1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración todavía)
Cargando…
Alimentarse en Otoño - Kitchen Academy

Cómo alimentarnos en otoño

Dejamos atrás el verano y con él los alimentos ligeros que nos permitían sobrellevar el calor y tratar de mantener la figura. Con el otoño, bajan las temperaturas y comienzan las lluvias, lo que nos obliga a cambiar nuestra forma de vestir. Igualmente, este cambio de clima, si bien no muy severo, obliga a cambiar la manera de alimentarnos en otoño. Para eso nada mejor que echar mano de productos de temporada, que se encuentran en su mejor momento de sabor y calidad. En Kitchen Academy abogamos por los alimentos de temporada, que permiten preparar las recetas más adecuadas y económicas, sin perder para nada el sabor que caracteriza a nuestra gastronomía.

Llegan los fríos o no…

Decir otoño parece que siempre viniera acompañado de frío y lluvia. Sin embargo, a pesar de que predominan temperaturas más bajas que en el verano, otoño se considera una estación de fluctuaciones climáticas. Es más, en algunas regiones pueden encontrarse las temperaturas más agradables del año, sin el calor extremo del verano ni el frío penetrante del invierno. Pero otoño está asociado también al retorno a la rutina y un ritmo de vida más acelerado, que muchas veces nos desaniman y nos ponen melancólicos. Ese sube y baja de emociones pueden afectar nuestras defensas, haciéndonos más vulnerables a gripes y resfriados. Por eso, es importante saber cómo alimentarnos en otoño de forma de reducir el riesgo de enfermarnos.

Alimentarnos en otoño para desintoxicarnos del verano

Durante el verano siempre hacemos locuras en cuanto a la comida y la bebida. Por eso, alimentarnos en otoño de la manera más sana nos permitirá eliminar todas esas toxinas acumuladas durante el verano. ¡Y el depurativo por excelencia es el agua! Mantener la rutina de los ocho vasos de agua al día nos ayudará a recobrar los valores corporales que puedan  estar alterados debido a los excesos que cometemos en verano. Además, la hidratación adecuada será la mejor aliada para nuestra piel y riñones.

Otro consejo que podemos poner en práctica, junto con alimentarnos en otoño de una forma saludable, consiste en hacer ejercicio regularmente. El ejercicio nos ayudará a evitar el sobrepeso y a reducir los riesgos de enfermarnos durante esta temporada. Por supuesto, debemos tomar en cuenta que la dieta que llevemos y la rutina que establezcamos tiene que ver con la edad, el metabolismo y la cantidad de ejercicio que realicemos. Cuanto antes establezcamos nuevamente nuestro ritmo de vida, podremos recobrarnos de ese estado de desánimo que nos acompaña al principio del otoño.

Alimentos imprescindibles del otoño

Alimentarnos en otoño no tiene por qué resultar una tarea difícil. Simplemente,  debemos volver a la rutina de horas de comida que habíamos abandonado durante el verano, pues comer en un horario regular es lo más recomendable para la salud. Se recomienda hacer cinco comidas al día, que incluyan comidas más ligeras a media mañana y a media tarde. Es recomendable no saltarse ninguna comida, siendo fundamental el desayuno.

  • Frutas: el otoño ofrece una gran variedad de frutas como arándanos, membrillos, kiwis, naranjas, granadas, manzanas, higos, pomelos, moras y grosellas, muchas de ellas con altos contenidos de vitamina C que nos ayudarán a combatir las gripes y resfriados característicos de esta estación. Preparar zumos de estas frutas será también una excelente forma de contribuir a la mejor hidratación. Particularmente, la vendimia se realiza en otoño por lo que el consumo de uvas frescas o como productos derivados contribuyen a mejorar la fatiga y el decaimiento.
  • Frutos secos: otoño es una temporada ideal para consumir castañas, almendras, nueces y avellanas que nos aportan grasas saludables y calcio, pero también calorías para combatir la bajada de las temperaturas y proporcionarnos energía. Ya en esta época comienzan a aparecer los asadores de castañas en la calle que nos alegran el día solo con su presencia.
  • Setas y otros hongos: otro de los grandes recursos gastronómicos que aparecen para alimentarnos en otoño son las setas reishi y shitake, además de otros grupos de hongos que nos proporcionan sales minerales y proteínas. También, la humedad que se presenta en el suelo favorece el crecimiento del rey de los hongos, la trufa. Las setas en general son idóneas para mantener una alimentación saludable, ya que aportan pocas calorías, pero alto contenido en fibra que produce sensación de saciedad reduciendo el apetito. Su valor nutricional también está relacionado con la reducción del colesterol, ya que contienen vitamina B5, recomendada para el control y reducción de su exceso.
  • Pescado azul: bacalao, salmón, sardinas son fuentes extraordinarias de ácidos grasos omega 3 que contribuyen a mantener las defensas del cuerpo en condiciones óptimas. Igualmente contribuyen a elevar el estado de ánimo.
  • Hortalizas, legumbres y otros vegetales de temporada: ricas en fibras, vitaminas y sustancias antioxidantes. Vegetales de hoja verde que aportan ácido fólico; legumbres, como garbanzos, alubias, lentejas que son fuentes ricas de proteína vegetal y microelementos; repollo, coliflor, berenjenas, espinacas, zanahorias, calabaza que aportan fibra y antioxidantes y antiinflamatorias.

Además de los alimentos propios del otoño, no debemos olvidar incluir en la dieta cereales, productos lácteos, huevos y carnes rojas y blancas que también nos aportan durante todo el año vitaminas y minerales para el buen funcionamiento del organismo.

Y con tanta comida…

El consumo de alimentos calóricos durante el otoño puede ir en contra del deseo de mantener un peso saludable. Existen ciertas recomendaciones que podemos seguir, como comer alimentos calientes y cocinados, que ayudan a aumentar la correcta absorción de estos alimentos y aumentan rápidamente el calor corporal.

Deben preferirse alimentos en trozos o enteros más que los triturados, pues estos últimos engordan más. Ingredientes que es importante incluir son tomate, ajo, cebolla y caldos vegetales. Además, deben preferirse platos horneados frente a fritos, o también aquellos que se cocinen de forma rápida, como los elaborados en wok. Alimentarse adecuadamente es un arte, pero contando con tantos y tan variados productos de temporada puede resultar un arte fácil de elaborar.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *