Pasar tiempo con nuestros hijos

Cenas para niños: Ideas sanas y equilibradas

La alimentación de nuestros niños es un asunto de vital para su salud, no solo por el hecho de alimentarlos, sino que debemos hacerlo correctamente. Su alimentación debe ser equilibrada (y las cenas para los niños son muy importantes) a fin de evitar enfermedades como la obesidad infantil (Aquí te contamos unos consejos); esto generalmente puede representar un gran dolor de cabeza, ya que diariamente debemos ingeniarnos un menú que sea llamativo para ellos y al tiempo nutritivo.

Ideas de cenas para niños felices

Sin embargo, hoy en día la cocina ha retomado un valor importante dentro de la cultura y la sociedad por lo que es un tema que a los niños les llama cada vez más la atención, gracias a este interés, últimamente se han creado numerosas escuelas de cocina infantil pensadas justamente para sacar provecho a este interés.

¿ Cenas rápidas para niños ?

Cenas para niños : Recetas y consejos

Cenas para Niños : Escuela de Alcobendas – Kitchen Academy

En las escuelas de cocina infantil enseñan a nuestros niños tanto el valor nutricional que aporta cada alimento, como a combinarlos de diferentes maneras para elaborar un buen menú que sea nutritivo y por supuesto, delicioso. Además, estas escuelas enseñan cómo escoger los mejores ingredientes y cómo deben ser manipulados antes de poder cocinarlos.

Motivar a los niños a desarrollar sus habilidades culinarias puede ayudarles en numerosas maneras. Una de ellas es que los niños perderán el miedo por aquellos alimentos que no conocen, sentirán entusiasmo al probar y experimentar nuevas cosas, lo que les permitirá adaptarse ante cualquier situación que pueda presentarse en casa. Además, será la oportunidad perfecta para pasar tiempo de calidad en familia y así transmitirles desde pequeños, todas esas recetas y trucos que hemos heredado de nuestros padres.

Cenas ligeras para niños

Al enseñar a los niños a cocinar, no solo aprenden a preparar la comida y a comer de forma sana, también aprenden un sin fin de conocimientos que les serán útiles en la escuela como por ejemplo, medir cantidades, tiempo, fracciones, estados del agua, normas de higiene, entre otras cosas.

Si tienes un niño que siente curiosidad por la cocina y quiere experimentar, no dudes en motivarlo y si existe la posibilidad, inscríbelo en clases de cocina para niños, tenemos la fortuna de contar con varias opciones en el territorio Nacional.

Si una escuela de cocina infantil no es una opción, aprovecha cualquier oportunidad que tengas, como las vacaciones de verano, días festivos, campamentos culinarios, fines de semana o hasta en la preparación de las cenas familiares, para involucrarlos en la cocina y hacer cenas fáciles y ricas porque, aunque no lo creas existen muchas recetas en las que los niños pueden participar solo es necesario que confíes en sus habilidades y le permitas experimentar, logrará sorprender a la familia con una maravillosa comida.

La hora de la cena: Recetas de cenas para niños

Cada día al preparar una cena para niños nos hacemos la misma pregunta, ¿que prepararé hoy? Es común quedarse corto de ideas pero con un poco de investigación darás con recetas geniales, nutritivas y sencillas de hacer para que los niños puedan participar en la elaboración. Aquí encontraras dos recetas infantiles que puedes hacer con tus hijos en la comodidad de tu hogar, para que puedan disfrutar juntos de una cena para niños deliciosa y diferente

cenas para niños ricas y sanas

Cenas ligeras y rápidas para niños

Ensalada de pollo

Una excelente idea para preparar con los niños, son las ensaladas porque además de tener buen sabor y ser de fácil preparación, proporcionan una gran cantidad de nutrientes. Realizar una ensalada que contenga pollo resulta ideal, porque es uno de los alimentos más fáciles de masticar además de tener un sabor muy agradable. Esta ensalada se realiza con:

  • 1/2 lechuga.
  • 250 g de pollo.
  • 50 g de pan (croutons).
  • Queso en cubos.
  • 2 yemas de huevo.
  • 125 ml de aceite de oliva.
  • 1 limón.
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cucharada de mostaza.
  • 2 o 3 huevos.

Para la salsa de esta ensalada, agrega a la licuadora las yemas de huevo, dos cucharadas pequeñas de zumo de limón, el ajo, el aceite, la mostaza. Bate hasta que la mezcla completa consiga una consistencia de mayonesa (Para elaborar mayonesa, el aceite se debe incorporar poco a poco).

Posteriormente, se debe calentar en la sartén a fuego medio, mientras se empana el pollo. El pollo estará listo cuando esté dorado. Una vez que se enfríe, el pollo se debe picar en trozos pequeños. Luego debemos limpiar muy bien la lechuga y picarla. Por último debemos poner a cocer  los huevos. Cuando estén cocidos, picarlos también, agregar todo (incluyendo la salsa y el queso) al bol que destinaremos para la ensalada y listo.

Huevos Rellenos

Los huevos son ideales para preparar con los niños, por ser una buena fuente de nutrientes. Son muy fáciles de preparar y cuentan con un sabor bastante agradable. Esta receta la puedes adaptar a tu gusto, por ejemplo, puedes agregarle atún o maíz.

Ingredientes:

  • 8 huevos.
  • 1/2 taza de mayonesa.
  • 1 cucharada de mostaza.
  •  ¼ de taza de pepinillo dulce.
  • 1 pizca de sal y pimienta.
  • 1 cucharada pequeña de ajo molido.
  • Cebollín picado.

La preparación de esta receta es sumamente sencilla. Los huevos se deben poner a cocer con suficiente agua por tan solo 10 minutos. Una vez listos, retíralos del agua caliente y enjuágalos con agua fría. Cuando los huevos estén a temperatura ambiente, retira la cáscara y pícalos a la mitad. Debes retirar las yemas y colocarlas en un tazón aparte. Las claras se usarán al final de la preparación.

Debes aplastar muy bien con un tenedor las yemas del huevo, agregar la mayonesa, la mostaza y los pepinillos. Luego, con una cucharilla o una manga para decorar postres, colócalos sobre las claras.  Para finalizar, decora con un pequeño trozo de cebollín.

Cenas divertidas para niños

Y recuerda, no hay mejor escuela de cocina infantil que el propio hogar, al involucrar  a los niños en la preparación de las comidas estarás reforzando valores y educando en múltiples aspectos a tus hijos. De igual forma es importante que incentives lo intereses que puedan tener los niños a fin de convertirlos en habilidades. De hacerlo, le estarás brindando la oportunidad de conocer otras personas que compartan sus mismos intereses y sean capaces de ayudarlo al momento de experimentar, probar nuevas recetas y profundizar sus conocimientos nutricionales.

La dieta del deportista: cómo comer bien y sano

La alimentación que de debe tener un atleta debe ser rigurosa, por ello los nutricionistas apelan a una composición de dietas saludables que acompañan de los consejos de expertos en cursos de cocina Madrid

Dieta del deportista - cursos de cocina madrid

El deportista logra alcanzar metas de carácter físico solo después de lograr un equilibrio entre la máxima destreza y su alimentación. Ante la exigencia física a la que se somete un futbolista, nadador, boxeador, corredor, ciclista, o atleta de cualquier otra disciplina, este debe reponer el consumo calórico, ya sea en entrenamiento o en competencia con una alimentación adecuada. Sin duda el alimento es al cuerpo humano, lo que es el combustible a los coches.

Para los atletas,  como ya lo hemos dicho, es sumamente necesario atender su alimentación,  una buena forma de hacerlo, es realizando cursos de cocina Madrid, como los que actualmente se están  desarrollando en Kitchen Academy, quienes imparten en equilibrio entre la preparación de alimentos para deportistas, la buena cocina y la nutrición, elementos que deben ir de la mano y que muchas veces no lo están.

¿Qué debemos comer?

Dieta del deportista - cursos de cocina madrid

Encontrar un balance universal de lo que se debe comer es complicado dado que esto obedece a cada organismo; en donde también influye la edad, el peso, la carga calórica, el horario de entrenamiento o competencia y la disciplina deportiva.

Obteniendo conocimientos a través de cursos de cocina Madrid podrás desarrollar menús apropiados para una dieta sana y balanceadas, que permita desarrollar una vida deportiva activa y saludable.

Para el nutricionista deportivo, Norman Macmillan, la clave para la alimentación de un atleta es el timing, que “implica comer las cantidades de comida en el momento necesario, en el momento adecuado”, y expone que el período adecuado “es después que se produce el ejercicio fundamentalmente. El resto del día, en general, el metabolismo de un deportista por mucho que entrene, es muy parecido al de cualquier sedentario, necesitamos comer saludable durante todas las comidas del día”.

De igual forma resalta cómo la hora del desgaste físico debe influir en la alimentación diaria del atleta. “Si la persona entrena en la mañana por ejemplo, debería hacer un buen desayuno, sobre cargar esa comida que va a ingerir después del ejercicio. Si la persona entrena en la tarde, la comida más importante del día tendría que ser la cena que come después de la actividad física; esa es la clave general de la nutrición deportiva, el timing”, explica Macmillan.

Existen cursos de cocina Madrid, que toman en cuenta la aplicación de los horarios a la hora de comer, tomando en cuenta la ingesta calórica, así como lo señaló Macmillan.

La alimentación adecuada aporta al deportista los siguientes beneficios:

  • Energía para entrenar y rendir al nivel de la élite
  • Óptimos resultados del programa de entrenamiento
  • Mejor recuperación durante y entre los ejercicios y pruebas
  • Consecución y mantenimiento del peso y de las condiciones físicas ideales
  • Beneficios procedentes de los numerosos componentes de los alimentos que favorecen la salud
  • Reducción del riesgo de lesiones, fatiga por exceso de entrenamiento y enfermedades
  • Confianza en estar bien preparado para afrontar la competición
  • Regularidad en la consecución de un gran rendimiento en competiciones de alto nivel
  • Disfrute de las comidas y los eventos sociales en el hogar y de viaje

¡Una buena nutrición!

La mejor forma de cuidar la nutrición, especialmente la del deportista, es acudiendo al nutricionista, ellos serán los más indicados para dirigir una dieta balanceada. Es igualmente importante que el individuo conozca y domine los elementos necesarios de la cocina para que logre combinar alimentos de forma exitosa; no solo para lograr una comida calóricamente ideal, sino también sabrosa al gusto; para esto lo mejor será tomar uno de los cursos de cocina Madrid, especialmente si la cocina no es su fuerte.

Los cursos de cocina Madrid ofrecen variedad gastronómica, juntando la buena cocina, con la nutrición necesaria, para cada atleta según lo requiera. Un deportista debe ser partícipe activo de su formación, una manera primordial para lograrlo es haciéndose 100% cargo de su alimentación.

Se recomienda distribuir la alimentación en cinco tomas: desayuno, comida y cena, y un almuerzo o merienda al menos una hora antes del entrenamiento. La comida fuerte previa al entrenamiento deberá realizarse al menos 3 horas antes del mismo, esta es una buena recomendación que dan algunos deportistas, luego de haber puesto en práctica las sugerencias de los nutricionistas.

Sin duda la alimentación es lo que llaman muchos expertos, el entrenamiento invisible para los deportistas. Por esta razón es importante dominar al menos lo básico sobre la preparación de los alimentos; tal vez el problema no sea la cocina en sí, sino el saber combinar alimentos y que resulten igual de apetitosos, sin desaprovechar sus nutrientes lo que muchas veces nos paralizan de hacer cosas innovadoras en materia culinaria. Sin embargo, algunos cursos de cocina Madrid, hacen especial énfasis en sobrellevar el día a día, manteniendo una alimentación balanceada y además potenciando aptitudes físicas en el deporte.

Para ir finalizando, ofrecemos algunas recomendaciones vitales para los deportistas con respecto a cómo cuidar la energía corporal de cara al esfuerzo físico.

  • Ser consciente de las necesidades energéticas y de cómo éstas pueden variar a lo largo del tiempo es esencial.
  • Prepararse para aumentar o disminuir la ingesta de energía en función de la necesidad energética del entrenamiento diario o de la competición.
  • Ser consciente también de las necesidades adicionales durante el crecimiento (esto para atletas en desarrollo).
  • No se deben adoptar dietas drásticas que limiten la ingesta de energía o la variedad de alimentos. Incluso aunque la pérdida de peso o de grasa corporal probablemente conseguirá mejorar la salud y el rendimiento deportivo, una restricción severa de energía está asociada a unas consecuencias innecesarias de baja disponibilidad calórica.
  • Siempre que sea posible, se deben planificar los programas de pérdida de peso de modo que puedan emprenderse a un ritmo más lento y menos perjudicial.

Finalmente, los cursos de cocina Madrid siempre son una buena opción ante las diatribas que representa la alimentación para un deportista, cuando intenta alcanzar sitiales de honor.

Dietas Milagro

Dietas milagro: huir de ellas insensatos

Sabemos que el inicio de un nuevo año trae consigo mogollón de propósitos, os recomendamos uno huir de las dietas milagro. Es inevitable con las fiestas Navideñas tenemos la sensación o certeza de haber cometido excesos con la cantidad de comida ingerida. Nos hacemos el propósito de adelgazar ya para enero. Altas en Gimnasios, y dietas milagro son dos de las opciones que seguimos mayoritariamente. En el primer caso deberíamos preguntarnos por qué no estábamos ya apuntados a un gimnasio… Quizás respondiendo esa sencilla pregunta tendríamos claro seguir o no con esa opción. En el segundo de los casos y aunque parezca mentira aún no hemos asimilado toda la información acerca de las dietas milagro y sus consecuencias para la salud.

Hoy hablamos de estas dietas milagro, de sus nombres y de sus consecuencias más perjudiciales. Pero antes de todo eso vamos a hacer una propuesta para adelgazar. Es algo sencillo y va muy en nuestra línea de ser razonables y hacer las cosas con cabeza.

Dietas milagrosas para adelgazar…

No existen, dejaros de tontunas que diría mi abuela. Los milagros en lo que a adelgazar no existen, en el resto de cuestiones podemos hacer actos de Fe, pero en esto no. Resultados rápidos con esfuerzos mínimos, es algo así como lo de que lo barato sale caro. El secreto para adelgazar o mejor aún para tener un control sobre nuestro peso y su incidencia en la salud, es el equilibrio entre ejercicio e ingesta variada de alimentos. No podemos eliminar de golpe un grupo de nutrientes, y tampoco podemos convertirnos en Mister o Miss Olympia de la noche a la mañana.

Ejercicio para adelgazar…

Es de pura lógica que no podemos consumir más energía de la que gastamos. Debe existir un equilibrio entre ambas cuestiones. Para el ejercicio, si nunca en la vida hemos sido unos deportistas ejemplares, ningún deporte nos ha cautivado. Meternos en un gimnasio puede ser flor de un día o de unos meses. Ojo hay gente a la que le funciona y una vez probado no dejan de ir. Pero lo normal es abandonar, porque una actividad generalmente realizada en nuestro tiempo de ocio que no nos gusta está condenada al fracaso.

Probemos con prácticas deportivas más ligeras. Por ejemplo andar, está demostrado que andar es uno de los deportes más saludables. Pero también aceptamos baile como actividad deportiva, vamos que si lo aceptamos. Otro mito con el ejercicio es que se debe practicar los siete días de la semana. Existen ya estudios que confirman que el deporte en fines de semana consigue buenos resultados. Así que nada de obsesionarse con sacar tiempo de donde no hay.

Con los dos días del fin de semana podemos tener más que de sobra para empezar. Tengo un vecino que todos los sábados se sube y baja las cinco plantas de nuestro edificio. Escalera arriba, escalera abajo. Media hora subiendo y bajando escaleras, ese es todo el deporte que hace me dice. No creo que sea la mejor actividad deportiva, pero quizás si sea una opción en días de lluvia o como complemento a otras, ahí la dejo.

Dieta equilibrada para adelgazar…

Es así de sencillo comer sano y equilibrado, ¿qué fácil suena verdad? En realidad es así de fácil, lo que ocurre es que no siempre sabemos el qué y el cómo. Eso tiene fácil solución, acudir a nuestras Escuelas de Cocina. En los cursos para adultos aprendemos a cocinar sano. A usar productos de temporada y a reconocer lo que sí es una dieta equilibrada. Si aprendemos a cocinar es más fácil que la dieta equilibrada llegue a nuestras vidas. Una de las grandes amenazas a comer sano es sin duda el vértigo de nuestra acelerada vida. Comemos cualquier cosa y salimos disparados a la siguiente actividad. Por la razón que sea en el tiempo se ha perdido esa costumbre de dar la importancia que realmente tiene al tiempo de la comida. Alimentarse precisa de un tiempo y recortarlo no lleva a nada bueno.

Empezamos con el tiempo de prepararlo. Hacernos un esquema de lo que vamos a comer cada día, como los menús del colegio de nuestros hijos. Todos los días sabemos lo que van a comer, las calorías y cómo se usan todos los grupos de alimentos. ¿Sabes lo que vas a comer hoy? Porque luego llega el fin de semana y seguro que tenemos claro qué les vamos a poner a ellos. Debemos devolver a nuestras comidas su verdadera importancia. Son tan importante como para tener, qué menos, que un planning semanal, ¿no os parece? Idea, usemos de base el menú del colegio, usando para cada día esos grupos de alimentos. Así a la hora de la cena siguiendo las sugerencias del comedor escolar nos valdrá para todos. Os recomendamos nuestra Escuela de Adultos.

Dietas Milagro

Dietas milagros consecuencias

Bueno teniendo claro que las fórmulas mágicas son solo para Merlín, desmontemos los mitos y creencias de las dietas milagro. La mayoría de esas dietas milagro producen déficit de algunas sustancias en nuestro organismo. Sustancias que son necesarias para el correcto funcionamiento de nuestra sala de máquinas. A nadie se le ocurre dejar de engrasar la maquinaría. Vamos a ver los principales déficit en minerales y vitaminas que las dietas milagrosas pueden producirnos.

Reducir o eliminar la ingesta de algunos minerales…

Por ejemplo bajar la ingesta de Zinc, puede influir en la inmunodeficiencia. Alterarnos el apetito y el gusto. El Zinc es necesario para ayudar a la cicatrización. La falta de Hierro causa la conocida anemia ferropénica y nos deja más débiles. Bajar la ingesta de Calcio, provoca problemas óseos, osteoporosis e incide negativamente en la coagulación sanguínea. Reducir la ingesta de magnesio nos debilita a nivel muscular, ¿quién puede hacer ejercicio estando débil? Eliminar o bajar el Yodo, el Sodio, o el Potasio, produce problemas con la tiroides, apatía y calambres musculares, y más debilidad muscular así como problemas cardíacos.

Reducir o eliminar la ingesta de algunas vitaminas…

Si tocamos la vitamina B1, conocida como Tiamina, estamos haciendo un flaco favor a nuestro cerebro. Podemos incrementar la posibilidad de sufrir estados depresivos. Nos falla la memoria y perdemos la concentración. Si la que tocamos es la vitamina B2, o Riboflavina, las perjudicadas nuestra piel y mucosas, así como los ojos. La reducción en vitamina B3, problemas gastrointestinales. Reducir la ingesta de vitamina B6 o Piridoxina, problemas renales o dermatitis. Bajar o eliminar el consumo de vitamina B8, nos deja fatigados y con dolores musculares. Eliminar o bajar la ingesta de vitamina E, puede acarrear lesiones renales…

Y así nos podríamos tirar largo y tendido, consecuencias graves para la salud desde anemias, pasando por lesiones cutáneas, llegando a trastornos en la coagulación sanguínea. Son consecuencias que ya deberían alejarnos de pensar siquiera en esas dietas milagrosas. Pero conllevan a parte otros efectos perniciosos que no debemos olvidar:

  • la perdida de peso es a costa de proteínas corporales en un gran tanto por ciento. Siendo muy poca en proporción la perdida de porcentaje de grasa. Esto debería ser al revés.
  • hay un efecto yo-yo. Subimos, bajamos, subimos, bajamos… Nos podemos tirar así toda una vida.
  • enlazando con lo anterior, creamos malos hábitos al comer. Al no aprender cómo y qué comer, caemos en errores que nos devuelven al punto de partida o peor.

Dietas milagro nombres de las más conocidas

Entre las dietas milagrosas para adelgazar, algunos nombre son más que conocidos. Otros a lo mejor no los habéis oído nunca. Están por ahí a la vuelta de la esquina, así que os vamos a decir unas cuantas de ellas para que no os den gato por liebre en ningún momento. Lo mejor saber qué alimentos nos aportan los nutrientes necesarios, y en qué cantidad. Cómo prepararlos para conseguir que nos los aporten de la mejor forma y siendo al tiempo un placer para los sentidos. Porque hay que volver a recuperar el placer de comer, y dedicarle el tiempo que merece. En la preparación, en la ceremonia de ingerirlos y en su reposo más adecuado.

Algunas de esas dietas milagrosas son:

  • la dieta del hielo… Sí este es un caso típico atribuimos a un “alimento” o “ingrediente” unas propiedades adelgazantes que no tiene ni se las espera…
  • la dieta de la uva… Seguimos con lo anterior, con las propiedades beneficiosas de un alimento proponemos “limpiar” el organismo…
  • la dieta Heller… Estamos ya en otro tipo de dietas. Estas algo más elaboradas, el error, craso error, de ésta en concreto es que no discrimina al sujeto que la hace. Es decir es una dieta igual para todo el mundo, obviando la diversidad…
  • la dieta de Pritikin… Empieza fatal prometiendo perder 3 kilos a la semana… Prohíbe proteínas animales concretas. Elimina la ingesta de ácidos grasos esenciales… Su error mayor es eliminar la ingesta de grupos de alimentos. Es una dieta de los ochenta del siglo veinte, y ya hay estudios cientificos que refutan los principios en los que se basaba…
Niños sanos

Niños sanos, sus necesidades nutricionales

Todos los padres queremos tener unos niños sanos, es una de nuestras obligaciones. Conseguir que los niños satisfagan sus necesidades nutricionales, pero para ello debemos conocerlas. Las necesidades de nuestros niños se ven condicionadas por los factores propios del crecimiento. Sus cuerpos están en continuo desarrollo, los músculos, los huesos… Pero las necesidades no solo están condicionadas por ese crecimiento, también influye el ejercicio físico que realizan. “Estos niños no paran”, una frase tan repetida como cierta. Ese continuo ejercicio desgasta y al tiempo prepara.

Comprometidos con la nutrición infantil

Para Kitchen Academy la nutrición infantil es una prioridad. Queremos niños sanos que empiecen a adquirir hábitos saludables. Los niños son un grupo de reisgo en cuanto a problemas como la deshidratación o las alteraciones digestivas. Es lógico, se encuentran en proceso de formación. Todo lo que aprendan hoy y tomen como costumbre, marcará su futuro como adultos. Es una responsabilidad de todos aquellos agentes, que de una u otra forma participamos en su formación.

Por eso en los cursos de nuestra escuela de cocina infantil, incluimos en su formación el gusto por una alimentación equilibrada. En las etapas de primaria y secundaria, nuestros niños están adoptando todas esas conductas que marcan su futura vida de adultos. Para ello disponemos de un Proyecto Educativo. Un proyecto en el que conseguir formar niños sanos es el primer obajetivo. Los niños sanos de hoy, mañana serán los adultos en los que se miren los niños. Es un trabajo a largo plazo, sembramos para empezar a recoger en el futuro.

Las necesidades nutricionales de los niños sanos

Los niños al estar aún en proceso de formación no tienen hábitos higiénicos. Si a eso le sumamos que sus necesidades energéticas son grandes y que tienen pocas reservas, son objetivo fácil de desarreglos alimentarios. Estos problemas en la infancia influyen negativamente en su desarrollo físico. Tanto en músculos como huesos, y en situaciones muy graves producen daños neuronales.

Para lo que denominamos un desarrollo óptimo de los niños, existen una serie de normas que nos ayudan a establecer las raciones necesarias de alimentos. Se conoce como la RDA, o la ingesta recomendada de nutrientes. Esta ingesta no nos asegura tener unos niños sanos, porque es necesario al tiempo otros hábitos de higiene y actividad física. Sería un pack completo. Pero en esta entrada nos centraremos en los nutrientes necesarios. Podemos dividir esas necesidades en cinco grandes grupos:

  • los que confieren energía,
  • las proteínas,
  • los hidratos de carbono,
  • las grasas,
  • y los minerales y vitaminas.

Energía

La necesidad de energía que precisa cada niño, depende de su tamaño, de su masa muscular y del desgaste físico que tiene. Pero para hacernos una idea aproximada, un niño de preescolar requiere en términos relativos algo así como más del doble de energía que un adulto. Un adulto viene precisando entre 30 a 40 kcal/kg/día, frente a las 80 a 100 kcal/kg/día del niño. Toda esta necesidad de energía viene definida por las necesidades para asegurar el metabolismo basal del niño.

Para hacernos una idea con dos años el aporte de energía de un niño debería tener estas proporciones respecto de las fuentes. Del total un 10% deberá venir de fuentes de proteínas, en torno al 60% de fuentes de hidratos de carbono y de grasas entorno al 30%. Es más niños que no lleguen a ese 30% de aporte energético en forma de grasa, pueden ver comprometido su desarrollo, tanto óseo como sobrevenir déficit en vitaminas y minerales.

Las proteínas

En sociedades avanzadas como en las que nosotros vivimos, no suele ser normal que existan deficiencias proteicas. Estas deficiencias o carencias de proteínas en la alimentación de los niños son propias de países en vías de desarrollo o subdesarrollados. Aunque si es posible encontrar a niños que por alguna patología, su dieta puede influir en ese déficit. También en niños con dieta vegetariana, para lo que hay que tener en cuenta complementos para evitarlo.

Los hidratos de carbono

Ya hemos dejado claro en los porcentajes que los hidratos de carbono deben ser los que más peso tengan en la dieta de los niños sanos. Pero lo que debemos cuidar es el origen de las fuentes, por ejemplo los azúcares simples en ningún caso deberán pasar del 10% del total. Los cereales, las legumbres, la patata, es decir los azucares complejos, junto a la fibra deben ser la mayor fuente de aporte. En el grupo de la fibra encontramos las verduras, las frutas, las legumbres….

Las grasas

Ya lo hemos apuntado desde los dos años las grasas deben ocupar un puesto predominante en la energía aportada al niño. Del mismo modo que con los hidratos, es conveniente distinguir las fuentes y las proporciones que se precisan de cada una de ellas. Así de los ácidos graso saturados, natas, carne roja, tocino, deberá corresponder como una cuarta parte del total necesario. También debe andar por una cuarta parte, la ingesta de ácidos grasos poliinsaturados. A este grupo pertenecen los pescados azules y los frutos secos. Y una mitad del total de ingesta de grasas, debe venir de los ácidos grasos monoinsaturados. Principalmente del aceite de oliva. Debemos cuidar el aporte de colesterol en la dieta de los niños.

Nos quedaría hablar del aporte en minerales y vitaminas, pero es un tema que da para otra entrada. No queremos agobiar con más recomendaciones, así que nos emplazamos a continuar en una próxima entrega.

alimentos picantes

5 alimentos que producen insomnio

Todos sabemos lo importante que es dormir lo suficiente cada día para que nuestro organismo esté sano y nuestro cerebro procese toda la información recopilada durante el día. Dormir las horas necesarias y tener un descanso profundo y de calidad es importantísimo para la memoria y la inteligencia, por ello no debemos consumir ciertos alimentos que producen insomnio y sobre todo no consumirlos poco antes del momento de acostarnos puesto que podrían interferir negativamente en nuestros descanso.

Hoy mostraremos 5 alimentos que producen insomnio:

1. Alimentos con cafeína. El café, la Coca Cola,… la cafeína es uno de los principales elementos que consiguen mantenernos despiertos y alerta, por ello debemos evitarla durante las últimas horas del día antes de irnos a dormir.

2. Ginseng. El té de ginseng o los alimentos con ginseng tiene sustancias que estimulan el sistema nervioso. Por ello si tenemos ganas de tomar una bebida caliente antes de dormir es preferible que optemos por infusiones relajantes como son la manzanilla, la valeriana o la tila, entre otras.

3. Alimentos picantes. En la medida de lo posible debemos intentar evitar el picante en las cenas, sobre todo si cenamos tarde, ya que los alimentos picantes suelen dar problemas de reflujo gastroesofágico y esto deriva en digestiones pesadas que pueden quitarnos el sueño y hacer que nos sintamos mal si intentamos dormir con acidez y ardores en el estómago.

4. Bebidas alcohólicas. El alcohol es un elemento desestabilizador que nos produce deshidratación y que reduce la calidad del sueño ya que interfiere negativamente en el sueño REM. Debemos evitar beber alcohol en exceso siempre ya que no es nada beneficioso para nuestra salud, pero sobre todo si vamos a acostarnos justo después de la ingesta, puesto que estaremos asegurando un sueño poco reparador.

5. Alimentos fermentados o añejos. Muchos quesos, el pescado ahumado, los embutidos… existen muchos alimentos que contienen tiramina, un aminoácido que estimula el cerebro y que se encuentra en los alimentos añejos o fermentados, y que produce insomnio. Debemos evitarlos, por ejemplo sustituyendo un queso curado o el queso azul por otros tipos más suaves como pueden ser la mozzarella o el queso de Burgos.

Sigue estos consejos y dormirás con un bebé ¡Felices sueños!

beneficios dieta mediterranea

Beneficios de la Dieta Mediterránea para nuestra salud

¿Qué es la Dieta Mediterránea?

La dieta mediterránea no es más que un patrón alimentario basado en los alimentos típicos de la agricultura de las zonas con clima mediterráneo, sobre todo hablamos de España, Italia, Croacia, Chipre y Grecia, entre otros.

Alimentos clave en la dieta mediterránea

Así, son claves alimentos como el aceite de oliva, el vino, los frutos secos (almendras, nueces, castañas,…), el pescado y el marisco (sardina, anchoa, merluza, sepia, calamar, gambas, cangrejo…), las verduras y hortalizas (tomate, berenjena, alcachofa, aceitunas, pimiento…), las frutas (sandía, uvas, albaricoques, higos,…), las legumbres (habas, lentejas, garbanzos, judías…), los cereales (pasta, arroz…), las carnes blancas y las especias (romero, perejil, albahaca…).

Los beneficios de combinar la dieta mediterránea con ejercicio frecuente son múltiples para la salud, tanto es así que según varios estudios las poblaciones que hacen mayor uso de la dieta mediterranea tienen menor tasa de enfermos de cáncer que aquellos países de América del Norte y Europa del Norte que en general suelen consumir más grasas saturadas, azúcar, alimentos precocinados y comida rápida.

La combinación de los alimentos presentes en una dieta mediterranea equilibrada contribuye a mantener sano el corazón y el riñón y ayuda a controlar el peso, por lo que es utilizada por muchas personas alrededor del mundo con obesidad que desean reducir su peso y mejorar su salud, ya que además es una dieta muy rica en vitaminas y fibra. También es una dieta que se asocia a la fertilidad y a un menor deterioro cognitivo en la vejez, por lo que .

Es una dieta perfecta para todo tipo de personas, desde la infancia, no obstante hay que tener cuidado puesto que es una dieta en la que suele faltar el hierro y el calcio, por lo que no debemos olvidar incluir ciertos alimentos más escasos en la dieta mediterranea como son las carnes rojas y los lacteos.

Pero lo importante no es sólo qué comemos, sino también cómo comemos, y en eso las costumbres de los países del sur de europa en general también “ganamos” con respecto a las costumbres del norte. Comemos sentados, tomándonos el tiempo necesario y sin prisas, hábitos que ayudan a que la digestión sea mejor y se reduzca el estrés.

 

 

miel natural beneficios

Beneficios de la miel en la dieta infantil

Los beneficios de la miel en la dieta infantil son muchos, pero es un alimento contraindicado en algunos casos concretos:

  • Niños menores de 1 año: La miel puede contener esporas de la bacteria clostridium botulinum, por eso se aconseja que los bebés no la tomen ya que les puede provocar botulismo, aunque es inocua en adultos y niños más mayores.
  • Personas con diabetes: Los niños y los adultos diabéticos podrían tener problemas en sus índices glucémicos tras consumir miel, por ello es aconsejable que la eviten en la medida de lo posible.

Por lo demás, la miel natural es un alimento muy saludable y aconsejable para una dieta equilibrada. Éstos son algunos de los beneficios de la miel para los niños:

  • Mejora las funciones cerebrales y la salud de los huesos: Algunos estudios científicos aseguran que la miel ayuda a absorber y fijar el calcio, un mineral imprescindible para un buen funcionamiento cerebral que además también es clave en el buen desarrollo de los huesos, sobre todo en la edad de crecimiento.
  • Estimula nuestras defensas: La miel es un importante estimulante de nuestro sistema inmunológico, ya que tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas, por eso no sólo es buena para comerla sino también en tratamientos para la piel. No es de extrañar que sea tan utilizada para tratar casos de acné.
  • Solución contra el estreñimiento: La miel estimula la flora intestinal y actúa como un laxante suave natural.
  • Reduce el estrés y ayuda a dormir: ¡Cuántos niños se van a la cama después de tomar un vaso de leche con miel! ¿Verdad? No es de extrañar, ya que esta es una de las propiedades de la miel más conocidas. La melatonina que nuestro cuerpo produce tras consumir miel ayuda a regular el ritmo cardiaco y producir una placentera sensación de relajación.
  • Aliado contra el resfriado, la tos y el dolor de garganta: Sus antioxidantes y propiedades antibacterianas (que comentábamos antes), además de sus propiedades curativas ayudan a mejorar los síntomas del resfriado, de la tos y del dolor de garganta, entre otros.

La miel es un alimento con alto contenido nutricional que contiene minerales como son el calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, zinc, fósforo y el potasio; también contiene ácidos orgánicos (sobre todo ácido acético y ácido cítrico); vitaminas B, C, D y E; y también antioxidantes (flavonoides y fenólicos).

¡Su consumo con moderación es altamente recomendable! Aquí te dejamos una receta con miel que estamos seguros de que te encantará: Delicias de Salmón con Miel

chucherias

Cómo prevenir la diabetes infantil

Hace años se pensaba que la diabetes era sólo cosa de adultos, pero hoy sabemos que la diabetes infantil está muy presente y lo grave es que su aparición es cada vez mayor. Los factores de riesgo pueden ser múltiples: ambientales, genéticos,… por ello es recomendable seguir una serie de pautas básicas con el fin de mantener a nuestros hijos sanos y lejos de la diabetes:

  • Hacer ejercicio frecuente. Parece algo lógico, pero con el “enganche” a las tecnologías de las últimas generaciones, nuestros niños se han vuelto más sedentarios que los de las generaciones anteriores, con la grave consecuencia de un aumento preocupante del número de niños con problemas de peso.
  • En la medida de lo posible hay que intentar dar el pecho a nuestros hijos, en vez del biberón, ya que la leche materna contiene multitud de beneficios para su salud, como por ejemplo la creación de defensas naturales en edades tempranas que ayudarán a evitar la diabetes infantil.
  • Aumentar su consumo de frutas y verduras, ya que suelen ser alimentos fundamentales para mantenerse sanos que quedan algo relegados en su alimentación diaria. En este artículo de Kitchen Academy te damos algunos trucos para que tu hijo se coma la verdura. En cualquier caso, nunca debemos poner a nuestro hijo a hacer dieta sin la supervisión de un nutricionista profesional, ya que podríamos cometer errores sin saberlo que afectaran a un correcto desarrollo del niño.
  • Reducir el consumo de grasas y azúcares procesados. Este punto es clave, por ello hay que prestarle especial atención. Intentemos sustituir la bollería industrial, las chuches, los fritos, etc. por alimentos ricos en vitaminas y minerales que aporten algo bueno al organismo. Siendo originales, conseguiremos que nuestros niños no vean los “alimentos sanos” en alimentos con poco sabor o aburridos. Si vives en Madrid, tenemos cursos de cocina para adultos que te podrían ayudar a mejorar en este aspecto, no te los pierdas.

 

 

  • Control médico. Sin llegar a convertirnos en padres hipocondriacos, sí debemos llevar un control sobre la salud de nuestros hijos y hacerles chequeos rutinarios en el pediatra cada cierto tiempo, sobre todo en casos en los que existen precedentes familiares con esta enfermedad.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad ¡Gracias de antemano por tus comentarios!

Trucos verdura niños

Trucos para que tu hijo se coma la verdura

La batalla típica a la hora de comer: a tu hijo no le gustan las verduras y cuando se las encuentra en el plato, comienza a poner muecas, jugar con la comida, quejarse e incluso llorar. No desesperes, es algo muy frecuente que ocurre en casi todas las familias con niños pequeños (y no tan pequeños). Hoy vamos a ayudarte y darte sencillos trucos para que tu hijo se coma la verdura.

No le presiones y le obligues a la fuerza

Si el niño no se siente cómodo comiendo verduras, el hecho de presionarle, enfadarnos con él, gritarle, pelearnos, presionarle o amenazarle no hará que el niño acabe queriendo comer verduras ¡Al contrario! Muy probablemente acabe cogiendo aversión a ellas y las connotaciones negativas hacia las verduras aumentarán de forma exponencial para él. Podría incluso tenerle miedo al momento en el que intuya que va a tener que comer verduras y por lo tanto volver a pelearse y enfadarse contigo. Sabemos que es difícil, pero el proceso no es rápido y debemos hacerle saber al niño que le respetamos.

Lo primero, llénate de paciencia e intenta hacer del momento de comer verduras algo positivo, agradable e incluso divertido.

Cocina divertida con verduras

Prueba a hacer recetas divertidas con verduras (puedes ver un ejemplo aquí), combinar colores (no un plato todo verde) e incluso crear dibujos con la comida. Te animamos también a cocinar con tu hijo y que así se sienta más cercano a todos esos alimentos y se sienta orgulloso del trabajo conseguido. Comienza por introducir las verduras que más le gusten (tomate, lechuga, berenjena, zanahoria…) y poco a poco ir descubriéndole sabores nuevos (acelgas, brócoli, espinacas, puerros…).

Para que él se sienta aún más involucrado, consigue un libro de recetas con verduras e invítale a que él elija qué receta cocinar (de entre las que tú le propongas, según tus preferencias de tiempo e ingredientes). Existen algunos libros de cocina para niños específicos para fomentar el consumo de frutas y verduras, si puedes opta por uno de éstos, ya que los “libros para niños” suelen ser bastante más divertidos y bonitos que “los libros de mayores”.

Eres su ejemplo a seguir

Los niños aprenden por imitación, por ello es tan importante ver que sus referencias adultas son los primeros que quieren comer verduras y disfrutan con ello. Así que evita decir cosas negativas sobre alguna verdura o fruta, aunque no te guste. Tú eres su modelo a seguir y confiará en aquello que le digas, aunque eso no significa que esté de acuerdo.

No dejes de ofrecerle verduras

Aunque sepas perfectamente que te va a decir que no, no dejes de ofrecerle verduras “¿Te pongo un poquito más?” “¿Te apetece repetir?“. Muchos estudios han ratificado que una mayor exposición a un alimento, aumenta su aceptación de forma progresiva por parte del niño. De tanto verlo, acabará por conocerlo y por sentirlo menos ajeno y extraño.

Un truco muy bueno es conseguir que la transición desde que el niño lo prueba por primera vez hasta que lo acepta, sea menos traumática y más suave, es transformarlo en puré, presentarlo en trocitos pequeños, mezclarlo y esconderlo entre otros alimentos. Poco a poco, lo iremos mostrando hasta que finalmente el niño se convenza de que es algo bueno y está bueno.

Es importante que después de comerse el plato, le preguntemos si le ha gustado y de ser así, ya le contemos qué alimentos se ha comido, así se dará cuenta de que no hay nada malo en estas verduras que al principio tanto le disgustaban.

chocolate pros y contras

Pros y contras del chocolate

El chocolate… ese alimento tan deseado por muchos en todo el mundo, que frecuentemente se asocia a la gula y al sobrepeso, pero también al placer. En el artículo de hoy veremos los pros y contras del chocolate, para que seas tú mismo quien valore si mantenerlo o no en tu dieta.

Ventajas de comer chocolate

El chocolate tiene muchas bondades tanto anímicas como a nivel físico ¡Pero cuidado! No es bueno todo el chocolate; para sacar partido a estas ventajas debemos elegir un chocolate que contenga al menos un 50% de cacao. Olvida hoy mismo el chocolate blanco y el chocolate con leche, y elige el chocolate negro más puro, el que mayores beneficios nos otorga.

  • Lo primero a destacar es su gran poder antidepresivo, no es de extrañar que regalar bombones de chocolate sea un típico símbolo de cariño, aprecio y buenos deseos. Al segregar serotonina nos hace sentirnos calmados en situaciones tensas, pero además segrega endorfinas que actúan en nuestro cerebro liberándonos del estrés y subiendo nuestro ánimo.
  • Mejora la capacidad de concentración, más que el café y que el té negro.
  • Es un alimento que sacia nuestra hambre y reduce la ansiedad.
  • Es una fuente rica en almidón, grasas saludables, proteínas, vitamina A, ácido fólico, fibra y antioxidantes.
  • Ayuda a la circulación sanguínea.
  • En dosis moderadas ayuda a mejorar el síndrome de fatiga crónica.
  • Reduce la tensión arterial, por lo que puede considerarse un aliado de las personas hipertensas.
  • Ayuda a reducir el colesterol.
  • Es rico en magnesio y es una fuente de energía perfecta para deportistas.
  • Pero además es un alimento muy rico en polifenoles compuestos, que poseen propiedades antioxidantes, lo cuál ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro.
  • También contiene hierro, que evita la anemia y refuerza nuestro sistema inmunológico.

Desventajas de comer chocolate

Si en vez de optar por chocolate negro con alto porcentaje en cacao, optamos por chocolates más grasos, como los chocolates con leche y sobre todo el chocolate blanco, tendremos que despedirnos de la mayoría de las ventajas que hemos citado. Aún así, el chocolate negro también contiene algunas desventajas que mostramos a continuación.

  • La principal desventaja es su alto contenido en grasas y carbohidratos, que en cantidades abundantes o en una dieta poco equilibrada podrían contribuyen al sobrepeso. En niños este hecho es especialmente grave, por ello debemos acostumbrar a nuestros hijos a elegir el tipo de chocolate adecuado y también a moderar su consumo. No es aconsejable comer más de una onza al día, sobre todo en el caso de los niños.
  • Consumido en exceso puede producir migrañas.
  • Puede ser perjudicial en caso de diabetes.
  • En el caso de los chocolates con azúcares refinados, no sólo no reducen la tensión arterial sino que incluso podrían contribuir a aumentarla ¡Cuidado con qué tipo de chocolate escogemos!