1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Hidratar

Qué vas a encontrar...

Utilidad

Una técnica de conservación de los alimentos es desecarlos, es decir, extraerles el líquido que contienen.

Los alimentos desecados se mantienen en buenas condiciones durante mucho más tiempo, soportan altas temperaturas sin estropearse, son más fáciles de trasportar. Para cocinarlos debemos de volver a hidratarlos, es decir, añadir un líquido a un alimento desecado.

Existen dos formas fáciles y rápidas con las que podrás rehidratar los alimentos desecados.

Proceso

Es posible rehidratar alimentos mediante dos maneras sencillas y bastante rápidas:

  • Uno de los métodos consiste en colocar sobre una superficie plana, como puede ser una bandeja de horno, los alimentos extendidos de forma que no se superpongan unos con otros. Una vez colocados se añade el líquido con el que queramos rehidratar los alimentos (agua, zumo, leche…). En el caso de la lasaña se añade agua caliente y se espera unos minutos para que la placa de pasta absorba el agua.
  • Otra técnica consiste en colocar una olla con una taza de agua a un fuego medio-alto, hasta que el agua comience a hervir. Una vez hierva, se añade una taza de alimento desecado y se deja que la comida hierva a fuego lento hasta que la comida se ablande.

Viste también estos artículos...

  • CaramelizarCaramelizar Utilidad y Proceso La caramelización es un fenómeno culinario que se produce […]
  • GelatinaGelatina Utilidad y Proceso La gelatina es una sustancia incolora e inodora, extraída de los […]
  • Salsa BechamelSalsa Bechamel Proceso de elaboración Primero elaborar un roux. Un roux es la mezcla de […]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *