1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Visitas Escolares para niños de primaria

Visitas Escolares para niños de primaria

La curiosidad, la iniciativa y sobre todo el interés por saber más son características típicas de los niños en edad escolar, ocasión que se debe aprovechar para organizar visitas escolares que satisfagan esa curiosidad y enriquezcan sus conocimientos.

El valor del aprendizaje en las aulas es indiscutible, pero si la experiencia es extramuros, es decir, fuera de las aulas, sin duda habrá mayor aprehensión del conocimiento y la enseñanza perdurará en el tiempo. Una visita guiada para niños en edad escolar es uno de los programas estrella de Kitchen Academy, pues ofrece una combinación de conocimiento, diversión y participación en una de las labores más cotidianas pero poco permitidas a los pequeños, por los riesgos que supone.

Sin embargo, bajo la supervisión de docentes y personal de Kitchen Academy, los riesgos son prácticamente inexistentes, estando los niños bajo el cuidado y la observación de los adultos en las visitas escolares.

Aprender haciendo

No hay nada que se fije mejor en la memoria que una experiencia en la que se participe de manera directa y práctica. Es una manera de decirle a la memoria que a pesar del tiempo, no habrá forma de olvidar una lección donde se ha sido partícipe, bien tomando decisiones, opinando, haciendo e involucrándose directamente.

Las experiencias que ofrece Kitchen Academy a través de las visitas escolares tienen la garantía de permanecer en la memoria de los niños debido al entusiasmo que ponen estando allí presentes, y a que tienen los cinco sentidos enfocados en intervenir y aprender directamente.

Si bien algunos niños en sus casas no saben ni cómo encender una cocina, o dónde están los aparatos para prepararse un batido o un zumo, en las visitas escolares no encargamos de que los niños se familiaricen con todos los aparatos y dispositivos útiles en la preparación de cualquier alimento.

Sorprendidos y encantados

Las visitas escolares son una ocasión especial para que el aprendizaje sea completo y entretenido. Muy poca repercusión tiene el hecho de hablarle al niño sobre la importancia de comer completo y balanceado si no le enseñamos por qué y cómo lograr esa alimentación. En las visitas escolares los niños aprenden sobre la necesidad de mantener una dieta equilibrada para tener una vida sana, a través de la preparación de las comidas, las charlas asociadas a las actividades y la demostración que hay detrás de cada experiencia.

Otra ventaja de las visitas escolares en los espacios de Kitchen Academy es la de aprender sobre reacciones entre fluidos, combinaciones de ácidos, transformación de los ingredientes al mezclarlos, combinación de sabores y potenciación de los atributos de algunos insumos. Probar, degustar y evaluar será otra experiencia que les dará un aprendizaje de gran valor.
cumpleaños infantiles en Alcobendas

Lo increíble de la ciencia está en la cocina

La gastronomía tiene más de ciencia que de arte, pues en cada preparación ocurren fenómenos físicos, químicos, de biotecnología y hasta de anatomía, y es, en conjunto una forma de generar conocimiento.

En las visitas escolares los niños pueden identificar los olores, que son ese conjunto de moléculas de gas que se expanden por el aire y penetran en nuestra nariz. Esa explicación, a través de una preparación culinaria tiene mayor probabilidad de quedarse en la memoria del niño que cualquier otra más técnica y menos práctica.

Los niños saben que todos los seres vivos necesitan alimentarse, pero los seres humanos son los únicos capaces de transformar los productos de la naturaleza en recetas comestibles, a través de la cocina, o del arte de cocinar.

Una forma de explicarles física a los niños es a través de la transmisión del calor que ocurre cuando se cuecen los alimentos; darles a conocer cómo funciona la mecánica podría ser cuando batimos un huevo; y un fenómeno microbiológico se entiende mejor cuando lo explicamos a través de la fermentación, la cual ocurre al mezclar un poco de levadura con agua y harina de trigo.

La consistencia de la carne que varía de acuerdo con la preparación sirve para demostrar parte de lo que es la anatomía; la ingeniería tiene sus ejemplos en el uso de los utensilios de cocina, y la tecnología se puede explicar a través del envasado de alimentos preparados.

Sin duda, las visitas escolares, además de dar información de primera mano, despiertan la curiosidad, enseñan temas integrales que van desde la preparación hasta la importancia de una comida sana y balanceada, pasando por el entusiasmo que nace al ser partícipe de una labor con la que los niños no están muy familiarizados.

Una cocina es un laboratorio

Seguramente, muchos de nuestros niños ya sienten cierto rechazo por materias como matemáticas, biología o química, pero si en una de las visitas escolares descubre que la ciencia está en todo, incluso en la cocina, podrá disfrutar de hacer de este espacio un laboratorio. La cocina es una especie de laboratorio donde se mezcla, se calienta se prueban se cambian los ingredientes y se comprueba que allí hay también un poco de biología, física y hasta de matemáticas, al tener en cuenta cuánta cantidad se debe agregar en determinada receta para dar con el sabor y la textura ideal.

Todo está en saber combinar el discurso y utilizar un lenguaje que acerque a los niños a la práctica, a la experiencia de poder meter las manos y mezclar y preparar, para despertar ese entusiasmo que muchos sienten al saberse protagonistas de unas actividades que tradicionalmente están reservadas para los adultos.

Cuando se piensa en los niños, necesariamente hay que referirse a esa curiosidad innata que tienen ante cualquier novedad que tengan frente a sus ojos, y la cocina es ese lugar ideal para empezar a despertar su interés  tanto por la ciencia como por el arte de combinar alimentos.

En Kitchen Academy sabemos cómo hacer que los niños se sientan cómodos, disfruten y se entretengan mientras aprenden haciendo recetas, que son lo más parecido a un experimento científico.

El desenvolvimiento que tienen los niños en una cocina los conduce a desarrollar destrezas y a tener criterio sobre el mundo que los rodea, usando sus sentidos para probar y evaluar cada experiencia, mientras conocen conceptos, experimentan con recetas y comparten la curiosidad y los resultados de su aventura en la cocina.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *