1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Contaminación Mariscos y Moluscos

Qué vas a encontrar...

Origen

Los mariscos, al igual que otros alimentos, resultan peligrosos cuando no cuidamos su higiene o el proceso de conservación de los mismos no ha sido el adecuado.

  • Los síntomas de la intoxicación por mariscos se pueden presentar desde 2 a 12 horas después de comerlos y se manifiesta como: Cólicos abdominales, diarrea, náuseas y vómitos y malestar general
  • Los moluscos de concha están entre los alimentos más susceptibles de provocar intoxicaciones alimentarias, porque concentran bacterias o virus que pueden ser patógenos. La toxiinfección que más se produce por los mejillones es la desarrollada por Norovirus. Los síntomas habituales suelen ser vómitos, diarrea, malestar general, dolor de cabeza y dolor abdominal

Medidas

  • Comprar mariscos y moluscos solo en lugares autorizados
  • No consumir ningún tipo de marisco crudo o mal cocido
  • Hervir los mariscos durante 15 minutos
  • Mantener la cadena de frío de los alimentos. Enfriar rápidamente y refrigerar los productos del mar luego de ser cocidos, si no son consumidos inmediatamente
  • Si no vas a consumir inmediatamente guárdalos en la parte baja de la nevera (la menos fría), envueltos en un paño húmedo, durante dos días como máximo
  • En el caso de los moluscos, comprar preferiblemente los que se vendan en mallas, con un etiquetado que certifique su paso por la depuradora
  • Que los moluscos estén cerrados y pesen mucho es una buena señal: significa que están vivos y no se han abierto, por lo que no se han podido contaminar en el transporte

Viste también estos artículos...

  • AnisakisAnisakis Origen El Anisakis es un parásito de pescados y crustáceos de aguas marinas. Sólo […]
  • BotulismoBotulismo Origen El botulismo es una toxina nerviosa paralizante, considerada una de las […]
  • QuemadurasQuemaduras Tipo de Quemaduras ¿Qué hacer en caso de quemadura? Se recomienda aplicar abundante […]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *