1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Vitamina C

Versión audio del contenido

La vitamina C o ácido ascórbico es una vitamina hidrosoluble, es decir, que su exceso se elimina por la orina por lo que no se acumula en el organismo. También se la conoce con el nombre de antiescorbútica.

Esta vitamina se destruye con facilidad por la luz, el calor y el oxígeno por lo que la cantidad de vitamina C es especialmente rica en vegetales de consumo en crudo y de manera inmediata: frutas y ensaladas, pero sufren un detrimento en vitaminas cuando se exponen al aire o se cocinan.

En cuanto a sus funciones:

  • Participa en reacciones de oxidación celular, por eso, es un componente antioxidante de la alimentación.
  • Colabora en la formación de colágeno.
  • Es necesaria para la cicatrización y la integridad celular.
  • Colabora en la conversión del ácido fólico y la absorción del hierro en el intestino.
  • Participa en reacciones neurológicas.
  • Participa en el sistema leucocitario y previene infecciones respiratorias.
  • Colabora en el correcto mantenimiento de las mucosas.

Las personas con deficiencia de vitamina C pueden experimentar síntomas como cansancio, irritabilidad, debilidad, dolor en las articulaciones, dolor muscular generalizadas. Si no se soluciona esta carencia nutricional, con el tiempo se ve afectado el tejido conectivo y aparecen signos como el sangrado de encías y otras hemorragias espontáneas, y problemas de cicatrización.

Un déficit grave de vitamina C en el organismo provoca escorbuto, una enfermedad que se manifiesta con dificultades en la cicatrización de las heridas, petequias (lesiones en la piel causadas por roturas capilares), fatiga y depresión

Los alimentos ricos en vitamina C son los siguientes:

  • Cítricos y sus zumos, naranja, limón, pomelo…
  • Fresa, fresón, kiwi, albaricoque, melocotón, pera, manzana, melón, tomate.
  • Vegetales foliáceos (de hoja verde), brócoli, espárrago, col, pimiento.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *