1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
buenos hábitos alimenticios

¿Por qué deben crear buenos hábitos alimenticios desde pequeños?

Los buenos hábitos son aquellas actividades que se realizan con una periodicidad fija y que tienen como objetivo mejorar la calidad de vida; existen hábitos de descanso, de ejercicio físico, de alimentación, entre otros, que tienen un efecto positivo en la salud. Desde Kitchen Academy, conscientes de la importancia de la buena alimentación, fomentamos crear buenos hábitos alimenticios desde temprana edad, a través del acercamiento de los más pequeños a la cocina y sus secretos, acompañados de expertos en el ámbito culinario.

Tener buenos hábitos alimenticios es la clave para complementar un estilo de vida sano que nos mantengan con buena salud, alejados de las consultas médicas, tratamientos y afecciones que limitan nuestras actividades diarias.

Importancia de crear buenos hábitos alimenticios

En los niños, las rutinas representan una estabilidad y seguridad en su etapa de crecimiento, pues saber qué tienen que hacer los ayuda a organizarse; hacer determinadas tareas en un momento específico, repetir procesos que mejoren su memoria, los refuerza en la formación de su personalidad y a responder mejor en su proceso educativo.

Crear buenos hábitos alimenticios es la forma de asegurar que los niños tengan consciencia de los alimentos que ingieren, su calidad, combinación, cantidad, frecuencia, y, sobre todo, sus efectos en el organismo. Esos buenos hábitos incluyen los horarios, otro elemento importante para crear buenos hábitos alimenticios, pues contribuye con la organización de las actividades a realizar, incluyendo la hora de las comidas principales y las meriendas, como forma de fortalecer el organismo.

En este aspecto, la puntualidad es un factor esencial, pues las deshoras se convierten en un desarreglo que puede conducir a desórdenes alimenticios cuyas consecuencias pueden ser anorexia, bulimia, desnutrición, sobrepeso, anemia y una serie de enfermedades irreversibles.

Los niños y la alimentación

Es la etapa infantil el período más importante para crear buenos hábitos alimenticios, pues es en esta cuando los niños necesitan los nutrientes presentes en todos los grupos alimenticios, para su desarrollo, crecimiento y respuesta cognitiva. Cuando el niño comienza su etapa escolar, la alimentación es crucial para su rendimiento estudiantil, tanto en el aspecto de enseñanza-aprendizaje como en el rendimiento físico, y en su proceso de socialización.

¿Cómo crear buenos hábitos alimenticios en los niños?

La responsabilidad de los padres es crear buenos hábitos alimenticios en los niños, pensando en su salud, en su crecimiento, desarrollo y actividades diarias, especialmente las escolares. Para esto, el consejo para los padres es:

Enseñar con el ejemplo

Los padres que comen saludable e incluyen todos los grupos alimenticios en las comidas principales y meriendas, enseñan a los niños a disfrutar de la comida nutritiva. Los niños copian lo que hacen los padres y adoptan las costumbres que ven en ellos; más allá de los consejos y de las conversaciones que tengan, el ejemplo es esencial para que los niños imiten ese comportamiento.

Comer en familia

Comer en familia es una actividad crucial a la hora de crear buenos hábitos alimenticios en los niños, pues da la oportunidad de hacer sobremesa, hablar de temas familiares, responder dudas de los niños, y esencialmente, comentar sobre la importancia de la buena alimentación.

No se requiere de menús muy elaborados, ni de un protocolo exigente, sino de disponer de la mesa para cada comida, con los utensilios necesarios y la preparación de platos completos y suficientes.

También es el espacio ideal para iniciarlos en el uso de cubiertos, servilletas y vasos, así como de enseñarlos a no hablar de temas inapropiados, comer con la boca cerrada adoptar una serie de normas para el comportamiento adecuado mientras comen.

Ni premio ni castigo

Evitar hacer de la comida un castigo o un premio hace que los niños no relacionen las comidas con su comportamiento, ni con rechazar los alimentos que no les agradan. Lo mejor es dar por hecho que todos los ingredientes son sabrosos, aunque sean desconocidos para ellos, y que les harán bien a su organismo, los ayudarán a crecer y a disfrutar de sus rutinas diarias.

Involucrarlos en la preparación de alimentos

Otra forma de crear hábitos alimenticios en los niños es incorporándolos en la preparación de las comidas, o escuchando sus sugerencias sobre lo que quisieran comer.

Cuando los niños forman parte de la conformación de los menús y de su preparación están tomando consciencia de su importancia como comensales, sienten que son tomados en cuenta y que sus opiniones son consideradas. Además, comienzan a acercarse a la cocina, a tener interés por los ingredientes, conocer técnicas, combinaciones, etc.

buenos hábitos alimenticios

Otros hábitos importantes para la buena nutrición de los niños

No saltarse las comidas

Una de las formas más fáciles de romper un hábito es restándole importancia a los horarios, como el de saltarse las comidas, lo cual conduce progresivamente a un desorden con consecuencias directas en la salud. Los niños deben saber que se debe comer tres veces al día (comidas principales) y por lo menos dos meriendas.

Incluir todos los grupos de alimentos

En las comidas principales se debe incluir vegetales, frutas, proteínas y carbohidratos, pues todos son fuente de energía y nutrición importantes para el organismo y su desarrollo adecuado.

Consumir agua

Los jugos naturales de frutas son importantes, así como el agua, la cual facilita los procesos digestivos y nos mantiene hidratados a lo largo del día.

Poca sal, azúcar y grasas

El exceso de sal, azúcar refinada y grasas tienen consecuencias negativas a mediano y largo plazo, por eso la importancia de no agregar sal adicional a las comidas, y de evitar el consumo de azúcar y carbohidratos refinados en forma de postres, panes, galletas, etc.

Completo, balanceado y suficiente

Esta forma de comer incluye todos los grupos alimenticios, lo cual es esencial para crear hábitos alimenticios en los niños, así como las cantidades; no podemos pretender que los niños coman como adultos, ni restarles cantidades de manera que queden insatisfechos.

Evitar distracciones

Tratar de hacer de las comidas un momento exclusivo para disfrutar en familia, y alejar los dispositivos electrónicos, así como el televisor, pues restan importancia tanto a lo que se ingiere como al momento.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *