1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
El riesgo de la obesidad infantil

El riesgo de la obesidad infantil

La obesidad infantil es un tema que actualmente preocupa a los científicos del mundo. Según cálculos actuales, cerca de 35 millones de niños en el planeta sufren de obesidad infantil. Algunas escuelas de cocina infantil tienen como una de sus metas, enseñarles a sus estudiantes a alimentarse de una manera adecuada para evitar la obesidad infantil. Además, brindan apoyo a la hora de conocer y preparar innovadoras y saludables recetas a través de un buscador de recetas.

La obesidad infantil es mucho más peligrosa de lo que parece y, según la OMS, está definida como exceso de grasa, acumulada en el cuerpo, lo cual es perjudicial para la salud. A pesar de que, actualmente se manejen los valores calóricos de muchos alimentos, una gran parte de la población no se alimenta de manera balanceada. Debido a esto, cada día son más comunes las enfermedades alimenticias en niños y jóvenes, siendo una de ellas la obesidad infantil, la cual se genera cuando por un prolongado periodo de tiempo se consumen más calorías de las que se gastan. Este exceso se conserva en el cuerpo en forma de grasa, incrementando el peso.

 


 

José de la Uz, Alcalde de las Rozas, durante una visita a nuestra escuela


Las enfermedades y trastornos alimenticios, por supuesto, se pueden prevenir. Es importante que les inculquemos a nuestros hijos, desde pequeños, buenos hábitos alimenticios, como comer variados platillos balanceados y llevar a cabo este acto en familia.

El acto de comer en familia, no sólo es importante por los valores inculcados y el tiempo de calidad, sino también porque les permite a los comensales, tanto jóvenes como adultos, comer la porción justa para su peso y edad. Estudios han demostrado que comer viendo televisión, genera que se consuman más alimentos, ya que el cerebro se encuentra distraído y no registra el nivel de saciedad.

Aprender a comer saludablemente, control de la obesidad

Tanto en la escuela de cocina infantil como en el hogar, es imprescindible que enseñemos a nuestros hijos y/o estudiantes a alimentarse de una manera saludable, para así evitarles complicaciones en un futuro y puedan tener una vida plena. Una vez que tú y tu hijo manejen las claves para alimentarse de una manera sana, será muy fácil preparar gran variedad de platillos.

  • Debes tener en cuenta, que ningún alimento es “malo”. Sino, consumidos con frecuencias inadecuadas. La frecuencia con la que un niño consuma un alimento dependerá de su edad y desarrollo.
  • Los niños, a diario deben consumir frutas y vegetales. Sácale el máximo provecho a las temporadas para así ofrecerles variedad. Estos les brindarán vitaminas, minerales y fibras.
  • Los niños necesitan asegurar el calcio en los huesos. Debido a esto necesitan consumir de 3 a 4 raciones de calcio al día. Recuerda que un bebé después de un año, ya está listo para cambiar el tetero por un vaso y también es recomendable que le ofrezcas diferentes productos lácteos.
  • El aceite más sano para cocinar es el aceite de oliva. Cocina con un poco de este aceite para que tus preparaciones sean más saludables.
  • Los niños necesitan consumir dos porciones de proteínas al día, bien sea pescado, pollo, carne, jamón o huevos. Esto les proporcionará la cantidad de proteínas suficientes. Las proteínas las puedes acompañar con hidratos de carbono integrales como el pan, la pasta, las patatas, legumbres o cereales. Si son integrales, éstas le aportarán vitaminas y minerales a su ingesta.
  • Lo mejor que un niño puede tomar para mantenerse hidratado es agua. Los refrescos sólo se deben tomar en ciertas ocasiones y, preferiblemente, libres de cafeína.

La mejor forma de enseñar, es predicar con el ejemplo. Dale el ejemplo a tu pequeño de cómo alimentarse de forma saludable y él, de manera natural, lo hará de igual forma.

Comidas sanas y equilibradas

Mantener a nuestros hijos sanos será una tarea fácil, una vez que manejes la información suficiente. Aquí encontrarás algunas ideas para que tú y tus pequeños puedan disfrutar de un menú completo y saludable.

  • En el desayuno, es importante que nuestros niños consuman una porción de lácteos, por lo que acompañar sus comidas con un poco de yogurt, queso o un vaso de leche resulta ideal. Adicionalmente, deben consumir cereales; ofrécele una tostada de pan con un poco de aceite de oliva y frutas.
  • A mitad de mañana, conviene una pequeña merienda. Las frutas son uno de tus mejores aliados para estos momentos. Evita sustituirlas por zumos envasados. También puedes variar, si con el desayuno ya consumió un zumo natural, a la hora de la merienda le puedes dar de tomar un lácteo.
  • El primer plato del almuerzo, lo debes preparar siempre acompañado de algún cereal, como pasta, arroz, legumbres, patatas o hasta pan. En esta comida no debe faltar la proteína; agrégale carne, pescado o pollo siempre acompañado de algunas verduras. El almuerzo también se puede acompañar de alguna fruta, bien sea en forma de zumo o un trozo de ésta.
  • Recuerda que no es recomendable abusar del uso de sal y en cuanto al aceite, el más sano, es el aceite de oliva.
  • Una buena idea para la merienda de la tarde, es ofrecerle un lácteo que no haya consumido en el día para que no se aburra. Por ejemplo, si en la mañana comió yogurt, en esta oportunidad ofrécele un vaso con leche, que puede ser acompañado de una galleta o bocadillo y algo de fruta.
  • Para la cena, se prepara algo ligero. Consumir verduras en forma de ensalada, puré o crema resulta ideal para esta hora del día. La proteína no debe faltar en este platillo; puedes agregar pollo, pescado o huevo (se recomienda uno diario). Recuerda variar la proteína del almuerzo y acompañar esta comida con algo de fruta o un zumo natural.

La educación y salud de nuestros hijos, es una inversión para toda la vida. Así que, brindarles una alimentación saludable en casa les traerá buenos beneficios en el futuro. Y si tu pequeño se interesa por cocinar, no dudes en inscribirlo en la escuela de cocina, para que él mismo comprenda la importancia de comer saludable.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *