tienen mayor probabilidad de padecer esta afección, se puede resaltar que afortunadamente la obesidad infantil es un mal prevenible, de allí la importancia de que se debe dar una formación adecuada los niños en cuanto a la calidad y cantidad de alimentos que ingieren del mismo modo que aprenden métodos de cocción más saludables para ellos y por ende, para toda la familia.

Escuelas de Cocina

Los niños que pertenecen a Kitchen Academy son niños educados en el buen comer, en utilizar y combinar ingredientes que son saludables y que les permiten mantener un peso ideal, manteniéndolos así alejados del flagelo del sobrepeso y sus terribles consecuencias. Lo más importante de todo es que al ser unos niños educados con una cultura de alimentación saludable, se convierten en multiplicadores de estos hábitos y terminan involucrando a toda la familia en este estilo de vida saludable.

Bulimia y anorexia

Estos dos padecimientos son las dos caras de la moneda. Quien padece la bulimia suele comer en exceso, de manera compulsiva y luego tiene conductas autodestructivas como vomitar o hacer ejercicios de forma descontrolada, para compensar la culpa que le produce el haber comido tanto y para tratar de no ganar más peso. Estas acciones traen consecuencias negativas al organismo y también para la autoestima de quien lo padece.

Para determinar que una persona padece bulimia, debe tener episodios de atracones de comida y posteriormente expulsar lo ingerido por vómitos inducidos o mediante laxantes, con cierta regularidad. Se estima que estos episodios deben darse al menos una vez cada semana durante dos meses seguidos.

Las personas que padecen bulimia suelen comer grandes cantidad de alimentos (con regularidad, pate de esta comida es chatarra o procesada)  y generalmente lo hacen a escondidas de su entorno. Sus actitudes son tan extremas que puede ser que en algún momento ingieran alimentos congelados o crudos y solo pueden detenerse cuando están muy llenos como para continuar comiendo o en ocasiones recurren a medidas  extremas como poner picante o sal a un postre, lo cual lo hace incomible.

En el caso de la anorexia, hay síntomas inequívocos que pueden llevar a detectar el padecimiento como lo son pérdida de peso a niveles extremos, una percepción negativa de la imagen propia y sentir un temor irracional a aumentar de peso o a ser obeso. Este es un trastorno realmente peligroso y los estudios indican que suelen padecerlos más mujeres que hombres.

Si tu hijo es perfeccionista al extremo, nervioso y tiene una idea fija casi irracional de que tiene sobrepeso cuando en realidad está excesivamente delgado, es posible que esté sufriendo de anorexia.

El anoréxico tiene una obsesión por adelgazar y poco a poco se va matando de hambre  (literalmente), negando a su organismo de los nutrientes necesarios para un correcto funcionamiento de todos sus órganos y sistemas.

Todas estas actitudes autodestructivas se pueden prevenir con una adecuada educación en materia de alimentación desde temprana edad, en Kitchen Academy consigues el aliado perfecto para llevar  a cabo la difícil tarea de educar a los niños y adolescentes en materia de cocina, esta educación le hace preferir una alimentación balanceada así como también reforzar hábitos saludables que perdurarán en el tiempo ya que se les enseña a comer sano y equilibrado, se les brinda la oportunidad de probar nuevos sabores y texturas, conocen nuevos métodos de cocción y valoran la calidad de lo que comen.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *