1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
superalimentos

¿Qué son los superalimentos y para qué sirven?

Seguramente habrás escuchado y leído acerca de los superalimentos, un término que describe a aquellos alimentos que poseen mayores propiedades nutricionales. En las escuelas y talleres de cocina como kitchen academy conocemos sobre estos alimentos, sus aportes y beneficios para el organismo y los usamos en las sesiones durante las preparaciones con nuestros participantes.

Algunos estudios han demostrado que varios superalimentos ayudan a reducir la ansiedad, mejorar la memoria, aumentar la fuerza muscular y la resistencia física, reducir el colesterol y la glucosa en sangre, entre otros beneficios.

¿Qué son los superalimentos?

Los superalimentos son aquellos que por su naturaleza, composición y propiedades inciden positivamente en el organismo, fortaleciendo la salud, mejorando el sistema inmunológico y provocando una mejor respuesta a agentes patógenos como virus, bacterias, hongos, etc. Estos alimentos son más nutritivos y aportan más propiedades naturales en comparación con otros. Al conocerlos podremos prepararlos y aprender a integrarlos en nuestras recetas para aprovecharlos de la mejor manera.

Los más buscados para ser consumidos son aquellos que contienen minerales como calcio, hierro, zinc, potasio, así como  antioxidantes, antiinflamatorios y grasas saludables. Más adelante verás una lista de cuáles son esos superalimentos y cómo puedes consumirlos.

Características de los superalimentos

Los superalimentos son fuente de fibra, minerales, vitaminas, aminoácidos y proteínas que contribuyen a protegernos de enfermedades y a mantenernos sanos en todas las épocas del año, especialmente en invierno, cuando son más comunes los resfriados, gripes y alergias. Tienen alto contenido de compuestos antioxidantes como las vitaminas A y E, betacaroteno y fitonutrientes, compuestos orgánicos presentes en las plantas cuya función es protegerlas, y en consecuencia, actúan en el organismo humano.

Estos alimentos no están enriquecidos en laboratorios o empresas que fabrican productos con añadidos para hacerlos beneficiosos para el cuerpo, sino que proceden directamente de la naturaleza, sin aditivos ni nutrientes agregados. Suelen provenir de la agricultura ecológica, es decir, son cultivados bajo esquemas de siembra, crecimiento y desarrollo orgánico sin uso de pesticidas, fungicidas ni productos químicos que alteran o disminuyen sus propiedades.

Los superalimentos tienen bajo aporte de calorías, lo que hace que su consumo no produzca aumento de peso.

Algunos superalimentos y sus propiedades

Una lista de superalimentos te ayudará a tenerlos en cuenta a la hora de comprar ingredientes para tus recetas y puedas combinarlos de la mejor manera para aprovechar todas sus propiedades. Lo mejor es consumirlos crudos, claro, en el caso de verduras, semillas, flores, etc., pues también algunas legumbres son consideradas superalimentos y deben cocinarse o hidratarse antes de consumirlas.

Kale

Perteneciente a la familia de las coles, cada vez es más común verla en los mercados y utilizadas en ensaladas, batidos desintoxicantes y depurativos gracias a sus aportes de hierro en altas proporciones, calcio, potasio, magnesio y zinc, fibra y vitaminas A, C, E y K. Este superalimento ayuda a prevenir la anemia, a sentir saciedad y por lo tanto a perder peso, también ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares debido a que aumenta el nivel de colesterol bueno (HDL) y a reducir el colesterol malo (LDL).

Azafrán

Utilizado especialmente como colorante natural en paellas y demás preparaciones culinarias, esta especia es también una hierba medicinal, pues tiene propiedades estimulantes del aparato digestivo, carminativas (ayudan a expulsar gases del sistema digestivo), antiespasmódicas, antioxidantes, antiinflamatorias, analgésicas y antibacterianas. El azafrán es rico en vitaminas A y B, y en minerales como calcio, zinc, fósforo, hierro, magnesio y potasio.

Semillas de chía

Su superpoder radica en ser fuente de omega-3, esencial para cuidar los niveles de colesterol y de contener antioxidantes, calcio, hierro, fibra, proteínas y potasio. Contienen además magnesio, vitaminas A y E, y las del complejo B y omega 6.

Cúrcuma, té matcha y bayas de goji

La cúrcuma está entre las especias utilizadas en medicina natural, además de usarse como condimento en diferentes preparaciones. Sus propiedades presentes en la curcumina, la bisdemetoxicurcumina y la demetoxicurcumina ayudan en los trastornos estomacales y son antiinflamatorias. Además, previene la acidez, alivia la gastritis y mejora los procesos digestivos; evita las flatulencias, protege de enfermedades cardiovasculares y funciona como antidepresivo natural.

El té matcha se utiliza especialmente en polvo diluido en agua tibia; procede de hojas de té cuyas propiedades actúan como antioxidantes que benefician la  salud.

Las bayas de goji tienen aminoácidos esenciales, oligoelementos y minerales que retardan el envejecimiento de las células y previenen enfermedades de la vista.

Arándanos, brócoli y quinoa

Los arándanos tienen gran concentración de antioxidantes que fortalecen el sistema inmunológico y previenen enfermedades urinarias.

El brócoli tiene propiedades antibacterianas, antivirales y antiinflamatorias y el tallo concentra buena cantidad de calcio.

Los granos de quinoa contienen aminoácidos cuya función es clave en los procesos biológicos del cuerpo, y son el vínculo entre los nutrientes y el organismo. La quinoa aporta proteínas, fibra, omega-6 que contribuye con el buen funcionamiento de las células; además, no contiene gluten y es de bajo índice glucémico.

Aceite de oliva

Otro superalimento que no podemos dejar de mencionar es el aceite de oliva, con propiedades antibacterianas, ayuda a mejorar el sistema digestivo, a reducir la inflamación producida por la artritis y el dolor en las articulaciones, entre otras ventajas.

Legumbres

Las legumbres también deben incluirse en esta lista de superalimentos por su aporte a la salud debido a que son una fuente de proteínas, minerales como calcio, potasio, cobre, fósforo, hierro y zinc, además de vitaminas del complejo B. Aportan ácidos oleicos que favorecen la salud cardíaca. Además, su alto contenido en fibra, minerales y proteínas aportan energía y fortalecen el sistema inmunológico.

Si bien estos alimentos ayudan a fortalecer el organismo y promueven su buen funcionamiento, es necesario llevar una dieta completa y balanceada, así como una vida activa y consumir mucha agua todos los días.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *