1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
¿Es verdad que nuestros hijos deben comer de todo?

¿Es verdad que nuestros hijos deben comer de todo?

La alimentación es un factor fundamental en el crecimiento y desarrollo infantil, por eso es que la respuesta a la pregunta de si es verdad que nuestros hijos deben comer de todo es un rotundo sí, pero se debe tomar en cuenta una serie de elementos que mencionaremos a continuación.

Lo primero a considerar es que la buena alimentación de nuestros hijos depende 100% de nosotros, sus padres, pues somos los responsables de llevar a casa todo lo que se va a consumir, y te aseguramos que desde Kitchen Academy, escuela de cocina infantil en Alcobendas, te podemos proporcionar las claves para tener niños sanos a partir de una buena alimentación.

Inscribirlos en una escuela de cocina infantil ayudará a que los niños se familiaricen con los alimentos, aprendan de su importancia para el organismo y tengan más interés en aprender diferentes formas de prepararlos.

¿Es verdad que nuestros hijos deben comer de todo?

La importancia de la buena alimentación de nuestros hijos

No siempre resulta fácil conseguir que los niños coman todo lo que deben comer según su edad, especialmente verduras y frutas, sin embargo, no es imposible, todo pasa por tener paciencia y creatividad a la hora de ofrecer algunos alimentos. No podemos desmayar en nuestra tarea de procurar una buena alimentación a nuestros hijos, sabiendo que su salud, su desarrollo intelectual y crecimiento físico dependen de la alimentación que les proporcionemos.

Desde su nacimiento, el niño tiene requerimientos nutricionales que serán determinantes durante sus primeros meses; ya después de los dos años, pasará de la etapa de la lactancia materna (principal y complementaria), a ingerir otro tipo de alimentos.

  • El organismo del niño está en formación y crecimiento, y una buena alimentación será esencial para lograr la talla y el peso acordes con su edad.
  • Las respuestas intelectuales y psicomotoras también son relevantes en los primeros años de crecimiento del niño, por eso debemos darle los alimentos necesarios para que estas sean oportunas y conformes a la etapa en la que se encuentre.
  • La buena alimentación de nuestros hijos es la primera barrera de protección ante enfermedades de cualquier tipo.
  • Anemia, sobrepeso, obesidad, caries, problemas de aprendizaje escolar, entre otras, son enfermedades que suelen aparecer en niños que tienen deficiencia nutricional o desnutrición.
  • La energía física y la respuesta intelectual que deben dar los niños son determinadas por una sana alimentación, lo cual incluye la introducción de alimentos de todos los grupos en todas las comidas del día, bien en casa o en la escuela, que será la que les proveas en su lonchera.
  • Los buenos hábitos alimenticios marcarán la vida de los niños hasta la adultez, especialmente si desde temprana edad se les habla de la importancia de una buena alimentación para su salud general.

¿Cómo hacer que los niños coman de todo?

Cuando mencionamos aspectos como la paciencia y la creatividad, hacemos referencia a no cansarnos ni renunciar a la idea de que los niños coman de todo. Si en la primera oportunidad el niño no quiere probar un alimento nuevo para él, se debe dejar pasar un tiempo y volver a ponérselo en el plato, quizá de forma diferente. Lo importante es perseverar y hacerlo las veces que sean necesarias; algunos aconsejan ofrecérselo hasta quince veces.

En cuanto a la creatividad, probar disfrazar los sabores, especialmente de aquellas verduras que no tienen sabor ni forma atractivos; combinárselas con frutas, en batidos, licuados o papillas.

  • Introduce una variedad de alimentos desde temprana edad, esto ayudará a que se familiarice con ellos y a acostumbrarse a no dejarlos en el plato.
  • Trata de poner cantidades razonables de alimentos, de manera que al terminarlos sienta que no es difícil ni desagradable comerlos.
  • No hagas que los niños vean en estos alimentos una forma de castigo, por el contrario, háblales en positivo de lo bueno que resultan para su formación, interacción, socialización y juegos con sus compañeros.
  • Come junto a ellos y trata de no darle mucha importancia al hecho de que los coman o no, pues de alguna manera tu reacción tendrá relación con su respuesta.
  • La imitación es una de las formas de aprendizaje del niño, sobre todo en edad pre y escolar; así que, sentados todos en la mesa comiendo conseguirás que imite a los mayores y termine todos los componentes del plato.
  • Crea horarios de comida que se respeten y se cumplan todos los días; esto hablará de lo importante que es para todos la buena alimentación.
  • Permíteles que exploren el plato, que coman un poco de cada alimento; recuerda que cada niño consume cantidades diferentes cada día o en cada ración del día.
  • Si un niño comió completo durante el desayuno, no necesariamente lo hará en la comida o la cena; tampoco significa que lo hará igual al día siguiente. Pero fíjate que sean más los días que coma completo y variado.
  • No intentes convencerlo de que coma todo lo que le pongas en el plato acudiendo a los castigos o los premios, pues con los castigos, por ejemplo, puede ocurrir que al pasar el tiempo escalen y se llegue al maltrato verbal, a los gritos, molestias, etc., y agotarse, en el caso de los premios.
  • Haz de la comida momentos divertidos, inventa historias o canciones sobre los alimentos, para que se entusiasme y pruebe productos nuevos con mejor disposición.
  • Elabora platos atractivos, haz paisajes, caritas, ojitos, orejas, especialmente con los vegetales, para que sienta curiosidad por probarlos.
  • Trata de combinar alimentos nuevos con otros que ya conozca y le agraden, así sabrá que pueden tener diferentes sabores y texturas.
  • Permite que juegue con los alimentos, pues esta es una forma de exploración; al agarrar los alimentos con las manos habrá mayor probabilidad de que se los lleve a la boca, los mastique y los trague sin mucha complicación.
  • No acudas a las distracciones como el televisor o la tableta; haz que la hora de la comida sea única y exclusiva, esto ayudará a la conformación de los hábitos que tanto ayudan a una buena alimentación de nuestros hijos.

Viste también estos artículos...

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *