1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Ser padres y educar - Kitchen Academy

Ser padres y educar

La familia es la primera escuela por la que transitan nuestros hijos, y es en esa escuela donde los padres tienen la tarea de querer y educar. Esto solo se logra construyendo bases sólidas de amor y valores, las cuales, con el tiempo, harán de los niños personas buenas, integras, honestas, capaces de desenvolverse en la sociedad. Para nadie es un secreto que los padres desean poder cubrir las necesidades de los niños buscando que resalten y puedan ser los mejores en el camino que emprendan, pero por sobre todas las cosas los padres desean que sean los mejores en orden, generosidad, sinceridad y responsabilidad. Lamentablemente hay una gran diferencia entre querer y lograr ya que para una buena formación de los hijos, los padres tienen que poner un gran esfuerzo para llegar a la meta.

Gracias al proyecto pedagógico y a sus escuelas de cocina infantil Kitchen Academy os ayuda en la educación de vuestros hijos ya que te brinda una de las mejores opciones para que tu hijo haga actividades culinarias basadas en valores, todo mientras se divierte. En las escuelas de cocina infantil se está desarrollando un proyecto educativo en el cual los niños aprenden en la cocina, todo lo referente a valores tales como: honestidad, familia, compartir, liderazgo y afecto. Todo amparado en los objetivos generales y específicos que contempla el decreto 89/2014 emanado el 24 de julio.

Querer y educar a nuestros hijos, todo en uno

Aunque muchos padres consideren que es una tarea titánica, querer y educar a sus hijos debe ser un súper combo de dos en uno. No olvidemos que los niños necesitan disciplina pero sin olvidar que son seres humanos que también necesitan afecto. Una de las cosas que deben tener en cuenta los padres es que como seres humanos se equivocan, y que debido a eso pueden también pedir perdón a sus hijos.

Cuando hablamos de disciplina hablamos de reglas, y esas reglas deben cumplirse tanto en la casa como en la escuela. Lo más importante es que por cada regla que haya, exista un valor que la refuerce. Es como pedirle a tu hijo que ordene su cuarto porque así tendrá un ambiente ordenado, pulcro y en condiciones para el descanso, a que des la orden sin darle explicaciones. Cuando le explicas al niño la razón por la cual debe ordenar su cuarto este asimilará el valor del orden. A esto podemos llamarle disciplina moral.

Ayudas externas

Es muy importante que el padre tenga conciencia de todas las ayudas que pueda recibir, ya sea de maestros, familiares o amigos que están relacionados directamente con el desarrollo del niño.

Para que el niño tenga conciencia y pueda desarrollar los valores que se le están inculcando, los padres deben procurar que el niño sepa que es el bien y el amor. Ya que estos dos valores son los pilares emocionales de los niños y son los que generalmente definen sus acciones. El secreto está en que los adultos promuevan las buenas acciones y los buenos hábitos operativos en sus hijos, lo cual ayudará a que comprendan claramente al valor.

Es muy importante que los padres hagan énfasis en las consecuencias de las malas acciones del niño, Si el niño rompe algo, debe hacer lo propio para la reparación, y por ende debe haber un castigo, el cual puede ser que no vea televisión por algunos días, así se estaría educando en la autonomía moral.

Educar en lo moral

La educación en lo moral se define como el proceso por el cual el niño internaliza buenos hábitos o virtudes. En este proceso juega un papel fundamental la conciencia moral. Es vital que sus hijos escuchen la voz interna que le dicta lo que está bien o lo que está mal según las circunstancias. La conciencia moral utiliza las emociones para diferenciar la culpa o el orgullo. De esta forma si el niño siente culpa es porque sabe que hizo algo mal

Vale la pena destacar que muchas veces el niño siente culpa por cosas que hizo sin intención de hacer daño. Afortunadamente, el tiempo y las experiencias harán que el niño fortalezca, separe e identifique las diferentes emociones, teniendo claros los conceptos de culpa o inocencia.

Escuelas de cocina infantil: Cantera de valores fundados en el compartir

El proyecto educativo con el que cuenta las escuelas de cocina infantil de Kitchen Academy profundiza sus actividades para educar en valores, los cuales se trabajan desde el nivel inicial y durante todos los niveles de aprendizaje. El personal capacitado, implementa y combina la cocina y los alimentos con los valores que necesita el niño para su desarrollo integral. Uno de los secretos del éxito de este proyecto es que los padres forman parte del trabajo en equipo como complemento de las actividades culinarias.

Para la tranquilidad y satisfacción de los padres Kitchen Academy se presenta como una de las mejores opciones para que los niños aprendan e internalicen sus aprendizajes en valores. Si quieres que tu hijo juegue, cocine y se divierta mientras aprende y se educa, no dudes en buscar todas las opciones que te ofrecen las escuelas de cocina infantiles que se encuentran en las siguientes localidades:

  • Comunidad de Madrid: Alcobendas y Las Rozas
  • País Vasco

Actitudes que su hijo podrá adquirir en las escuelas de cocina infantil:

  • Respetar las opiniones de sus compañeros de grupo
  • Ser líder y ejemplo a seguir
  • Aprender a emitir juicios positivos
  • El problema de uno es el problema de todos
  • No descalificara los errores de sus compañeros
  • Demostrará confianza.
  • Entre compañeros siempre se promoverá un abrazo y un gesto de cariño
  • Se expresará con palabras asertivas en todo momento
  • Se ayudara al niño para que canalice sus emociones

No dudes que tus hijos disfrutaran y fomentaran actividades llenas de emociones, diversión y mucho conocimiento sobre valores mientras cocinan. Si estás interesado acércate a cualquiera de las escuelas de cocina infantil de Kitchen Academy que esté más cerca de tu localidad y pregunta por nuestras opciones.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *