1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Alimentarse en vacaciones - Kitchen Academy

Alimentación en Vacaciones de verano

Cuando llegan las vacaciones todos quieren liberarse, las ocupaciones se olvidan, no se quiere saber de los deberes y solo se piensa en diversión. Sin embargo, esto muchas veces repercute notablemente en la forma en que nos alimentamos, es por ello que en nuestra Escuela de Cocina enseñamos a alimentarse saludablemente durante las vacaciones. Es normal que se quiera estar más relajado y no seamos muy rígidos con la alimentación que consumimos durante estos días, ya sea que salgamos de la ciudad o nos mantengamos en casa.  En especial cuando nuestros niños desean consumir más dulces, golosinas y chucherías ¿Pero qué hacer cuando debemos cerciorarnos de que la alimentación siga siendo equilibrada?

Es por ello que, para evitar problemas digestivos o un aumento rápido del peso corporal, es mejor no sobrepasarse y caer en algún tipo de exceso. Esto incluso podría ocasionar problemas de conducta o adaptación a la hora de volver a la rutina y a consumir alimentos más sanos.

Cómo alimentarse sano en verano

En primer lugar es importante tener en cuenta que la alimentación varía en su mayoría cuando visitamos otros lugares en unas vacaciones de verano. Aquí compartimos algunos aspectos importantes, de acuerdo a los diversos lugares en donde podemos vacacionar:

Vacaciones en Casas Turísticas Provisionales

Este tipo de vacaciones normalmente no representan gran variaciones en cuanto a alimentación, esto se debe a que en estos lugares se facilita que la alimentación pueda mantenerse en gran medida como la que se posee usualmente en casa. Aun así, esto dependerá de la disponibilidad de quien este al mando de la cocina y el acondicionamiento que tenga el lugar donde se preparen los alimentos. De todas formas, la recomendación es mantenerse atentos al menú que se prepara. Asegurarnos que cubra cada uno de los niveles de la pirámide alimentarias. Y evitar sobrecargarnos de golosinas o bocadillos extra.

Para esto es recomendable que se piense con antelación las comidas que se prepararan diariamente durante las vacaciones. Un menú no solo nos asegurará que los alimentos sean saludables, sino que evitará descontroles en los horarios de alimentación, facilitándonos una mejor distribución de los recursos que se posean. De igual forma, se sugiere que se limite al mínimo las preparaciones complicadas, a veces en lo simple esta lo bueno. Si se elaboran caldos, guisos o cualquier otra comida que necesite una larga elaboración, se está arriesgando a perder el interés en estos. Por lo que terminando consumiendo alimentos que, en su mayoría, se encuentran saturados de harinas o carbohidratos que terminarían dañando la organización previa.

Vacaciones de Excursión

Este tipo de vacaciones suelen durar entre uno o tres días, y normalmente se realizan en el campo o montaña más cercana. Como toda buena excursión amerita, lo más probable es que esta genere un esfuerzo físico que ayudará a quemar calorías y energía con mayor rapidez. Es por esto que merece que todas las comidas sean organizadas con anticipación, como si se tratase de la misma excursión, ya que será una parte fundamental de la actividad. Además de una buena organización alimenticia, no debemos dejar atrás lo que es la hidratación, pues es importante que es verano se consuman alrededor de 3.5 litros de agua diarios debido al aumento de las temperaturas y la exposición al sol.

Una de las principales cosas que podemos hacer para que la excursión sea exitosa y placentera es que la comida este lo más preparada posible y pueda ser ingerida sin importar la temperatura a la que se encuentre. Regularmente se preparan bocadillos o emparedados con ingredientes que contengan poca grasa como son algunos embutidos, atún o pollo, acompañados de vegetales que lo balanceen. El consumo de frutas puede ser muy favorable, debido al azúcar y agua que poseen, no solo brindará energía, sino que también hidrataran.

No se recomienda el consumo de alimentos que tengan un contenido muy líquido, debido a que para la mayoría de las excursiones se usan mochilas o bolsos para trasladarlas, y pueden generarse accidentes con el bamboleo del caminar. Como se está en constante movimiento y el ejercicio es regular en las excursiones, lo mejor es que se tengan diversos tentempiés en nuestro haber, como frutas secas, galletas, barras energéticas, entre otras; que deberán comerse con relativa regularidad. Así evitaremos bajones y se podrá disfrutar sin ningún tipo de percance.

Vacaciones en Hoteles o Resorts

Muchas veces al hospedarnos en algún hotel, resort o posada, nos encontramos con almuerzos de restaurantes o bufets. Estos pueden ser todo un reto a la hora de tratar mantener las grasas y harinas en un nivel bajo. Es por ello que en estos casos siempre se recomienda escoger por cada pieza grasosa o alta en carbohidratos a consumir, algún equivalente saludable. Si se consume una comida poco sana, entonces podemos procurar eximirnos del postre o que este sea fruta.

Con los más pequeños es con quienes más problemas se puede tener respecto a esto, pero lo importante es mantener la posición, y hacerles entender que no se están prohibiendo consumir comidas o postres, sino que se busca dar un equilibrio.

Vacaciones en la playa

Cuando se disfrutan de vacaciones en las que nos exponemos mucho al sol, la comida que debemos ingerir debe haber estado poco tiempo si refrigeración. Mientras se esta en lugares muy calientes, las bacterias presentes en los alimentos se desarrollan más rápido, por lo que es importante tener alguna forma de refrigeración, especialmente si se va a consumir alimentos que contengan huevo, ya que se aumenta el riesgo de que estos posean salmonella.

Al igual que cualquier otra proteína como pescados o mariscos, que no se encuentre bien cocinada, sino se encuentra refrigerada antes de colocar al fuego, o no hay normas mínimas de sanidad, es mejor no consumirlas. Si nos vamos a alimentar en la playa, lo mejor es seguir los mismos consejos que damos si nos vamos de excursión, e ingerir comidas prácticas, que ya se encuentren preparadas y que puedan ser consumidas sin importar la temperatura del ambiente.

Otros consejos en Vacaciones de verano

Otros consejos a tomar en cuenta para alimentarnos sanamente en las vacaciones de verano, pueden ser los siguientes:

  1. Las preparaciones simples y sabrosas son nuestras mejores amigas.
  2. Cuidar siempre la hidratación, mientras más líquido y agua consumamos, mejor nos encontraremos.
  3. Comamos muchas frutas y vegetales de temporada, ellos son los más propicios pues poseen todos los nutrientes para afrontar el calor del verano.
  4. Busquemos formas divertidas de alimentar a los niños e hidratarlos, un rico sorbete o helado puede ser una opción muy buena para ello.
  5. Lavar correctamente todas las frutas y vegetales.
  6. No saltarnos las comidas, esto es una de las cosas más comunes en vacaciones y que repercute muchísimo en nuestra salud y al momento de volver a la rutina.
  7. Cuidar que los restaurantes, en especial si son chiringuitos, tengan la mayor salubridad posible y no escoger solo las tapas más grasosas sino algunas con mayor cantidad de nutrientes.
  8. Buscar siempre equilibrar nuestra alimentación pero nunca privarnos de disfrutar lo bueno de las vacaciones.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *